content/es-mx/images/repository/isc/2020/what-is-cyber-stalking.jpg

El ciberacoso es uno de los delitos de más rápido crecimiento en el mundo. Es un delito grave que puede destruir vidas, y usa Internet para atacar e intimidar a la víctima.

La tecnología ha transformado nuestras vidas. Podemos comunicarnos fácilmente con amigos de diferentes continentes, compartir fotos de nuestros glamorosos destinos turísticos y gestionar nuestras vidas con aplicaciones útiles. Sin embargo, por desgracia, todo esto tiene un lado negativo y algunas personas utilizan esta misma tecnología para acosar e intimidar.

¿Qué es el ciberacoso?

La definición de ciberacoso es bastante simple: “el uso de Internet, u otros medios electrónicos, para acosar e intimidar a una víctima determinada”.

Las características habituales incluyen (entre otras) el clásico comportamiento de “acoso”: rastrear la ubicación de alguien y monitorear sus actividades tanto virtuales como en el mundo real. Se sabe que los ciberacosadores instalan dispositivos GPS en los vehículos de sus víctimas, utilizan spyware de geolocalización en sus teléfonos y rastrean obsesivamente el paradero de sus víctimas a través de las redes sociales.

El ciberacoso puede incluir otros comportamientos que pretenden intimidar a las víctimas o hacer insoportables sus vidas. Por ejemplo, los ciberacosadores podrían atacar a sus víctimas en las redes sociales, mediante el rastreo y el envío de mensajes amenazadores, o podrían hackear los correos electrónicos, para comunicarse con los contactos de la víctima, como amigos e incluso empleadores. El acoso en las redes sociales puede incluir la falsificación de fotos o el envío de mensajes privados amenazantes. Con frecuencia, los ciberacosadores difunden rumores maliciosos y hacen falsas acusaciones, o incluso crean y publican fotos o videos íntimos de la víctima por venganza. También podrían participar en robos de identidad y crear falsos perfiles de redes sociales o blogs sobre su víctima.

Ya sabemos lo que es el ciberacoso. ¿Pero quiénes son sus víctimas? La respuesta podría sorprenderte. Aunque la mayoría de las víctimas del ciberacoso son mujeres, entre el 20 y el 40 % de las víctimas son hombres.

El ciberacoso va mucho más allá de seguir a alguien en una red social. La intención de intimidar es la característica que define el ciberacoso.

” Cómo protegerse contra los ciberacosadores”

Cómo evitar ser víctima de acoso en Internet

Un buen ejercicio que deberías hacer ahora mismo es buscarte en Google y averiguar qué información podría encontrar un posible ciberacosador en la red. Te impresionaría lo fácil que es encontrarte. Y lo fácil que es encontrar tu dirección, número de teléfono y otros datos personales.

Si eso solo ya te parece mal, mira cuántos datos sobre ti podría recopilar alguien si también tuviera acceso a las redes sociales de tus amigos y familiares. Por ejemplo, podría averiguar en qué bar estuviste, con qué amigos o adónde y cuándo irás de vacaciones.

Puede que incluso encuentres cosas que supuestamente son tuyas y que otra persona ha subido: un blog falso o una cuenta de Craigslist con tu número de teléfono y dirección.

Así es como empiezan los ciberacosadores: buscando en Google a sus víctimas y averiguando todo lo que pueden. Por ello, es preciso que esa información sea muy difícil de obtener.

Consejos para protegerte de los ciberacosadores

Mejora tu configuración de privacidad

Empieza con tus propios datos. Revisa bien tus cuentas de redes sociales y, si no lo has hecho aún, habilita los ajustes de privacidad más seguros.

  • Haz que tus publicaciones sean “solo para amigos”, para que únicamente la gente que conoces pueda verlas.
  • No permitas que las redes sociales publiquen tu dirección o número de teléfono. (Tener una dirección de correo electrónico exclusiva para las redes sociales podría ser una buena alternativa).
  • Si necesitas compartir tu número de teléfono u otra información privada con un amigo, hazlo en un mensaje privado, no en una publicación.
  • Usa un nombre de pantalla o seudónimo de género neutro para tus cuentas de redes sociales, no tu nombre real.
  • Deja en blanco los campos opcionales de los perfiles de las redes sociales, como la fecha de nacimiento.
  • Solo acepta solicitudes de amistad de personas que conozcas personalmente. Configura tus redes sociales para aceptar solicitudes de amistad solo de amigos de amigos.
  • Desactiva la configuración de geolocalización. Quizás sea conveniente deshabilitar la señal GPS de tu teléfono.

Si hay otros datos personales en la Web fuera de tus cuentas de redes sociales, empieza a eliminarlos. En caso de que aparezca tu número del seguro social (Social Security Number, SSN), Google te ayudará a eliminarlo. Es posible que tengas que comunicarte con sitios web de terceros para que eliminen algunos de los datos. Si necesitas una dirección postal para tu empresa o para registrar tu dominio web, utiliza una dirección de apartado postal o de oficina (como la de tu contador, por ejemplo), no la de tu hogar.

Si utilizas un servicio de citas en línea, no proporciones tu identificación completa en el sitio ni por correo electrónico. Solo proporciona tu número de teléfono a personas que hayas conocido personalmente y a quienes no te molestaría volver a ver. El mejor consejo de seguridad es no facilitar siquiera tu nombre y apellido en Internet; solo proporcionar tu nombre.

cómo defenderse de los ciberacosadores

Ten cuidado con las llamadas telefónicas o los correos electrónicos que solicitan información personal, por muy lógica que sea la supuesta solicitud. Si recibes un llamado de un banco o una compañía de tarjetas de crédito, corta la llamada y utiliza otro teléfono (por ejemplo, si te llaman al teléfono fijo, usa el celular) para volver a llamar y verificarlo con el número de teléfono de la oficina central o de la sucursal que figura en tu documentación, no el que te acaban de dar. Y nunca reveles tu SSN.

Protege tu computadora y tu teléfono

Si hackean tu teléfono inteligente o tu computadora, la protección de tus datos no te ayudará. Para evitar que te acosen en línea, debes incorporar una seguridad básica a tu vida en Internet.

  • Ten cuidado con las redes de Wi-Fi públicas, que pueden hackearse con facilidad. Si tienes que iniciar sesión en Starbucks o en un hotel, lo ideal es usar una red privada virtual (VPN) para evitar que alguien intercepte tus comunicaciones. La VPN de Kaspersky te ofrece una conexión segura donde estés.
  • Una VPN también oculta tu dirección IP, que podría utilizarse para rastrear tu cuenta de proveedor de Internet y, a través de ella, tu dirección, número de tarjeta de crédito, etc.
  • Ten cuidado dónde dejas tu teléfono inteligente. No es difícil instalar spyware sin dejar rastro: basta con que dejes el teléfono en tu escritorio durante unos minutos.
  • Asegúrate de que tu teléfono y tus computadoras estén protegidos con contraseña. Usa una contraseña segura, que no sea fácil de adivinar, y restablece tus contraseñas periódicamente.
  • Utiliza un software antispyware para detectar cualquier software malicioso que esté instalado. Elimínalo o, mejor aún, haz una copia de seguridad de tus datos y, luego, haz un restablecimiento de fábrica para asegurarte de que el spyware se erradique completamente. El antivirus de Kaspersky está disponible tanto para computadoras como para Android, para proteger todos tus dispositivos.
  • Recuerda siempre cerrar la sesión de tus cuentas cuando termines; no dejes las cuentas de las redes sociales abiertas.
  • Ten cuidado con la instalación de aplicaciones que solicitan acceso a la lista de contactos de tu cuenta de Facebook o de otra cuenta. ¿Sabes lo que piensan hacer con ella?

¿Qué es el “catfishing”?

El “catfishing” es una forma de fraude o abuso en la que alguien crea una identidad falsa en Internet para atacar a una víctima en particular. Los “catfishers” podrían atraer a sus víctimas para que les proporcionen fotos o videos íntimos y luego chantajearlas, o entablar una relación para luego pedirles dinero por una urgencia imprevista.

Los “catfishers” pueden ser muy convincentes, pero puedes descubrir su engaño de varias maneras.

  • Una gran pista es que todas sus fotos en línea sean selfis o de estudio, sin amigos, familiares ni contexto.
  • Haz una búsqueda inversa de imágenes en Google con la foto en línea del sitio de citas. Es posible que la persona tenga varios perfiles en Internet con la misma foto, pero con nombres diferentes.
  • Pregunta si puedes hacer una videollamada por Skype. ¿Adivina qué? Los “catfishers” suelen poner excusas... no volverás a saber de ellos.

Qué hacer ante el ciberacoso

Si te están acosando en Internet, no esperes a que el problema desaparezca por sí solo, actúa sin demora.

  • Déjale claro al ciberacosador que no quieres que se comunique contigo. Escríbelo y adviértele que, si continúa, lo denunciarás ante la policía. No te comuniques con él una vez que hayas realizado esta advertencia.
  • Y si persiste, ve a la policía. Muchos departamentos de policía tienen un equipo especial de ciberacoso, y no se van a detener a debatir sobre la definición de ciberacoso. Si has recibido amenazas o te están acosando e intimidando, se ocuparán de ello, ya sea en Facebook, por correo electrónico o a través de spyware en tu teléfono.
  • Si crees que alguien te está siguiendo a través de un spyware, no utilices tu computadora o tu teléfono para obtener ayuda: pide prestado el teléfono de un familiar o amigo.
  • Solicita a un profesional que revise tu computadora y tu teléfono en busca de spyware u otros indicios de cuentas afectadas.
  • Cambia todas tus contraseñas.
  • En el caso de acecho a través de las redes sociales, utiliza tu configuración de privacidad para bloquear a la persona y, luego, informa del abuso a la red. Puedes encontrar con facilidad información sobre cómo denunciar el ciberacoso en la mayoría de las páginas de ayuda y soporte de las redes sociales.
  • Si te han enviado correos electrónicos ofensivos o amenazantes, probablemente conozcas el proveedor de servicios de Internet del acosador (el que aparece después del símbolo “@” en su dirección de correo electrónico). Envía un correo electrónico a abuse@nombre de dominio o a postmaster@nombre de dominio. La mayoría de los proveedores de servicios de Internet se toman muy en serio el ciberacoso. Si utilizan Gmail, también hay un mecanismo de denuncia que puedes utilizar en https://support.google.com/mail/contact/abuse.
  • Puedes filtrar los correos electrónicos ofensivos en una carpeta separada para no leerlos.
  • Si crees que el ciberacosador podría acosarte en el lugar de trabajo, díselo a tu empleador.

Guarda copias de todas las comunicaciones en cuestión, incluidas las tuyas, y copias de los informes policiales y de los correos electrónicos de las redes. Haz una copia de seguridad de las pruebas en una memoria USB o una unidad externa.

Leyes de ciberacoso

El ciberacoso está sujeto a leyes generales sobre el acoso, como la Ley de Violencia contra la Mujer (Violence Against Women Act) de 1994 en los Estados Unidos y la Ley de Protección contra el Acoso (Protection from Harassment Act) de 1997 en el Reino Unido. En 1999, California creó la primera ley a nivel estatal que aborda específicamente el ciberacoso como delito, y otros estados han seguido su ejemplo.

Es bueno que hoy en día se reconozca que el ciberacoso es un delito grave: el ciberacoso puede arruinar la vida de las personas, pero no tiene por qué arruinar la tuya.

Vínculos relacionados

Estructura de las estafas de citas en línea: cómo no convertirse en una víctima del ciberromance

Qué hacer si te han hackeado la cuenta de correo electrónico

¿Qué es el spyware? - Definición

Consejos para protegerse de los ciberacosadores

El ciberacoso utiliza la tecnología para acosar e intimidar a las víctimas. Descubre cómo operan los ciberacosadores y cómo protegerte de ellos.
Kaspersky Logo