content/es-mx/images/repository/isc/2020/how-safe-are-smart-homes.jpg

El Internet de las cosas (IoT) está cambiando la forma en que vivimos, al conectar los dispositivos que utilizamos. Es lo suficientemente sencillo como para proporcionar control remoto sobre un único dispositivo. El primer mando a distancia de televisor se desarrolló en la década de 1950. En la actualidad, cualquier dispositivo, desde un equipo de alta fidelidad o un televisor hasta la calefacción, las cerraduras de las puertas y la iluminación, puede conectarse a un único controlador a través de Internet, lo cual te proporciona el control absoluto de tu hogar.

El hogar conectado puede hacer que tu vida sea más fácil y agradable. Pero también tiene un inconveniente. Al conectar tus sistemas domésticos a Internet, los expones a una serie de riesgos de seguridad. Te mostramos cómo sucede esto y te ofrecemos los mejores consejos de seguridad para el hogar a fin de garantizar que tu casa conectada sea además un hogar seguro.

¿Cómo funciona un hogar inteligente?

Los hogares inteligentes utilizan dispositivos que pueden conectarse a Internet y que contienen pequeñas computadoras que permiten controlarlos de forma remota. Estos dispositivos pueden ser tan pequeños como una cafetera o tan grandes como el sistema de calefacción.

Lo que los hace diferentes de tu mando a distancia de televisión tradicional es que utilizan el protocolo de Internet para conectarse y que todos están conectados a través de un concentrador. Puede ser el router de tu red doméstica o tu smartphone.

A diferencia del mando a distancia del televisor, estos dispositivos pueden recopilar y almacenar información sobre tu uso, hábitos y preferencias, ya sea en el dispositivo o en la red. Todos esos datos convierten a tu hogar inteligente en un riesgo potencial para la privacidad, y cada dispositivo que agregues a la red añade un nuevo motivo de preocupación en lo que a privacidad se refiere.

Echemos un vistazo más detallado a los tipos de amenazas de seguridad que debes tener en cuenta si tienes una red doméstica inteligente.

Riesgos y amenazas de seguridad de un hogar inteligente

El hogar conectado presenta varios tipos de amenazas de seguridad.

En primer lugar, puede ocurrir que algunos dispositivos no sean seguros. Algunos dispositivos domésticos del IoT se lanzan apresuradamente al mercado, por lo que es posible que su seguridad no se haya tratado de la forma adecuada. En algunos casos, los manuales de usuario no abordan los problemas relacionados con la privacidad ni proporcionan suficiente información para asegurarse de que el dispositivo es seguro. Por ejemplo, se han hackeado monitores de bebés y cámaras de seguridad, lo que permite a los criminales ver dentro de una casa.

De hecho, muchos expertos creen que con los dispositivos del IoT, no se debería pensar en qué ocurre "si" son hackeados, sino "cuándo", porque muchos son fáciles de hackear y ofrecen poca protección.

En segundo lugar, es posible que tu red doméstica no sea segura y que cualquier dato que albergue sea accesible para un intruso. Un criminal podría rastrear cómo usas varios dispositivos para saber, entre otras cosas, cuándo te encuentras fuera de casa.

Si tu red doméstica está controlada desde tu cuenta principal de Internet, no solo podrían estar en riesgo los datos de tus dispositivos del IoT. Cualquier vulnerabilidad podría poner en riesgo tu información privada, correos electrónicos y cuentas de redes sociales, pero también cuentas bancarias. 

Muchos usuarios controlan su hogar conectado a través de un smartphone, lo cual lo convierte en una base de datos muy valiosa para cualquier hacker que desee acceder a tu vida. Por ello, si te hackean el teléfono, si te lo roban o si alguien espía tu conexión, se genera un gran riesgo. Evita poner en riesgo la seguridad de tu red doméstica a causa de un único dispositivo vulnerable del IoT.

Si deseas disfrutar de las ventajas de un hogar inteligente, antes debes asegurarte de resolver los problemas de seguridad potenciales.

Consejos de seguridad para el hogar inteligente

El primer paso para abordar la seguridad doméstica es aislar la red doméstica inteligente de las demás redes. Esto se realiza con relativa facilidad mediante la configuración de redes invitadas para tus dispositivos domésticos del IoT. Por ejemplo, sería posible hackear tu frigorífico para que forme parte de un botnet que envíe spam o extraiga criptomonedas. Sin embargo, dado que ocupa su propia red, no podrá acceder a tus correos electrónicos ni cuentas bancarias.

El uso de redes invitadas también puede ayudarte a mejorar la seguridad de tu red doméstica de otras maneras. Obtén más información acerca de la instalación y el uso de redes invitadas aquí.

cómo proteger tu hogar inteligente

En segundo lugar, asegúrate de que los dispositivos de acceso, control y entrega de la red sean seguros. Estos pueden incluir los altavoces inteligentes, el router de Internet, la computadora y el smartphone. Si te roban o hackean tu smartphone, se puede poner en peligro todo el sistema de seguridad doméstica. Por ello, haz que su protección sea tu máxima prioridad mediante la adquisición de un software de seguridad para Android o de un software de seguridad para dispositivos iOS.

  • Utiliza el bloqueo de pantalla del smartphone para asegurarte de que nadie pueda acceder a él en tu ausencia.
  • Asegúrate de que todas tus computadoras y smartphones estén protegidos con contraseña. Utiliza contraseñas seguras que sean difíciles de descifrar y, sobre todo, no utilices contraseñas fáciles de adivinar (como tu cumpleaños o tu nombre).
  • Asegúrate de que la cuenta principal del equipo no se encuentre en el nivel de administrador ni de raíz. Si un hacker consigue acceder, esto limitará lo que puede hacer en tu sistema ya que no tendrá privilegios de administrador.
  • Cambia el nombre de usuario y la contraseña predeterminados del router. El cambio de nombre impedirá que los hackers sepan el dispositivo o la red que estás utilizando. Utiliza la autenticación WPA para crear una red segura.
  • Utiliza firewalls en todos los equipos y en el router. La mayoría de los routers tienen un firewall integrado en su hardware, pero antes lo debe activar el usuario.
  • Si el router existente no ofrece funciones de seguridad óptimas, reemplázalo por uno que sí lo haga.
  • Utiliza un software de seguridad potente en tus equipos y tu smartphone para impedir la instalación de malware o infecciones por virus. Obtén el software Kaspersky Anti-Virus o el paquete Kaspersky Total Security, que te proporcionará una solución de ciberseguridad todo en uno para tu hogar inteligente.
  • Instala siempre parches y actualizaciones de seguridad y mantén el software actualizado. Un software obsoleto presenta vulnerabilidades que son fáciles de explotar para los hackers.

Incluso si has seguido todos estos consejos de seguridad doméstica, sigues corriendo riesgos si accedes a una red Wi-Fi pública con tu portátil o tu teléfono. Si no necesitas autenticación para acceder a una red, tampoco la necesitan los hackers. Si utilizas redes Wi-Fi públicas con regularidad, aprende a utilizar una red privada virtual (VPN) como Kaspersky VPN Secure Connection para proteger tu privacidad y tu casa inteligente.

cómo proteger tu hogar inteligente e IoT de los hackers

Una vez que has protegido tus redes para asegurarte de que ninguno de tus dispositivos del IoT pueda acceder a tus datos personales o controlar la red, el siguiente paso es proteger los dispositivos individuales.

  • Cambia las contraseñas predeterminadas. Si se deja una contraseña predeterminada en un dispositivo, cualquier persona que posea el mismo dispositivo podrá acceder. Eso es casi tan arriesgado como no tener ninguna contraseña.
  • Cambiar las contraseñas cada seis meses puede aumentar de manera significativa tu seguridad.
  • Si tienes dispositivos activados por voz, como altavoces inteligentes, cambia la palabra de alerta de "OK Google" o "Alexa" a algo que solo tú y tu familia sepan. De esta forma, ningún intruso podrá utilizar tu sistema.
  • Antes de comprar un nuevo dispositivo, asegúrate de que dispones de la información adecuada sobre su protección de seguridad. Averigua si el fabricante proporciona actualizaciones de firmware periódicas. Seis meses es mucho tiempo en el Internet de las cosas y si deseas comprar un dispositivo que dure una década o más, debes asegurarse de que estará protegido frente a amenazas emergentes.
  • Compra dispositivos domésticos inteligentes de proveedores de confianza, como Samsung, LG, Google o Amazon.
  • Examina la política de privacidad del dispositivo antes de comprarlo ¿Cómo va a utilizar el fabricante tus datos personales? ¿A qué datos tiene acceso el dispositivo? Si no vas a utilizar la activación por voz en un dispositivo, puede que te interese desactivar el micrófono para que no se capten ni se transmitan otras conversaciones.
  • Recuerda que debes mantener actualizados los dispositivos, ya sea mediante actualizaciones automáticas o manuales. Esto podría implicar visitar el sitio web del fabricante para obtener actualizaciones y conectar el dispositivo a un equipo para actualizarlo. Los hackers siempre están inventando nuevas formas de poner en peligro los dispositivos del IoT. Los parches de seguridad te protegerán frente a esas nuevas amenazas.
  • Analiza cuáles son los dispositivos que realmente deben conectarse. Si no utilizas las funciones conectadas de la cafetera o del horno, utiliza el dispositivo en modo offline.
  • Desactiva el Plug and Play universal (UPnP). La mayoría de los dispositivos inteligentes tienen esta función que les permite buscar otros dispositivos inteligentes y conectarse a ellos automáticamente. Sin embargo, los protocolos UPnP son vulnerables a ataques externos, lo que permite a un criminal obtener el control de varios dispositivos después de haber hackeado solo uno de ellos.
  • Comprueba los permisos de las aplicaciones que se ejecutan en los dispositivos. Cualquier cosa que solicite permiso para editar la configuración del router es una posible amenaza de seguridad.
  • Ten cuidado con el almacenamiento en nube de los dispositivos. Puesto que requiere una conexión en la nube para cargar y descargar, un intruso podría hackear esta conexión y acceder a tu red. Si deseas utilizar la tecnología de nube, asegúrate de comprender las medidas adecuadas que debes adoptar para proteger tus datos y tu privacidad.

Recuerda que cada dispositivo agregado es una nueva oportunidad para que  visitantes no deseados puedan acceder a tu red. Depende de ti decidir para cada dispositivo si la comodidad o la funcionalidad adicional que te ofrece vale la pena el riesgo añadido.

Ventajas de seguridad de un hogar inteligente

Aunque el hogar inteligente presenta algunos desafíos de seguridad, también puede crear oportunidades para hacer tu casa más segura. Mientras que la mayoría de los dispositivos tienen como objetivo hacer tu vida más fácil, otros también pueden proporcionar seguridad y protección en el hogar inteligente.

Por ejemplo, disponer de un sistema de bloqueo controlado de forma remota puede garantizar que nunca tengas que hacer copias de las llaves ni dejar una de repuesto debajo del felpudo. Esto puede ayudarte a gestionar el acceso no solo de los miembros de la familia, sino también del personal de limpieza o del cuidador de la casa. Comprobar si las puertas y las ventanas están cerradas resulta más sencillo si ya no es necesario realizar una inspección física y solo tienes que preguntar al dispositivo de control.

Cuando no estás en casa, se puede mejorar la seguridad con la opción de encender y apagar las luces y el equipo de alta fidelidad de forma remota. Esto puede dar a los extraños la impresión de que estás en casa cuando salgas de fin de semana o te quedes trabajando hasta tarde. El acceso remoto a las cámaras de seguridad te permite detectar posibles problemas, como paquetes dejados a la vista en la puerta o verjas que quedaron abiertas.

Sin embargo, solo disfrutarás de estas ventajas si ya has protegido tu red doméstica inteligente y te has asegurado de que no se pueda hackear.

El futuro de los hogares inteligentes con IoT

Continuamente se crean nuevos productos para llevar el poder de Internet a los dispositivos y los sistemas domésticos. A finales de 2021, podrían utilizarse 25 mil millones de dispositivos inteligentes del IoT: bombillas inteligentes, monitores de calidad del aire, timbres, lavadoras y frigoríficos. Tu casa con IoT tendrá el potencial de ofrecer un control extraordinario, pero depende de ti garantizar que también ofrezca seguridad doméstica inteligente.

Enlaces relacionados

Hackeos de vehículos y cómo protegerte

Hackeo de la webcam: ¿Puede espiarte tu webcam?

¿Te está espiando tu televisor inteligente?

Apocalipsis del hogar inteligente

¿Son seguros los hogares inteligentes?

Llegas a casa, las luces están encendidas, la cena se está haciendo y suena una de tus canciones favoritas. Todo está a tu gusto gracias a tu hogar inteligente. Si quieres que la habitación sea más cálida, no tienes más que decir la palabra necesaria para que los altavoces inteligentes capten el mensaje y ajusten la temperatura.
Kaspersky Logo