Resumen: los virus informáticos, los gusanos y los virus troyanos pueden causar distintos tipos de daño en computadoras, redes, dispositivos móviles y datos.

Los virus informáticos, gusanos y virus troyanos pueden causar numerosos tipos diferentes de daño en computadoras, redes, dispositivos móviles y datos.

Cómo pueden afectar los problemas de malware a usuarios domésticos y empresas

El alcance del daño causado por el software malicioso a menudo depende de si ha infectado una computadora doméstica o una red corporativa. Las consecuencias del daño también pueden variar de acuerdo con el tipo específico de malware y el tipo de dispositivo infectado, además de la naturaleza de los datos almacenados en el dispositivo o a los que accede.

Aunque en algunos casos los resultados de una infección por malware pueden resultar imperceptibles para el usuario; en otros, el daño puede tener graves consecuencias:

  • En el caso de los usuarios domésticos, una infección puede conllevar la pérdida de información relativamente poco importante que se puede reemplazar fácilmente, o bien, generar pérdida de información que ofrece al cibercriminal acceso a la cuenta bancaria del usuario.
  • En una red corporativa, un virus troyano que envía spam puede generar un leve aumento del tráfico de comunicación, en tanto que otros tipos de infección pueden causar el colapso total de la red corporativa o la pérdida de datos críticos de la empresa.

Descubra más en los siguientes artículos:

Otros artículos y enlaces relacionados con el daño que causa el malware