Internet puede ser un entorno peligroso para niños y adolescentes. Desde ciberdepredadores hasta publicaciones en redes sociales que pueden atormentarlos posteriormente en su vida, los peligros pueden ser aterradores. Además, los niños pueden exponer involuntariamente a su familia a riesgos en línea, por ejemplo, descargando accidentalmente malware que permita a los cibercriminales acceder a cuentas bancarias y otra información confidencial de sus padres. La protección de los niños en Internet, es en primer lugar y ante todo, una cuestión de ser consciente, es decir, de conocer los peligros y saber cómo protegerse de ellos. Un producto de software de ciberseguridad puede ofrecer protección contra amenazas, pero la medida de seguridad más importante es la comunicación con tus hijos.

Aquí te presentamos los siete riesgos más importantes que enfrentan los niños en Internet:

1/ Acoso en línea

Según Internetsafety101.org, el 90 % de los adolescentes que participan en redes sociales ha ignorado los casos de acoso de los que han sido testigo y un tercio ha sido víctima directa de acoso en línea. En la actualidad, las redes sociales y los juegos en línea son un patio virtual y es allí donde tiene lugar gran parte de los casos acoso en línea. Por ejemplo, los niños pueden ser víctimas de burlas en las redes sociales. O bien, en el caso de los juegos en línea, ellos o sus "personajes" pueden ser sometidos a ataques constantes, lo que convierte una aventura lúdica en una inmensa humillación.

La mejor medida para ayudar a tus hijos a protegerse contra el acoso en línea es conversar con ellos sobre lo que sucede en sus vidas y cómo defenderse de los acosadores.

2/ Ciberdepredadores

Los depredadores sexuales y de otro tipo pueden acosar a los niños en Internet, aprovechándose de su inocencia, abusando de su confianza y, quizás en última instancia, instándolos a tener un encuentro personal que puede resultar extremadamente peligroso. Estos depredadores acechan en redes sociales y juegos que atraen a los niños (los mismos patios virtuales donde se produce la mayoría de los incidentes de acoso en línea). En este espacio, pueden aprovecharse no solo de la inocencia infantil, sino también de su imaginación. "Juguemos a que somos otras personas" es un componente común y saludable de los juegos e interacciones en línea, pero los depredadores pueden aprovecharlo como un señuelo para atraer a los niños.

El FBI ofrece orientación para protegerse de los depredadores y de otros riesgos para la seguridad de los niños en línea. Sin embargo, reiteramos que la mejor medida de protección es que converses con tus hijos sobre lo que pasa en sus vidas.

3/ Publicación de información privada

Los niños no comprenden los límites sociales. Pueden publicar información personal en línea, por ejemplo, en sus perfiles de redes sociales, que no debe exponerse al público. Esta información puede incluir desde fotos de momentos personales incómodos hasta la dirección de su domicilio.

Si tus hijos comparten información de manera pública, tú también puedes verla, y es conveniente que les recuerdes que, si mamá y papá pueden verla, todos los demás también. No espíes, conversa con tus hijos sobre los límites de lo que debe ser público y lo que no.

4/ Phishing

Este fenómeno es como los profesionales de ciberseguridad llaman al uso de correos electrónicos para engañar a las personas con el fin de que hagan clic en enlaces o archivos adjuntos maliciosos. ("Hola, ¡creo que esto te puede interesar!") Las prácticas de phishing también pueden ocurrir a través de mensajes de texto maliciosos (es lo que se conoce como "smishing").

Los correos electrónicos de phishing y mensajes de texto de smishing pueden aparecer en cualquier momento, pero los cibercriminales que los crean vigilan los sitios populares entre los niños y recopilan información como direcciones de correo electrónico y nombres de amigos para usarlos en sus estafas. Enséñales a tus hijos que no deben hacer clic en correos electrónicos ni mensajes de texto de extraños y que deben prestar atención a mensajes que afirman ser de sus amigos, pero no contienen un mensaje personal genuino.

5/ Cómo evitar ser víctima de estafas

Es probable que los niños no caigan en la trampa de príncipes nigerianos que ofrecen un millón de dólares, pero sí pueden resultar presa de estafas que ofrecen cosas que valoran, como acceso gratuito a juegos en línea. Los jóvenes son víctimas fáciles de las estafas porque aún no han aprendido a ser cautelosos. Al igual que con el phishing, los cibercriminales pueden usar sitios populares entre los niños para identificar posibles víctimas y, luego, prometerles algo a cambio por lo que desean, como la información de tarjetas de crédito de sus padres.

Para jóvenes y adultos, la mejor protección contra las estafas es saber que, si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente sea falsa. Enseña a tus hijos a tratar con desconfianza las ofertas que prometen demasiado.

6/ Descarga accidental de malware

El malware son programas de software informático que se instalan sin el conocimiento ni la autorización de la víctima y que ejecutan acciones dañinas en la computadora. Entre ellas, se incluyen el robo de información personal de tu computadora o el secuestro del equipo para usarlo en un "botnet", lo que ralentiza su funcionamiento. Con frecuencia, los cibercriminales engañan a las personas para que descarguen malware. Uno de los trucos para lograrlo son las prácticas de phishing, pero existen otros (como convencer a las víctimas para que descarguen supuestos juegos) que pueden ser particularmente atractivos para los niños.

Al igual que en el caso de las estafas, la mejor medida de protección es educar a tus hijos, pero la implementación de un producto de software antivirus y las medidas de seguridad relacionadas pueden ayudar a proteger la computadora de tu hijo contra la infiltración de cualquier tipo de malware. Además, numerosos productos de seguridad de Internet incluyen controles parentales específicos que puedes usar para configurar un perímetro seguro para las actividades en línea de tus hijos.

7/ Publicaciones que atormentarán a un niño más adelante en su vida

Internet no tiene una tecla para eliminar. Todo lo que tu hijo publica en esta red es prácticamente imposible de eliminar después. Los adolescentes, en especial, no piensan en lo que un futuro jefe (o, tal vez, un futuro cónyuge) pueda opinar de imágenes "divertidas" o de otro contenido personal que publican en sus perfiles de redes sociales u otros sitios.

Explica a tus hijos adolescentes que pueden cambiar la forma en la que se presentan en línea, pero que Internet no lo permitirá.

Internet puede plantear riesgos para los niños. Sin embargo, también puede abrir un universo maravilloso que las generaciones anteriores ni siquiera soñaron. Asegúrate de que tus hijos disfruten de los aspectos positivos del ciberespacio sin exponerse a riesgos.

Otros documentos y enlaces útiles