content/es-mx/images/repository/isc/2020/9910/prolong-your-smartphone-battery-lifespan-1.jpg

Si la usas con criterio, la batería de un smartphone moderno puede tener una larga y feliz vida. La clave está en que sea una vida tranquila, sin extremos ni sobresaltos. Pero hay varios trucos más con los que podrás prolongar la vida útil de tu batería y, por ende, de tu dispositivo. Ahorrar batería te ayudará a disfrutar más de tu teléfono en el día a día y te evitará reemplazos costosos e innecesarios.

Las apps para ahorrar batería (disponibles para Android y para iPhone) pueden, por supuesto, ayudarte con la autonomía. Pero si ya has pensado en recurrir a estas aplicaciones, lo más probable es que tu batería esté próxima a caducar.

Para en verdad sacar el máximo provecho de tu smartphone, es importante que aprendas a cargar y usar la batería correctamente cuando todavía sea nueva.

En este artículo, respondemos algunas de las dudas más frecuentes:

  • ¿Cuál es el porcentaje de carga ideal?
  • ¿Debo cargar el teléfono al 100 %?
  • ¿Cuándo conviene cargar la batería para mejorar la autonomía?
  • ¿Cómo se debe cargar una batería cuando es nueva?
  • ¿Puedo quedar sin batería por un problema de seguridad?

Sobre la duración de las baterías

El modo de tratar una batería ha cambiado desde la época de los modelos de plomo y ácido. Ahora que el temido “efecto memoria” es cosa del pasado, vale la pena aprender cómo funcionan las baterías modernas.

La duración de una batería actual, de ion de litio, puede medirse de dos maneras: en términos de vida útil y en términos de autonomía.

La vida útil se refiere al tiempo por el que la batería funcionará debidamente hasta que necesites cambiarla. Es un aspecto en el que rara vez pensamos... hasta que comenzamos a quedarnos sin carga cada vez más rápido. Para prolongar la vida útil, deberás aprender a usar la batería con criterio cuando aún sea nueva.

La autonomía se refiere al tiempo que dura cada carga. Es el número que nos preocupa en el día a día. Ahorrar batería para aumentar la autonomía te ayudará a corto y a largo plazo: en líneas generales, cuanto más permitas que se agote la carga, más corta será la vida útil de la batería.

En la mayoría de los teléfonos modernos, la batería ya no está pensada para cambiarse fácilmente. Hoy, cuando llega la hora de poner una batería nueva, generalmente no hay más opción que pagarle a un profesional para que haga el cambio. Cuanto más cuides tu batería, menos gastarás en mantener el teléfono.

No hay dos baterías que tengan la misma exacta vida útil. El modo en que uses y cargues el teléfono determinará cada cuánto tendrás que cambiar la tuya.

La batería se agota según usas el teléfono

Consejos para cargar la batería

Para ampliar la vida útil de una batería, no hay nada más simple y eficaz que cargarla correctamente. Lo ideal es seguir estos consejos desde la primera carga, pero nunca están de más, incluso cuando la batería ya es usada.

Consejos de carga generales

No cargues la batería al máximo ni la uses hasta que se agote. Se sabe que las baterías modernas funcionan mejor cuando tienen entre un 20 y un 90 % de carga. En otras palabras, desconecta el cargador antes de que la batería llegue al 100 % y conéctalo nuevamente antes de que la carga esté en un 20 %. Si vas a dejar el teléfono apagado por un tiempo (por ejemplo, mientras estés de viaje por una semana), primero descarga la batería hasta la mitad.

Usa el teléfono lo menos posible mientras se esté cargando. Es para evitar un fenómeno llamado “carga parasitaria” [contenido en inglés]. Hacer un uso intenso mientras el teléfono está enchufado altera los ciclos de carga y reduce en gran medida la vida útil. Por sobre todas las cosas, intenta no mirar películas y jugar videojuegos mientras la batería se esté cargando.

No permitas que la batería se sobrecaliente. La temperatura tiene un efecto pronunciado sobre la vida útil. Mirar películas, jugar videojuegos y hacer otras tareas complejas con el cargador conectado pueden hacer que el teléfono se caliente indebidamente. El flujo constante de electricidad que va del cargador a la batería, aun cuando está ciento por ciento cargada, también puede calentarla.

Usa la función de carga rápida solo cuando en verdad lo necesites. Cargar la batería a toda velocidad puede ser muy práctico, pero es como cambiar una buena noche de sueño por una bebida energizante. Para la batería, esta clase de carga es bastante traumática; en lo posible, opta por el modo de carga lenta. Usa fuentes de energía inteligentes que regulen la carga.

Haz varias cargas breves y frecuentes a lo largo del día en lugar de una sola más larga. Reponer lo poco que vas consumiendo es menos traumático para la batería y ayuda a mantener las franjas de carga en sus valores óptimos. Si vas a dejar el teléfono apagado por un largo tiempo, recuerda recargar la batería al 50 % de tanto en tanto; las baterías se descargan por sí solas aun cuando no se las usa.

Cómo mantener la batería del teléfono

Consejos para ahorrar batería

Ahorrar batería te dará más autonomía y, con ello, más tiempo de vida útil. Sigue estos consejos para usar el teléfono entre carga y carga.

Consejos generales para ahorrar batería

Instala un antivirus y verifica que no haya malware en el teléfono. Los programas maliciosos tienden a consumir muchísima batería. Si notas de repente que la batería dura menos y menos, instala una solución antivirus. Productos como Kaspersky Total Security te ayudarán a encontrar y eliminar cualquier amenaza. No olvides que ni Android ni iOS están exentos de sufrir problemas de seguridad.

Reduce el brillo de la pantalla. Baja el brillo al mínimo que te resulte cómodo. Lo ideal es fijar el nivel a mano, pero no todos están dispuestos a tomarse esa molestia. En la mayoría de los casos, bastará con que actives el brillo automático; podrás ajustar la intensidad manualmente cuando te resulte necesario.

Reduce el tiempo de autobloqueo lo más posible. De este modo, la pantalla no estará encendida innecesariamente y consumirás menos batería. Prueba con distintos valores hasta que encuentres uno que te guste. Lo ideal para conservar batería es que el dispositivo se bloquee lo más rápido posible, pero si acostumbras leer noticias o libros en el teléfono, una duración más larga puede resultarte mejor. Es probable, en cualquier caso, que el valor de fábrica no sea el ideal.

Desinstala o restringe las apps que más batería consuman. Las apps que quedan activas en segundo plano todo el día son grandes consumidoras de batería. Son las aplicaciones que cargan y descargan información en todo momento, o que te muestran una notificación a cada rato. Para identificarlas con seguridad, consulta las estadísticas de consumo por app en los ajustes de tu teléfono.

Usa un modo de ahorro de energía para cambiar rendimiento por autonomía. El sistema operativo regulará o limitará las funciones que más batería consuman, pero mantendrá sin cambios las características básicas.

Desactiva las funciones gráficas más avanzadas. Si buscas en los ajustes del teléfono, seguramente encontrarás funciones con una finalidad puramente estética. Los fondos con efecto de paralaje [contenido en inglés] y los efectos cuando cambias de app pueden ser muy bonitos, pero consumen batería extra. Si desactivas esta clase de funciones, ganarás en autonomía e incluso quizás en rendimiento.

Desactiva el Wi-Fi o la radio celular cuando la señal no sea buena (o cuando no tengas señal). Cuando la señal es mala, el teléfono necesita más energía para establecer y mantener una conexión. Si puedes elegir, elige siempre la señal que sea más fuerte —móvil o Wi-Fi— y apaga la radio que no utilices. Si no tienes señal móvil ni de Wi-Fi, desactiva las dos radios.

Apaga el teléfono o activa el modo avión. Si no vas a usar tu dispositivo por unas horas, recuerda que puedes apagarlo. Quizás parezca una obviedad, pero no es una idea que se les ocurra a todos. Una alternativa menos drástica es activar el modo avión: te permitirá apagar las radios, que son el componente que más consume, y seguir usando el resto de las funciones.

Cómo ahorrar batería en tu iPhone

El modo oscuro de iOS es una buena manera de ahorrar batería si tu iPhone tiene pantalla OLED. El teléfono no malgastará energía en activar píxeles que no se necesiten, por lo que los beneficios serán notorios. Las pantallas LED más antiguas sí necesitan encender todos los píxeles, incluso para mostrar colores oscuros, pero aun así puede que notes una pequeña mejora.

El modo oscuro que ofrecen algunas aplicaciones, como las de lectura, puede o no activarse automáticamente. En algunos casos, deberás activarlo a mano; en otros, la app se adaptará automáticamente al estilo (claro u oscuro) del sistema operativo.

Las apps para ahorrar batería en el iPhone pueden reducir el consumo de energía al mínimo. Si piensas instalar una de estas apps, verifica que sea legítima y descárgala de una tienda oficial. También te sugerimos que busques informes de vulnerabilidades que alguien pueda haber reportado.

Cómo ahorrar batería en Android

Las apps para ahorrar batería en Android, como Kaspersky Battery Life, activan un perfil de consumo reducido en el teléfono. Pueden introducir optimizaciones en el dispositivo e indicar con precisión en qué se consume la carga de la batería. Algunas de estas apps pueden, incluso, analizar los ciclos de carga, estimar cuánta vida útil le queda a la batería y darte consejos para que mejores tus hábitos.

Usa apps de automatización para que los ajustes del teléfono se modifiquen en función de lo que estés haciendo. Por ejemplo, puedes hacer que la pantalla quede encendida por más tiempo cuando tengas abierta la app de un sitio de noticias o de una red social, y hacer que el brillo disminuya cuando estés escuchando música y la pantalla no sea tan importante.

Un antivirus para Android te protegerá de las ciberamenazas que puedan afectar el sistema operativo y la autonomía de tu teléfono. Una solución de seguridad para Android como la que ofrece Kaspersky te dará las herramientas para resguardar tu vida digital.

En definitiva, independientemente del tipo de smartphone que tengas, lo importante para lograr mayor autonomía es ser consciente de cómo usas el dispositivo. Como mínimo, haz los pequeños ajustes de configuración que sean necesarios y no te excedas a la hora de la carga. Usar la batería con criterio es la mejor manera de evitar gastos de mantenimiento innecesarios.

Artículos relacionados:

Software antivirus: Cómo elegir la protección adecuada

¿Puede Android contraer virus? Cada usuario de Android está en riesgo

Prácticas recomendadas para la seguridad del IdC

¿Qué es el malware y cómo puedes protegerte de él?

Cómo darle una larga vida a la batería de tu smartphone

¿Tu teléfono queda sin batería a mitad del día? Aquí te explicamos qué puedes hacer para exprimir la carga al máximo y no gastar tanto en baterías de reemplazo.
Kaspersky Logo