Skip to main
content/es-mx/images/repository/isc/2022/cryptocurrency-scams-1.jpg

Los estafadores siempre están buscando nuevas formas de robar dinero, y el crecimiento masivo de las criptomonedas en los últimos años ha propiciado muchas oportunidades para ello. El crimen ligado a las criptomonedas tuvo un año récord en 2021: según un informe de la empresa de cadena de bloques de datos Chainalysis, los estafadores robaron USD 14 000 millones en criptomonedas ese año. Si le interesan las criptomonedas, es importante que conozca los riesgos. Continúe leyendo para saber más sobre las estafas más comunes con criptomonedas, cómo detectarlas y cómo evitarlas.

Estafas de inversión con criptomonedas

Hay muchos tipos de estafas con criptomonedas. Entre las más comunes, se incluyen las siguientes:

Sitios web falsos

Los estafadores a veces crean plataformas falsas de intercambio de criptomonedas o versiones falsas de billeteras de criptomonedas para engañar a víctimas desprevenidas. Estos sitios web falsos suelen tener nombres de dominio similares a los que intentan copiar, pero con alguna pequeña diferencia. Lucen muy parecidos a los sitios legítimos, por lo que es difícil distinguirlos. Los sitios falsos de criptomonedas operan de alguna de estas dos formas:

  • Como páginas de phishing: todos los datos que ingrese, como la contraseña o la frase de recuperación de su billetera de criptomonedas y otra información financiera, termina en manos de los estafadores.
  • Como un robo directo: en un principio, el sitio puede permitirle retirar una pequeña cantidad de dinero. A medida que sus inversiones parezcan tener un buen rendimiento, es probable que invierta más dinero en el sitio. Sin embargo, cuando posteriormente quiera retirar su dinero, puede que el sitio se cierre o que rechace la solicitud.

Estafas de phishing

Con las estafas de phishing con criptomonedas, se suele buscar información relacionada con las billeteras en línea. Los estafadores apuntan a las claves privadas de las billeteras de criptomonedas, que son necesarias para acceder a los fondos que contienen. Su método de trabajo es similar a otros intentos de phishing y se relaciona con los sitios web falsos antes descritos: envían un correo electrónico para captar a los receptores y hacer que ingresen a un sitio web armado especialmente y les solicitan que ingresen información privada importante. Cuando adquieren esa información, roban las criptomonedas de las billeteras.

Estrategias de inflar y vender

Consiste en que los estafadores promocionen una moneda o un token particular a través de correos electrónicos o de las redes sociales, como Twitter, Facebook o Telegram. Para no quedarse afuera, los comerciantes se lanzan a comprar las monedas y, de esta forma, disparan el precio. Una vez que logran inflar el precio, los estafadores venden sus participaciones, lo que provoca una caída del valor del activo. Esto puede suceder en cuestión de minutos.

Aplicaciones falsas

Otra forma habitual en la que los estafadores engañan a los inversores de criptomonedas es a través de aplicaciones falsas disponibles para descargar en Google Play y la App Store de Apple. Si bien estas aplicaciones falsas se detectan y se eliminan rápidamente, afectan muchos balances. Miles de personas han descargado aplicaciones falsas de criptomonedas. 

Respaldos falsos de celebridades

A veces, los estafadores de criptomonedas se hacen pasar por celebridades, empresarios o personas influyentes, o afirman contar con su apoyo, para captar la atención de posibles víctimas. En ocasiones, esto incluye vender criptomonedas fantasmas que no existen a inversores inexpertos. Estas estafas pueden ser sofisticadas: utilizan sitios web llamativos y folletos que simulan el respaldo de celebridades, como Elon Musk.

Estafas de regalos

Suceden cuando los estafadores prometen igualar o multiplicar las criptomonedas que se les envían en lo que se conoce como estafa de regalo. Mandan mensajes ingeniosos procedentes de lo que, a menudo, parece una cuenta válida en las redes sociales para generar una sensación de legitimidad y provocar urgencia. Esta supuesta oportunidad “única en la vida” puede hacer que las personas transfieran fondos al instante, con la esperanza de obtener un rendimiento instantáneo.

Estafas de extorsión y chantaje

Otro método que los estafadores utilizan es la extorsión. Mandan correos electrónicos en los que informan que tienen un registro de sitios web para adultos visitados por el usuario y los amenazan con exponerlos, a menos que compartan claves privadas o les envíen criptomonedas.

Estafas de minería en la nube

La minería en la nube hace referencia a empresas que permiten alquilar el hardware de minería que operan, a cambio de una cuota fija y una parte de los ingresos que supuestamente obtendrán los usuarios. En teoría, esto les permite a las personas minar de manera remota sin comprar un hardware costoso de minería. Sin embargo, muchas empresas de minería en la nube son una estafa o, al menos, ineficientes: los usuarios terminan perdiendo su dinero o ganando menos de lo prometido.

Ofertas iniciales de monedas (ICO) fraudulentas

Una oferta inicial de monedas o ICO, por sus siglas en inglés, es una forma de que las empresas emergentes de criptomonedas recauden dinero de los futuros usuarios. En general, a los clientes se les promete un descuento en las criptomonedas nuevas a cambio de que envíen criptomonedas activas, como bitcoin u otra criptomoneda popular. Muchas ICO han resultado ser fraudulentas; los delincuentes han hecho hasta lo imposible para engañar a los inversores, como alquilar oficinas falsas y crear materiales de marketing de alto nivel.

Cómo detectar estafas con criptomonedas

La pregunta es: ¿cómo detectar una estafa con criptomonedas? Las señales de alerta que hay que observar son las siguientes:

Promesas de rendimientos asegurados: ninguna inversión financiera puede garantizar rendimientos futuros, porque las inversiones pueden subir o bajar. Cualquier oferta de criptomonedas que le prometa que va a ganar dinero es una señal de alerta.

Un documento técnico mediocre o inexistente: toda criptomoneda debe tener un documento técnico, ya que es uno de los aspectos más importantes de una oferta inicial de monedas. En el documento técnico, se debe explicar cómo se diseñó la criptomoneda y cómo funcionará. Si el documento técnico no tiene sentido, o peor, no existe, entonces tenga cuidado.

Marketing excesivo: todas las empresas se promocionan, pero una de las formas en que los estafadores de criptomonedas atraen a las personas es invirtiendo en mucho marketing, como por ejemplo en publicidad en línea, pago a personas influyentes, promociones fuera de línea y demás. Esto está pensado para alcanzar a la mayor cantidad de personas en el menor tiempo posible, y así recaudar dinero rápido. Si cree que el marketing de una oferta de criptomonedas es excesivo o incluye promesas extravagantes sin respaldo, tómese su tiempo e investigue más a fondo.

Miembros del equipo anónimos: en la mayoría de las empresas de inversión debería ser posible averiguar quiénes son las personas que están detrás. En general, están las biografías de las personas que dirigen la inversión al alcance de la mano, además de una presencia activa de ellas en las redes sociales. Si no puede encontrar quién está detrás de las criptomonedas, tenga precaución.

Dinero gratis: ya sea en efectivo o en criptomonedas, es probable que cualquier oportunidad de inversión que prometa dinero gratis sea falsa.

¿Es una estafa la criptomoneda?

Cómo protegerse de las estafas con criptomonedas

Muchos fraudes con criptomonedas son sofisticados y convincentes. A continuación presentamos algunas medidas que puede tomar para protegerse:

Proteja su billetera: para invertir en criptomonedas, necesita una billetera con claves privadas. Si una empresa le pide que comparta sus claves para participar en una oportunidad de inversión, es muy posible que se trate de una estafa. Mantenga la privacidad de sus claves.

Controle la app de su billetera: la primera vez que transfiera dinero, envíe una pequeña suma para confirmar la legitimidad de la app. Si actualiza la app de la billetera y observa algún comportamiento sospechoso, cancele la actualización y desinstale la app.

Invierta solamente en cosas que entiende: si no tiene en claro cómo funciona una criptomoneda en particular, lo mejor es hacer una pausa e investigar mejor antes de definir si invertir o no.

Tómese su tiempo: los estafadores suelen usar estrategias para presionar a los usuarios y hacer que inviertan su dinero rápido; por ejemplo, prometiendo bonificaciones y descuentos si participan de inmediato. Tómese su tiempo y realice su propia investigación antes de invertir dinero.

Tenga precaución con los anuncios en las redes sociales: los estafadores de criptomonedas suelen utilizar las redes sociales para promocionar sus esquemas fraudulentos. Pueden usar imágenes no autorizadas de celebridades o empresarios reconocidos para dar una impresión de legitimidad, o prometer regalos o dinero gratis. Manéjese con un escepticismo sano cuando vea oportunidades de criptomonedas promocionadas en las redes sociales y realice su propia investigación.

Ignore las llamadas en frío: si alguien se pone en contacto con usted de la nada para ofrecerle una oportunidad de inversión en criptomonedas, posiblemente sea una estafa. Nunca revele información personal ni transfiera dinero a alguien que se comunica de esta manera.

Descargue aplicaciones únicamente desde plataformas oficiales: si bien las aplicaciones falsas pueden llegar a estar en Google Play o en App Store de Apple, es más seguro descargarlas desde estas plataformas que desde otro lugar.

Investigue: las criptomonedas más populares no son una estafa, pero si no conoce una criptomoneda en particular, investigue: vea si hay un documento técnico que pueda leer, averigüe quién maneja la moneda y cómo opera, y lea opiniones y testimonios reales. Busque una lista actualizada y fiable de criptomonedas falsas para detectar las estafas.

Cuidado si es muy bueno para ser verdad: si una empresa le promete rendimientos asegurados o una fortuna de la noche a la mañana, seguramente se trate de una estafa. Si algo parece demasiado bueno para ser real, manéjese con cautela.

Por último, como sucede en cualquier oportunidad de inversión, nunca invierta dinero que no pueda darse el lujo de perder. Incluso si no conforma una estafa, las criptomonedas son volátiles y especulativas, por lo que es fundamental que comprenda los riesgos.

Qué hacer si es víctima de una estafa con criptomonedas

Ser víctima de una estafa con criptomonedas puede ser una experiencia terrible, por lo que es muy importante actuar con rapidez si realizó un pago o reveló información personal.

Comuníquese con su banco de inmediato en los siguientes casos:

  • si hizo un pago usando una tarjeta de débito o crédito;
  • si hizo un pago por transferencia bancaria;
  • si compartió información personal sobre usted.

Los criptoestafadores suelen vender la información que consiguieron a otros criminales, así que es fundamental que cambie todos sus nombres de usuario y contraseñas para evitar más daños. Si es víctima de una estafa con criptomonedas en las redes sociales, puede denunciarlo en la plataforma de la red social correspondiente. Según dónde viva, puede denunciar estafas al organismo correspondiente en su jurisdicción; por ejemplo, en Estados Unidos es la Comisión Federal de Comercio. Otros países tienen sus oficinas correspondientes.

Preguntas frecuentes sobre estafas habituales con criptomonedas

Productos recomendados:

Más información:

Estafas comunes con criptomonedas y cómo evitarlas

Una estafa con criptomonedas es un tipo de fraude de inversión. Aprenda a detectar y a evitar los fraudes con criptomonedas.
Kaspersky Logo