content/es-mx/images/repository/isc/2021/is-file-sharing-safe-1.jpg

¿Qué es el uso compartido de archivos?

El uso compartido de archivos, a veces también llamado intercambio de archivos, se refiere a compartir o proporcionar acceso a archivos de computadora a través de una red. Se pueden compartir varios tipos de archivos, incluidos documentos, archivos multimedia (audio o video), gráficos, programas de computadora, presentaciones o libros electrónicos.

La tecnología de intercambio de archivos permite que las personas utilicen los mismos archivos mediante su lectura, visualización, escucha, modificación, copia o impresión. Un método común para el uso compartido de archivos implica el intercambio de archivos en línea o en la nube, o la transferencia de archivos, que otorga acceso a archivos y contenido de un usuario a otro a través de Internet. Algunos servicios para compartir archivos son gratuitos, mientras que otros (que ofrecen más funciones) requieren un pago.

Si bien es conveniente y útil, el uso compartido de archivos también puede exponer a los usuarios a varias amenazas en línea, incluido el robo de identidad, la exposición a virus y gusanos y las consecuencias del spyware.

Tipos de uso compartido de archivos

El "uso compartido de archivos" es un término amplio que cubre diferentes métodos para compartir archivos. Algunos de los métodos de uso compartido de archivos más comunes incluyen lo siguiente:

Programas de protocolo de transferencia de archivos (FTP, por sus siglas en inglés):

El sistema de transferencia de archivos más común en Internet es el Protocolo de transferencia de archivos o FTP. El FTP se utiliza para acceder a archivos o editarlos entre una cantidad determinada de usuarios que cuentan con una contraseña. Luego, los usuarios obtienen acceso a los archivos compartidos desde un sitio de servidor FTP. Muchos sitios FTP ofrecen un uso compartido público de archivos, o bien les permiten a los usuarios ver o descargar archivos usando una contraseña pública. El FTP suele usarse para archivos grandes, tipos de archivos inusuales o datos heredados.

Redes entre pares (P2P, por sus siglas en inglés):

El uso compartido de archivos entre pares transfiere archivos entre dos dispositivos individuales (uno a uno) en lugar de que un servidor los descargue o cargue desde varios dispositivos (uno a muchos). P2P generalmente involucra a muchas personas que comparten archivos. En los primeros días del intercambio por P2P, servicios como Napster conectaban a usuarios que compartían archivos de música de forma ilegal. Hoy en día, el protocolo BitTorrent es el método principal de intercambio de archivos legales e ilegales. P2P es bueno para compartir archivos con un pequeño grupo de personas o compartir archivos que no están disponibles en repositorios públicos.

Medios de almacenamiento extraíbles:

Esto implica cualquier cosa que se pueda quitar físicamente de un dispositivo o una computadora, como memorias USB, discos ópticos, tarjetas de memoria y discos duros extraíbles. El usuario puede transferir o insertar archivos desde su dispositivo en el medio de almacenamiento extraíble y, luego, entregárselo físicamente a la persona con quien desea compartir los archivos. Estos pueden incluir un servidor FTP por motivos de seguridad, que solicita un nombre de usuario y una contraseña válidos para permitirle el acceso a otras personas. Los medios de almacenamiento extraíbles suelen usarse para archivos muy grandes o datos confidenciales.

Servicios de intercambio de archivos en línea:

Esto incluye servicios web populares como Dropbox o Resilio que les permiten a los usuarios almacenar o compartir datos en Internet para uso personal o comercial. Un miembro puede cargar fotos, documentos, archivos PDF, etc., en una plataforma de intercambio de archivos en línea que les permite a otros descargar estos archivos utilizando la misma plataforma. El uso compartido de archivos en línea o en la nube es adecuado para compartir archivos rápidamente y crear copias de seguridad de los datos.

El método correcto para compartir archivos dependerá de tus necesidades de usuario. Las variables a considerar incluyen el precio, la compatibilidad con dispositivos y sistemas operativos y, por supuesto, la seguridad. El cifrado de datos es uno de los tipos de seguridad esenciales a tener en cuenta cuando buscas sistemas seguros para compartir archivos. Esencialmente, el propósito del cifrado de datos es hacer que la información confidencial sea ilegible mediante el uso de un algoritmo particular. El cifrado de datos garantiza que solo los usuarios o las computadoras con autorización puedan ver las versiones decodificadas de tus archivos. De esta manera, en caso de que ocurra una violación de seguridad, el perpetrador solo verá la versión encriptada del archivo y, por lo tanto, no podrá extrapolar ninguna información confidencial que haya dentro.

¿Cómo funciona el uso compartido de archivos?

La mayoría de los sitios para compartir archivos en línea son fáciles de usar:

  • Subes el archivo que quieres compartir
  • Recibes un enlace de descarga
  • Puedes compartir el enlace de descarga con quien quieras que tenga el archivo

Algunos sitios para compartir archivos ofrecen funciones como cifrado o protección con contraseña para ayudar a garantizar que solo vean tus archivos los usuarios que tú elijas. Los sitios de almacenamiento en la nube funcionan de manera similar y se utilizan para un propósito parecido.

Algunos sitios para compartir archivos ofrecen cuentas gratuitas para archivos pequeños, pero solicitarán una tarifa si deseas almacenar archivos más grandes. Alternativamente, ofrecerán una experiencia de usuario mejorada para los usuarios pagos, como velocidades mayores, cargas simultáneas o un sitio sin publicidad. 

En el caso del uso compartido entre pares (de música, software, imágenes, etc.), puedes visitar foros de uso compartido de archivos y buscar lo que deseas por título. Ten en cuenta que las redes P2P suelen ser puntos de acceso para el malware, el phishing y otros riesgos en línea y, por lo tanto, pueden representar una grave amenaza para tu PC. Por esta razón, muchas redes P2P incluyen exenciones de responsabilidad para los usuarios. En estas exenciones, se señala a los usuarios que están utilizando el sitio bajo su propio riesgo.

Seguridad en el uso compartido de archivos

Riesgos en el uso compartido de archivos

Los problemas de seguridad en el uso compartido de archivos incluyen lo siguiente:

Representar un riesgo de virus o malware

Descargar un archivo a través de una red P2P es generalmente más riesgoso que descargarlo de un sitio web. Esto se debe a que algunos archivos en las redes P2P podrían contener virus u otro malware, ya que las entidades maliciosas agrupan contenido con amenazas en línea como spyware, troyanos o gusanos. La descarga de contenido sin medidas de seguridad establecidas podría provocar vulneraciones de seguridad. Además, si descargas contenido ilegalmente (por ejemplo, películas o música), no conoces nada acerca de la fuente. Las descargas ilegales representan un riesgo de seguridad que podría ponerte en peligro a ti y a tus datos. Debido a que los atacantes evolucionan constantemente en línea, las funciones de seguridad en las aplicaciones de uso compartido de archivos no evitarán todas las amenazas a la seguridad.

Poner en riesgo la información personal

Cuando compartes archivos, les estás dando acceso a otras personas a los archivos en tu computadora. Aunque la mayoría de las personas intenta compartir solo carpetas específicas, es posible compartir accidentalmente todo el contenido de tu computadora. Algunas interfaces de intercambio de archivos exponen los directorios de tu computadora sin que lo sepas, lo que les permite a los atacantes ver información que quizás no hayas tenido la intención de compartir. Una vez que un individuo no autorizado obtiene acceso a tu servicio de intercambio de archivos, puede ser difícil establecer a qué partes ha accedido y qué tan lejos se propagó tu información privada.

Brindar involuntariamente acceso a usuarios desconocidos

Puedes dar por sentado que es seguro compartir datos personales a través del uso compartido de archivos en línea porque los envía directamente a usuarios conocidos. Sin embargo, no es posible verificar al usuario en las aplicaciones para compartir archivos, lo que significa que la persona en el otro extremo podría no ser quien tú crees que es.

Abrir puertos en tu firewall

Los firewalls están diseñados para cifrar las comunicaciones que entran y salen de tu computadora, a fin de que los atacantes no puedan ver lo que estás enviando o recibiendo. Algunas aplicaciones para compartir archivos solicitarán puertos abiertos en tu firewall para permitir que el contenido se descargue correctamente, lo que podría poner en riesgo tu dispositivo. Si omites los firewalls para cargar o descargar archivos, es posible que termines expuesto a atacantes que pueden realizar denegaciones de servicio distribuidas, ataques de intermediario y varios otros ciberataques contra tu sistema.

Exponer a los niños a contenido inapropiado

Existe la posibilidad de que los niños encuentren pornografía u otro contenido inapropiado a través de redes de intercambio de archivos. Incluso si tienes controles parentales configurados en tu computadora, es posible que estos ajustes no detecten estos archivos.

Consejos para compartir archivos de forma segura

Para maximizar la seguridad durante la transferencia y el uso compartido de archivos, aquí hay algunos consejos a tener en cuenta:

Pon atención a lo que compartes y descargas

Evita enviar información muy privada o confidencial a través de sitios de intercambio de archivos. Además, evita compartir o descargar contenido ilegal o pirateado, ya que hacerlo podría ocasionarte costosos problemas legales. Las compañías de medios han demandado con éxito a estudiantes y otras personas que han subido ilegalmente música, películas y otros contenidos protegidos por derechos de autor. Sé consciente de tus acciones en línea y evita compartir material protegido por derechos de autor.

Utiliza solo servicios legales para el uso compartido de archivos

Utiliza sitios para el uso compartido de archivos legales y seguros y evita usar cualquier servicio ilegal. Lee reseñas en línea para conocer los sitios de intercambio de archivos más seguros. Si usas software para compartir archivos en el trabajo o en tu negocio, elige un software seguro e instálalo y utilízalo correctamente. Considera pagar por una versión premium no financiada por publicidad para reducir el riesgo de que se instale adware. Descarga software solo desde los sitios web de fabricantes o revendedores autorizados. Muchas organizaciones utilizan el uso compartido de archivos cifrados para proteger los datos de los usuarios.

Revisa las opciones de seguridad disponibles para usuarios gratuitos

Las características a tener en cuenta incluyen cifrado, una cantidad limitada de descargas, protección con contraseña o cualquier otra cosa que te gustaría ver. Existen varios proveedores de uso compartido de archivos, por lo que vale la pena investigar qué está disponible y qué es adecuado para ti.

Instala y habilita un firewall

Un firewall actúa como una barrera entre tu computadora y otra red como el Internet. Los firewalls bloquean el tráfico no deseado y también pueden ayudar a evitar que el software malicioso infecte tu computadora. Si tu sistema operativo viene con un firewall integrado, asegúrate de que esté habilitado y funcione correctamente. Si tu computadora no tiene un firewall, es una buena idea instalar uno antes de compartir o descargar archivos en una aplicación para el uso compartido de archivos.

Verifica antes de utilizar el uso compartido de archivos P2P en el trabajo

Algunos empleadores tienen políticas en contra del uso de programas P2P en las computadoras de trabajo, así que consulta qué está permitido antes de usarlos. En caso de duda, es mejor limitar tus actividades de uso compartido de archivos a tus propias computadoras.

Asegúrate de que tus hijos comprendan los riesgos

Habla con tus hijos sobre los riesgos que implica la descarga de archivos desde Internet y establece herramientas de navegación seguras. Lee nuestros consejos para mantener a salvo a los niños en línea.

Instala un software antivirus de alta calidad y mantenlo actualizado

Además de ser consciente de lo que compartes y de lo que no a través de los servicios de uso compartido de archivos, es importante utilizar un antivirus de alta calidad. Por ejemplo, Kaspersky Total Security bloquea amenazas comunes y complejas, como virus, malware, ransomware, aplicaciones espía y los trucos más recientes de los hackers. Mantener actualizado tu software antivirus aumentará tu seguridad en línea.

El uso compartido de archivos en línea tiene muchas ventajas, pero como con cualquier actividad en línea, existen riesgos potenciales. Tomar precauciones razonables y utilizar un antivirus actualizado maximizará tus posibilidades de seguridad.

Artículos relacionados:

¿Es seguro compartir archivos? Riesgos del uso compartido de archivos y consejos de seguridad

¿Qué es el uso compartido de archivos? ¿Cómo funciona el intercambio de archivos? Obtén más información sobre el uso compartido de archivos cifrados, el intercambio de archivos, los sitios seguros para compartir archivos y los riesgos relacionados con el uso compartido de archivos.
Kaspersky Logo