content/es-mx/images/repository/isc/2017-images/50-Bittorrent.jpg

BitTorrent es un protocolo de transferencia de Internet. De forma similar al HTTP (Protocolo de transferencia de hipertexto) y al FTP (Protocolo de transferencia de archivos), la tecnología BitTorrent es una manera de descargar archivos de Internet. Sin embargo, a diferencia de los protocolos http y ftp, BitTorrent es un protocolo de transferencia distribuido.

El protocolo punto a punto (P2P) de BitTorrent busca y descarga fragmentos específicos de archivos entre usuarios de forma simultánea. Por lo tanto, las velocidades de transmisión son superiores a las de los protocolos http y ftp, que solo ofrecen descargas de archivos de forma secuencial desde un único origen.

En 2005, según estimaciones, el protocolo BitTorrent representó aproximadamente el 35 % del tráfico de Internet. Después de repuntar a principios de 2008, la popularidad del protocolo BitTorrent disminuyó gradualmente a medida que las velocidades de Internet aumentaron.

Durante el mismo período, los servicios de streaming como Netflix, Hulu y Amazon Prime dominaron el mercado con descargas de bajo costo. Como resultado, el 10 % de la participación de la totalidad del tráfico de descarga de BitTorrent en América del Norte en 2010 cayó a un 3 % en 2015.

¿Es legal el uso de archivos torrent?

BitTorrent es un protocolo de transferencia de archivos legítimo, y su uso, denominado “torrenting”, es legal siempre que el contenido se pueda descargar o cargar legalmente. Sin embargo, si se usa para descargar material protegido, como un estreno cinematográfico, sin el consentimiento del propietario del derecho de autor, entonces es ilegal. Más de 200 000 usuarios han sido demandados en Estados Unidos entre 2010 y 2011 por descargar material protegido mediante BitTorrent.

Desde entonces, los juicios han sido sustituidos por la acción de oportunistas de los derechos de autor que actúan en nombre de los titulares y con su autorización.

Debido a que la tecnología BitTorrent revela las direcciones IP de los dispositivos conectados al flujo de datos, denominado torrent, los oportunistas pueden identificar las direcciones de quienes descargan archivos.

Dichos oportunistas envían cartas de liquidación a los proveedores de servicios de Internet (ISP), quienes después las reenvían a sus clientes.

Una solicitud de liquidación típica en 2017 del grupo conocido como Rights Enforcement suponía USD 300. Sin embargo, debido a que las direcciones IP no se consideran entidades legales, los oportunistas rara vez obtienen nombres de personas y no pueden llevar a cabo la recaudación.

¿Hay algún caso en que el uso de archivos torrents sea legítimo?

Una razón justificada para el uso del protocolo BitTorrent es la descarga de parches, modificaciones y actualizaciones para videojuegos de versiones anteriores sin soporte, y de modificaciones generadas por el usuario para juegos con soporte. GameUpdates.org es un sitio legal que se dedica a agregar estas actualizaciones.

Otro caso de uso legítimo del protocolo BitTorrent es el acceso a películas clásicas, películas de cine B, música independiente, libros y software de dominio público o con disponibilidad a través de licencias Creative Commons. Entre algunos sitios legales se incluyen Public Domain Torrents y el sitio independiente Vodo, entre otros.

¿Es seguro?

Cuando se usan archivos torrent hay que actuar con precaución. El protocolo BitTorrent se asocia con la distribución pirata de películas, juegos y demás contenido protegido por derechos de autor. Los proveedores ISP lo saben, y a menudo envían cartas de advertencia y material educativo antipiratería a los usuarios de BitTorrent.

A los infractores reincidentes, se les puede reducir su ancho de banda o suspender sus cuentas. Los proveedores ISP no diferencian entre sitios de BitTorrent legítimos que distribuyen material con licencias Creative Commons de aquellos que se dedican al contenido pirateado.

Además, los hackers suelen utilizar contenido gratuito como malware atractivo para causar estragos en los equipos de los usuarios o lanzar ataques. Para minimizar el riesgo, han surgido sitios de streaming BitTorrent que dicen verificar los archivos para detectar virus y malware.

La visibilidad es otro peligro. El proveedor ISP se encarga de que los usuarios y el contenido que transmiten sean visibles para todos los usuarios de BitTorrent, y esta información a menudo es rastreada por los titulares de derechos de autor, las fuerzas de seguridad, los anunciantes y los hackers. Es importante que los usuarios de archivos torrent mantengan una seguridad de Internet completa mediante el uso de software de seguridad de Internet, así como mantener las definiciones de malware actualizadas e instalar los parches de su sistema operativo tan pronto como estén disponibles. Cifrar una conexión a Internet mediante una red privada virtual (VPN) para enmascarar la dirección IP también ayuda, pero no es infalible.

Cómo utilizar el protocolo BitTorrent

Según se indicó anteriormente, asegúrate de tener una herramienta de seguridad de Internet robusta, y de conectarte a una VPN para enmascarar tu dirección IP. A continuación, descarga e instala un cliente BitTorrent. Para encontrar contenido, visita sitios de rastreo de BitTorrent populares desde un navegador de Internet. Utiliza el cliente BitTorrent para empezar a descargar los archivos que necesitas.

Recuerda, aunque la tecnología BitTorrent en sí sea legal, una gran cantidad de contenido disponible entre usuarios es pirata. Procura descargar solo contenido legal, y siempre analiza los archivos en busca de malware.

Artículos relacionados:

Productos relacionados:

¿Es segura la tecnología BitTorrent y qué es?

BitTorrent es un protocolo de transferencia distribuida que permite a los usuarios descargar archivos de otros usuarios. Antes de usar archivos torrent, asegúrate de conocer su legalidad y seguridad.
Kaspersky Logo