Skip to main
content/es-mx/images/repository/isc/2019-images/Email Phishing.jpg

Recibe un mensaje de correo electrónico, en el que se le solicita, de manera formal, una donación para las víctimas del huracán que causó estragos recientemente. El dominio del remitente es “ayuda@sobrevivienteshuracan.net” y aunque la organización podría ser legítima, no ha escuchado hablar sobre ella. Por lo general, la carpeta de spam de su correo electrónico lo protege de este tipo de mensajes, pero por algún motivo este se encuentra de primero en su lista de correos. Usted tiene muchos conocimientos computacionales y no confía en ningún correo electrónico de ninguna organización que le solicite datos personales y financieros. Esto es especialmente cierto si usted no lo solicitó y no puede comprobar la identidad.

Le guste o no, recibirá este tipo de correos electrónicos de phishing a diario. La mayoría de las personas son relativamente hábiles para identificar estos mensajes y usan el sentido común para no proporcionar la información que se les solicita. Aun así, los pasos que se deben seguir cuando se recibe un correo electrónico de phishing en la bandeja principal de correos en lugar de la de spam no son claros.

¿Qué características tienen los correos electrónicos de phishing?

Uno de los motivos por los que los correos electrónicos de phishing son tan dañinos (y que, lamentablemente, suelen tener éxito) es que están diseñados minuciosamente para parecer legítimos. En ocasiones, es difícil reconocer los mensajes genuinos frente a los intentos de phishing. Por lo general, las siguientes características son comunes en los correos electrónicos de phishing y deberían considerarse señales de alerta:

  • archivos adjuntos o vínculos;
  • errores ortográficos;
  • gramática deficiente;
  • gráficos con aspecto poco profesional;
  • urgencia innecesaria por verificar su dirección de correo electrónico u otro tipo de información personal de inmediato;
  • saludos genéricos, como “Estimado cliente”.

Consejos para evitar correos electrónicos de phishing

Preocuparse por detectar correos electrónicos de phishing es un paso clave. Si ya hay uno en su bandeja de entrada, aplique estas estrategias para evitar convertirse en una víctima de ataque de phishing.

  • Elimine el correo electrónico sin abrirlo.

La mayoría de los virus se activan cuando abre un archivo adjunto o hace clic en un vínculo situado dentro de un correo electrónico. No obstante, algunos clientes de correo electrónico admiten la ejecución de scripts, lo que permite que un virus ataque simplemente por abrir un correo electrónico sospechoso. Lo mejor es no abrir todos los correos juntos.

  • Bloquee el remitente forma manual.

Si su cliente de correo electrónico permite bloquear remitentes de forma manual, hágalo.

Tome nota de la dirección del dominio del correo electrónico del remitente y luego agréguelo a la lista

de remitentes bloqueados. Esto es particularmente eficaz si comparte el buzón de correo electrónico con algún miembro

de la familia. Es posible que alguien más abra un correo electrónico de aspecto legítimo

que no se encuentra en la carpeta de spam y realice alguna acción indebida.

  • Adquiera una línea adicional de seguridad.

Nunca se está demasiado seguro. Considere adquirir software antivirus para supervisar su buzón de correo.

Recuerde que la mejor manera de manejar un correo electrónico de phishing es eliminarlo inmediatamente. Cualquier medida adicional que tome para limitar su exposición a estos ataques podría ayudarlo.

Otros artículos y vínculos relacionados:

Productos:

Cómo reconocer y evitar correos electrónicos de phishing

Descubra cómo reconocer las características comunes entre los correos electrónicos de phishing, además de tres consejos fundamentales para evitar los ataques de hackers.
Kaspersky Logo