El spyware se encuentra en una especie de zona indefinida, ya que no existe una definición consolidada. Sin embargo, como es posible deducir de su nombre, el término spyware se define generalmente como un tipo de software diseñado para recopilar datos de una computadora u otro dispositivo y reenviarlos a un tercero sin el permiso ni el conocimiento del usuario. Con frecuencia, incluye la recopilación de datos confidenciales, como contraseñas, PIN y números de tarjetas de crédito, monitoreo de pulsaciones de teclas, seguimiento de los hábitos de navegación y extracción de direcciones de correo electrónico. Además de todo esto, las actividades asociadas al spyware afectan el rendimiento de la red, ya que ralentizan el sistema y merman la totalidad del proceso empresarial. Normalmente, se clasifica en cuatro categorías principales: troyanos, adware, cookies de seguimiento y monitores de sistema.

  • El spyware troyano infecta las computadoras en forma de malware troyano.
  • El adware también funciona como spyware para monitorear las computadoras y los dispositivos.
  • Los archivos de cookies de seguimiento en discos duros rastrean las actividades del usuario en Internet si un sitio es consciente de las cookies de seguimiento y se ha diseñado para usarlas.
  • Los monitores de sistema se han diseñado para rastrear cualquier actividad en una computadora y capturar datos confidenciales, como pulsaciones de teclas, historial de sitios visitados, correos electrónicos y más.

¿Qué significa el término spyware?

Spyware se refiere a software que se instala sin tu consentimiento informado, ya sea en una computadora tradicional, una aplicación en tu navegador web o una aplicación móvil que reside en tu dispositivo. En resumen, el spyware comunica información personal y confidencial sobre ti a un atacante. La información puede consistir en informes sobre tus hábitos de navegación o compras en línea, pero también se puede modificar para que registre cosas como pulsaciones de teclas, información de tarjeta de crédito, contraseñas o credenciales de inicio de sesión.

Por regla general, este software ingresa en una computadora adjuntándose a otro programa que el usuario descarga e instala en manera intencionada. En ocasiones, este proceso se ejecuta con discreción, pero en otras, el software deseado incluye en el acuerdo de licencia información que describe el spyware (pero no usa este término) y obliga al usuario a aceptar su inclusión para poder instalar el software que desea. El spyware también puede ingresar en una computadora siguiendo las mismas estrategias que el malware, por ejemplo, cuando el usuario visita un sitio web comprometido o abre un archivo adjunto malicioso en un correo electrónico.

Problemas que causa el spyware

El spyware puede causarte dos problemas principales. El primero, y quizás el más importante, es que puede robar información personal que puede usarse posteriormente para robar tu identidad. Si el software malicioso logra acceder a toda la información en tu computadora, incluso el historial de navegación, las cuentas de correo electrónico, las contraseñas guardadas que usas para tus operaciones de banca en línea y compras, además de en redes sociales, obtendrá datos más que suficientes para crear un perfil que simule tu identidad. Además, si has visitado sitios web de bancos, el spyware puede extraer información de tu cuenta bancaria o cuentas de tarjetas de crédito y venderla a terceros o, directamente, utilizarla.

El segundo problema, y el más común, es el daño que puede causar en tu computadora. El spyware puede consumir enormes cantidades de recursos de tu computadora, ralentizarla y causar desfases entre las aplicaciones o mientras navegas en Internet, colapsos o congelamientos frecuentes del sistema e incluso sobrecalentamientos que pueden dañar la computadora permanentemente. Además, puede manipular los resultados del motor de búsqueda y presentar sitios web no deseados en el navegador, lo que te puede llevar a visitar sitios peligrosos o fraudulentos. Asimismo, puede cambiar tu página de inicio e incluso modificar algunas configuraciones de tu computadora.

Cómo protegerte

La mejor manera de controlar el spyware es, en primer lugar, impedir que ingrese en tu computadora, pero no siempre puedes evitar descargar programas y no hacer clic jamás en archivos adjuntos de correo electrónico. En ocasiones, incluso un sitio web de confianza puede verse comprometido e infectar tu computadora, aunque no hayas hecho nada malo.

Numerosas personas están recurriendo a soluciones de seguridad de Internet con capacidades confiables de detección de virus y protección proactiva. Si tu computadora ya está infectada, numerosos proveedores de seguridad ofrecen utilidades de eliminación de spyware que te pueden ayudar a identificarlo y eliminarlo. Existen varias soluciones antivirus gratuitas en el mercado, pero aunque una prueba gratuita de un programa antivirus es una excelente manera de identificar el mejor producto para ti, no te fíes de una solución que promete protección ilimitada sin ningún costo. Estos programas suelen carecer de ciertas funciones, como teclado virtual cifrado para ingresar información financiera o un filtro antispam potente y un sistema de detección basado en la nube, lo que deja tu computadora expuesta a riesgos. Cuando vayas a elegir una solución de eliminación de spyware, procura decantarte por un proveedor de seguridad de Internet confiable, puesto que determinadas utilidades pueden ser fraudulentas e incluso tratarse de spyware.

El spyware y sus programas maliciosos asociados, como el malware y los virus, serán siempre un peligro mientras uses un dispositivo conectado a Internet. La protección de tus finanzas y tu identidad debe ser siempre una prioridad principal y no basta con entender el problema.

Otros artículos y enlaces relacionados con eliminación de spyware