content/es-mx/images/repository/isc/2017-images/33-hijacking.jpg

Uno de los temas de discusión más populares en los tableros de anuncios de ayuda informática son los secuestros de navegador. En la mayoría de los casos, los usuarios informáticos quieren saber cómo protegerse frente a las intrusiones malintencionadas y el control externo.

Los secuestros de navegador se producen cuando software no deseado altera la actividad del navegador. Los navegadores son la “ventana” hacia Internet, y las personas los usan para buscar información o interactuar con ella.

Algunas veces las empresas agregan pequeños programas en los navegadores sin el permiso de los usuarios. Los creadores de software de secuestro van desde fabricantes de computadoras y de software hasta hackers, o cualquier combinación de los tres.

El impacto y el riesgo

Personas y organizaciones sin escrúpulos inyectan su software en los navegadores por varios motivos:

  • Para robar información de los usuarios
  • Para espiar a los usuarios
  • Para mostrar publicidad persistente
  • Para realizar ventas agresivas con período de prueba a los consumidores

En ocasiones, los hackers colocan malware en los navegadores para llevar a los usuarios a sitios web de captura de información crítica sobre ellos. Los datos pueden incluir números de identificación de usuario, contraseñas, nombres y apellidos, direcciones, números de seguro social, e incluso respuestas a las preguntas de seguridad (apellido de soltera de la madre, etc.).

Luego, los cibercriminales utilizan la información para acceder a las cuentas en las que los usuarios inician sesión a través de Internet. En algunos casos, pueden obtener los datos financieros y robar su dinero o su identidad.

Sin embargo, no hace falta ser un criminal experimentado para instalar software en el navegador de un usuario. Algunas empresas de marketing realizan lo mismo para seguir la actividad en Internet y ver los sitios que visitan los usuarios y el tiempo que pasan en las páginas web. Luego, utilizan la información por sí mismos para dirigir sus campañas o venderla a otras empresas que usan los datos para dirigir su contenido de marketing.

Algunas veces las empresas dedican sus presupuestos de publicidad a anuncios que aparecen en los dispositivos de los usuarios o en mensajes que “siguen” a los usuarios por Internet.

Cada vez con mayor frecuencia, los sitios web que venden bienes o servicios colocan píxeles en los navegadores, y dichos píxeles no siempre desaparecen, incluso después de que los usuarios responden a los anuncios u ofertas.

La forma más perniciosa de secuestro de navegador se produce cuando un proveedor fuerza un programa de software nuevo no autorizado directamente en el propio navegador. La aplicación de intrusión podría ocupar una cantidad considerable de espacio en la barra de herramientas del navegador.

El propósito generalmente es hacer que el usuario compre la versión completa de algún tipo de software, que compre a través de un sitio web del vendedor o que use un motor de búsqueda específico.

Malintencionados o no, los archivos insertados en los navegadores ocupan espacio de almacenamiento y ralentizan las velocidades de procesamiento en los equipos. Los usuarios deben persistir en la limpieza de estos archivos desde sus sistemas.

Cómo librarse de un secuestrador de navegadores

Algunos software antivirus les avisan a los usuarios de la presencia de adware y spyware, pero algunos malware nuevos podrían no ser detectados, o bien el software de seguridad podría no ser capaz de eliminar de raíz al intruso. En estos casos, los usuarios tienen que volver a instalar sus navegadores para recuperar el control de la interfaz.

En casos extremos, el programa de secuestro se vuelve a instalar automáticamente en el navegador, y los usuarios podrían tener que borrar el contenido de sus equipos, instalar un nuevo sistema operativo y usar la versión más reciente del navegador, así como restaurar sus archivos personales desde una copia de seguridad.

Cómo proteger tus sistemas del secuestro de navegadores

Protegerse contra el secuestro de navegadores es todo un reto. La limpieza frecuente de los directorios con cookies del navegador e historiales ayuda. También es fundamental instalar y mantener la calidad del software antivirus para evitar que el malware se instale automáticamente en los navegadores. El software de seguridad debe alertar a los usuarios de los intentos de instalación no autorizados y preguntar qué hacer. Esto reduce el riesgo de infección.

Además, intenta no ejecutar programas freeware, que después de la instalación podrían liberar software desconocido. Asegúrate también de revisar la configuración de descarga de cualquier software que vayas a instalar para reducir las posibilidades de aplicaciones no deseadas en el equipo.

Independientemente del método que los usuarios tomen para protegerse, la mejor defensa comienza con actualizaciones frecuentes del sistema operativo y del navegador, así como con un debido criterio cuando se visitan sitios web.

Artículos relacionados:

Productos relacionados:

¿Qué es un secuestro de navegador?

Los secuestros de navegador se producen cuando software no deseado modifica la actividad del navegador de Internet para espiar a los usuarios, robar su información o para mostrar publicidad persistente.
Kaspersky Logo