¿Cuán seguro es tu teléfono móvil? Más allá del debate sobre las ventajas de Android versus iPhone, ¿cuáles son tus opciones para contar con una mejor seguridad del teléfono para ti o tu empresa? Los dispositivos móviles se han convertido en un componente integral y omnipresente en la vida de las personas. Por este motivo, atraen el interés de hackers criminales ansiosos por robar tu información vital. Aquí te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a protegerte.

Tres capas de seguridad

Como señala InfoWorld, todos los teléfonos poseen tres elementos básicos de seguridad. La primera tarea (y la más importante) que debes realizar como usuario de dispositivos móviles es conocer estas capas y habilitarlas en tus dispositivos:

  1. Protección de dispositivos: permite el "borrado" remoto de datos en caso de que tu dispositivo se pierda o sea robado.
  2. Protección de datos: evita transferir datos corporativos a aplicaciones personales que se ejecutan en el mismo dispositivo o red personal.
  3. Seguridad de gestión de aplicaciones: protege tu información en las aplicaciones contra cualquier riesgo.

La seguridad del teléfono no solo depende del teléfono en sí, sino también de la tecnología de gestión de dispositivos móviles (MDM, por sus siglas en inglés) instalada en servidores de la empresa, que controla y administra la seguridad de los dispositivos. Ambos deben trabajar de manera conjunta para brindar un buen nivel de seguridad. Debes observar el panorama general. Por ejemplo, los teléfonos BlackBerry fueron diseñados y fabricados para uso corporativo. Su nivel de seguridad es excelente; sin embargo, BlackBerry ofrece pocas aplicaciones populares para el consumidor. Tal vez necesites otro tipo de teléfono para uso personal (por ejemplo, para compras y transacciones financieras), lo que no significa que la seguridad del teléfono deje de ser una preocupación primordial. Cuando más dispositivos uses, especialmente si están vinculados a través de la nube o de otra forma, mayor debe ser la preocupación por la seguridad general de tu red móvil.

Conforme crece el número de aplicaciones que se lanzan al mercado, especialmente para los teléfonos iOS y Android populares, su seguridad adquiere una importancia creciente, sin importar el dispositivo móvil que uses. CRN publicó la siguiente cita de Ira Grossman, experto en tecnología móvil: "Si no tienes una aplicación segura, el nivel de seguridad del sistema operativo carece de importancia". En efecto, cuando los profesionales hablan de asegurar la "pila" completa de un dispositivo, se refieren al sistema operativo y a las aplicaciones que ejecuta. La mayoría de los teléfonos incluyen ajustes que te permiten verificar cualquier aplicación de fuente desconocida antes de descargarla y, como regla de oro, debes limitarte a descargar aplicaciones de las tiendas Apple, Google Play o Microsoft en lugar de hacerlo de proveedores de aplicaciones externos. Sin embargo, incluso en las tiendas oficiales, procura siempre leer las reseñas para asegurarte de no descargar nada sospechoso en tu dispositivo.

Comparación entre Android, iPhone, BlackBerry y Windows Phone

La reputación de Android en términos de seguridad es cuestionable, principalmente porque nadie se adjudica su propiedad, es decir, nadie regula lo que se puede ofrecer o no como una aplicación Android o, incluso, lo que se puede vender como un teléfono Android. Sin embargo, como señala Forbes, para proteger tu teléfono Android, debes mantenerlo actualizado y evitar descargar aplicaciones de fuentes desconocidas o dudosas. Los dispositivos Android más recientes admiten Android for Work de Google, una solución diseñada para proteger las aplicaciones y su uso en un entorno de trabajo. Además, los dispositivos Android recientes de Samsung también admiten la tecnología de seguridad Knox de Samsung. El sistema operativo móvil iOS de Apple es rigurosamente controlado por Apple, que también controla de cerca las aplicaciones disponibles en Apple App Store. Este control permite a los dispositivos Apple ofrecer un buen nivel de seguridad "inmediata" con sujeción a ciertas restricciones de usuario. Por ejemplo, iOS solo permite realizar una copia de una aplicación en cada dispositivo. De esta forma, si un usuario tiene una copia de una aplicación suministrada por la empresa y con las restricciones de seguridad incorporadas, no podrá instalar una versión sin restricciones de la misma aplicación para uso personal. BlackBerry también controla de manera estricta los dispositivos y las aplicaciones. Además, esta plataforma se diseñó para MDM, lo que permite que sea más fácil para una empresa administrar y proteger sus dispositivos. Windows Phone también posee cierto nivel de control centralizado, pero tiene antecedentes de vulnerabilidades de seguridad, aunque su rendimiento está mejorando con la creciente adopción de la plataforma por parte de los usuarios.

Pros y contras

No existe un solo dispositivo ni sistema operativo que sea definitivamente el "mejor" en lo que se refiere a seguridad. El nivel de seguridad de tu teléfono depende de tus necesidades personales o profesionales y de tu nivel de dominio tecnológico. Aquí te presentamos un desglose de los pros y los contras de cada tipo de dispositivo, junto con algunos factores que debes considerar a la hora de tomar una decisión:

Android

  • Pro: es altamente configurable y te permite controlar por completo tu configuración de privacidad.
  • Contra: la carencia de estandarización conlleva una seguridad "inmediata" es débil.
  • Sugerencia: es la mejor opción si prefieres ajustar las configuraciones y herramientas de seguridad.

Apple (iOS)

  • Pro: homogeneidad y confiabilidad; sabes lo que estás comprando.
  • Contra: no es invulnerable al malware; depende en gran medida de la práctica de seguridad de Apple. Además, aunque los productos Apple tienen un precio mayor que los Android, no garantizan una seguridad total y siguen siendo vulnerables al malware y a los ataques de hackers.
  • Sugerencia: quizás sea la opción más simple para obtener un nivel de seguridad "bastante bueno".

BlackBerry

  • Pro: fue diseñado para ofrecer seguridad empresarial de nivel industrial.
  • Contra: tal vez necesites adquirir un dispositivo personal separado, que puede traer consigo sus propios problemas de seguridad.
  • Sugerencia: si trabajas en un sector como el financiero, en el que la seguridad es fundamental, esta es la mejor opción.

Windows Phone

  • Pro: compatible con Windows; está mejorando de manera constante su rendimiento en seguridad.
  • Contra: en el pasado, dio muestras de un rendimiento de seguridad incierto.
  • Sugerencia: si el requisito principal es la compatibilidad con Windows, esta es tu mejor opción.

Cada opción de teléfono tiene sus puntos fuertes y limitaciones de seguridad. La manera en que usas tu teléfono (y tu nivel de comodidad para ajustar las configuraciones de seguridad) constituye un factor importante para decidir cuál es la mejor opción para ti, pero no hay duda de que este debate se prolongará a medida que lleguen más dispositivos al mercado y las crecientes medidas de seguridad adquieran mayor importancia.

¿Sabías que…?

Los troyanos son las amenazas móviles más predominantes; en concreto, representan más del 95 % del malware móvil. Más del 98 % de los ataques a la banca móvil son dirigidos a dispositivos Android, lo que no es de extrañar. Android es la plataforma móvil más popular del mundo (más del 80 % del mercado global de teléfonos) y, de todas las plataformas móviles populares, solo Android admite el software de transferencia de descarga.

En junio de 2015, se descubrió un nuevo troyano en Rusia; Android.Bankbot.65.Origin se disfrazó de la aplicación Sberbank Online oficial parcheada y ofreció "una gama más amplia de características de banca móvil", disponible después de la instalación de la "versión más reciente".

De hecho, la aplicación seguía siendo una herramienta de banca móvil funcional, de manera que los usuarios no percibieron el cambio. Como consecuencia, en julio, 100 000 usuarios de Sberbank registraron una pérdida de más de 2000 millones de rublos. Todos ellos usaron la aplicación "Sberbank Online" malintencionada.

Resulta evidente que se siguen desarrollando troyanos dirigidos a la banca: cada vez se crean más aplicaciones y los atacantes utilizan técnicas cada vez más sofisticadas para engañar a los usuarios. Por lo tanto, es momento de que protejas en forma adecuada tu teléfono Android.