Incluso si no lo notas con frecuencia, o bien en absoluto, disfrutas los beneficios del cifrado a diario. Te permite resguardar tu identidad, las fotos familiares, la red Wi-Fi de tu hogar y tus finanzas. Si eres una de las 700 millones de personas en el mundo que usan un iPhone, es muy probable que el cifrado proteja todos los aspectos de tu smartphone, dado que un 95 % de los teléfonos de Apple activan la función de cifrado cuando la pantalla está apagada.

Esta característica predeterminada de protección permite garantizar que los datos de tu teléfono se mantendrán a salvo de los intrusos. Esto es de especial importancia cuando viajas, pero puedes perder tu teléfono en cualquier momento. Es fundamental que utilices el cifrado cuando no estás usando el teléfono. Afortunadamente, es fácil cifrar un iPhone realizando unos pocos pasos sencillos.

Determina la versión de iOS

El proceso de cifrado de los iPhone cambió con iOS 8. Antes de comenzar, debes revisar la versión de iOS. Para esto, ve a la aplicación Configuración, selecciona la opción General y luego presiona Información. La versión de iOS que está instalada actualmente se muestra en la sección Versión. Esta es una buena oportunidad para revisar en el menú General si cuentas con la actualización de software más reciente para tu modelo. Mantener actualizado el software del teléfono es una buena práctica para mejorar su seguridad.

Cifrado en segundos

Los datos personales de los teléfonos de Apple se cifran de forma automática cuando el teléfono está protegido con un código o Touch ID. Según la versión de iOS, la opción para activar esta característica se puede encontrar en distintos lugares.

En iOS 8 y versiones posteriores, la opción se encuentra en el menú Touch ID y código de la aplicación Configuración. En los iPhone que cuentan con versiones anteriores a iOS 8, la opción Código se encuentra en el menú General de la aplicación Configuración. Si no has establecido un código o Touch ID, la aplicación te ayudará a seguir los pasos necesarios para proteger tu teléfono.

Durante la configuración del código de iPhone, podrás elegir entre distintas opciones que determinan la dificultad que tendrá un intruso para acceder a tu teléfono. Algunas versiones permiten acceder al teléfono mediante una huella digital, función que se denomina Touch ID. Sin embargo, los profesionales de la seguridad están probando formas de engañar a Touch ID mediante modelos de arcilla e impresiones 3D, lo cual demuestra que este método no es tan seguro como se pensaba.

Si se trata de códigos numéricos, los códigos más extensos y complejos son más difíciles de adivinar. Es posible que debas activar los códigos numéricos o alfanuméricos personalizados y desactivar la opción de código simple. El asistente de configuración te debería avisar si el código es demasiado fácil de adivinar.

Según la importancia de los datos que guardes en tu teléfono, puedes configurar tu iPhone para que toda la información se borre de forma automática después de un cierto número de intentos fallidos. Esta es una buena idea para los teléfonos comerciales o personales que guardan información confidencial financiera o de salud. Sin embargo, la función de borrado automático es una medida extrema que se debe usar con precaución, en especial si permites que niños pequeños usen tu teléfono.

Si pierdes tu iPhone, la opción más segura es borrar sus datos de forma remota a través de tu cuenta de iCloud.

No olvides las copias de seguridad

Ahora que los datos de tu teléfono están seguros, debes cifrar la copia de seguridad que se almacena en iCloud o iTunes. Las copias de seguridad cifradas de los teléfonos iPhone contienen las contraseñas almacenadas, las credenciales Wi-FI y los datos confidenciales que necesitarás si extravías o dañas tu teléfono, o si sufres un robo. Las copias de seguridad cifradas están activadas de forma automática en iCloud. En el caso de iTunes, debes elegir la opción Encriptar respaldo del iPhone en la sección Respaldos del dispositivo en particular. Para esto, deberás ingresar una nueva contraseña para la copia de seguridad de iTunes.

Los datos de tu teléfono ahora están resguardados. Para mantener la información importante a salvo, asegúrate de realizar copias de seguridad y revisar si hay actualizaciones de iOS y de aplicaciones regularmente. Incluso un iPhone con cifrado puede ser vulnerable a fallas de software y ransomware. Con solo unos pasos preventivos, como el uso de una solución de seguridad móvil, podrás estar tranquilo de que no perderás tu información importante a causa de cibercriminales y ladrones de teléfonos.