¿Qué es el Internet de las cosas? La seguridad del Internet de las cosas

El mundo se ha digitalizado. Los teléfonos forman parte de la vida cotidiana, las tablets han sustituido los cuadernos de espiral en las escuelas y las empresas están desarrollando tecnologías de última generación, como los vehículos autónomos.

Parece que todo está conectado, especialmente para las empresas. Desde los sistemas de seguridad automatizados hasta las computadoras portátiles, la cantidad de dispositivos conectados a Internet e interconectados entre sí aumenta cada vez más. Según una estimación de Gartner, Para el 2020, cerca de 20 400 millones de dispositivos estarán conectados. Existe un término para este tipo de conectividad; se denomina el “Internet de las cosas” (IdC) o, en inglés, “Internet of Things” (IoT).

Este término “IdC”, que solo solía usarse en el ámbito de la tecnología de información, ahora es parte de las conversaciones cotidianas. Sin embargo, no todas las personas comprenden su verdadero significado ni por qué es tan importante para las empresas y los consumidores. A continuación, se desglosa la jerga técnica y se explica lo que debe conocer.

¿Qué es el IdC?

El Internet de las cosas (IdC) corresponde a un grupo de dispositivos conectados a Internet. Probablemente piense en dispositivos como una computadora portátil o un Smart TV, pero el IdC engloba mucho más. Piense en equipos electrónicos que, por muchos años, no han estado conectados a Internet, por ejemplo, las fotocopiadoras, los refrigeradores en casa o las cafeteras en la sala de descanso. El Internet de las cosas hace referencia a todos los dispositivos, incluso aquellos inusuales, que se pueden conectar a Internet. Actualmente, es posible que casi cualquier artefacto con un interruptor de encendido/apagado pueda conectarse a Internet, lo cual forma parte del IdC.

¿Por qué todos hablan sobre el IdC en la actualidad?

El IdC es un tema de gran interés, ya que apenas comenzamos a darnos cuenta de todo lo que puede estar interconectado y la manera en que ello influye en las empresas. Existen diversos factores que hacen que el IdC sea un tema central de conversación, incluidos los siguientes:

  • Maneras más rentables de crear dispositivos altamente tecnológicos.
  • Una cantidad creciente de productos compatibles con Wi-Fi.
  • El aumento acelerado del uso de teléfonos.
  • La posibilidad de convertir teléfonos en controladores de otros dispositivos.

Por todas estas razones, el IdC no se limita únicamente a la jerga de TI. Se trata de un término que todos los propietarios de empresas deberían conocer.

¿Cuáles son los usos comunes del IdC en los lugares de trabajo?

Los estudios demuestran que los dispositivos del IdC pueden mejorar las operaciones comerciales. Según la investigación de Gartner, la productividad de los empleados, la supervisión remota y la optimización de procesos se encuentran entre los principales beneficios del IdC para las empresas.

Pero ¿de qué manera se manifiesta el IdC en las empresas? Aunque cada empresa es diferente, estos son algunos ejemplos de la conectividad del IdC en el lugar de trabajo:

  • Seguros inteligentes que les permiten a los ejecutivos de negocios abrir una puerta desde su teléfono para que los proveedores puedan acceder un sábado.
  • Encendido y apagado de luces y termostatos controlados de manera inteligente para ahorrar costos en energía eléctrica.
  • Asistentes por voz, como Siri o Alexa, que abren aplicaciones que permiten realizar actividades como tomar notas, configurar recordatorios, acceder al calendario o enviar correos electrónicos.
  • Sensores conectados dentro de impresoras para detectar niveles bajos de tinta y realizar automáticamente un pedido de reabastecimiento.
  • Cámaras de circuito cerrado de televisión que permiten transmitir contenido a través de Internet.

¿Qué debe saber sobre la seguridad del IdC?

Los dispositivos interconectados pueden darle a su empresa un verdadero impulso; sin embargo, cualquier dispositivo conectado a Internet puede ser vulnerable ante ciberataques.

Según una encuesta realizada por 451 Research, el 55% de los profesionales de TI incluyen la seguridad del IdC como su asunto prioritario. Desde los servidores corporativos hasta el almacenamiento en la nube, los cibercriminales pueden encontrar una forma de aprovechar la información en muchos puntos de un ecosistema de IdC. Esto no significa que debe reemplazar su tablet laboral por un lápiz y un papel. Simplemente quiere decir que debe tomarse en serio la seguridad del IdC. Estos son algunos consejos de seguridad para el IdC:

  • Supervise los dispositivos móviles

Asegúrese de que los dispositivos móviles, como las tablets, se devuelvan y se bloqueen al final de cada día hábil. Si se pierde una tablet, se puede acceder a la información y los datos y ponerlos en riesgo. Asegúrese de utilizar una contraseña de acceso segura o un método de autenticación biométrico, de manera que nadie pueda acceder a un dispositivo perdido o robado. Utilice un producto de seguridad que le permita restringir las aplicaciones que se ejecutan en el dispositivo, segregar los datos personales y los empresariales y borrar los datos empresariales en caso de que roben un dispositivo.

  • Configure actualizaciones automáticas de antivirus

Debe contar con un software en todos los dispositivos para protegerlos contra virus que permitan que hackers accedan a sus datos y su sistema. Configure actualizaciones automáticas de los softwares antivirus para proteger los dispositivos ante un ciberataque.

  • Exija credenciales seguras de inicio de sesión

Muchas personas utilizan la misma información de inicio de sesión y contraseña para todos los dispositivos que tienen. Pese a que esto facilita que las personas recuerden la información, también facilita que los cibercriminales pirateen los datos. Asegúrese de que la información de inicio de sesión sea única para cada empleado y exija el uso de contraseñas seguras. En dispositivos nuevos, asegúrese de cambiar la contraseña predeterminada.  No reutilice la misma contraseña en varios dispositivos.

  • Implemente el cifrado de extremo a extremo

Los dispositivos interconectados se comunican entre ellos y, cuando lo hacen, se transfieren datos de un punto a otro. Por ello, es necesario cifrar los datos en cada intersección. En otras palabras, necesita un mecanismo de cifrado de extremo a extremo para proteger la información a medida que esta se desplaza de un punto a otro.

  • Asegúrese de que haya actualizaciones de software y del dispositivo disponibles e instálelas oportunamente

Cuando compre un dispositivo, asegúrese siempre de que el proveedor proporcione actualizaciones e instálelas tan pronto como sea posible. Implemente las actualizaciones automáticas cuando sea posible, tal como se mencionó anteriormente.

  • Haga un seguimiento de las funciones disponibles para el dispositivo y desactive aquellas que no se usen

Compruebe las funciones que tienen sus dispositivos y desactive aquellas que no vaya a utilizar para reducir las posibles oportunidades de ataques.

  • Seleccione un proveedor experto en ciberseguridad

La intención es implementar el IdC para potenciar su negocio, no para perjudicarlo. Para lograrlo, muchas empresas confían en un proveedor de software antivirus y soluciones de ciberseguridad para que analice las vulnerabilidades y proporcione soluciones únicas que eviten los ciberataques.

El IdC no es una simple tecnología pasajera. Muchas empresas pueden aprovechar al máximo su potencial mediante los dispositivos interconectados, pero no deben pasar por alto las necesidades inherentes a la seguridad. A medida que cree su ecosistema de IdC, asegúrese de que su empresa, sus procesos y sus datos estén protegidos.

Otros artículos y vínculos relacionados:

Productos: