En la actualidad, realizamos más transacciones bancarias y compras en línea que nunca. Y nos encanta. Sin embargo, esta forma práctica de comprar y gestionar nuestras finanzas también trae consigo el riesgo de convertirnos en víctimas de los estafadores de Internet. Por ello debes vigilar atentamente tus cuentas de PayPal, Amazon, Google Checkout y otras cuentas de pagos en línea, de manera que puedas identificar de inmediato actividades sospechosas.

Busca en Internet y encontrarás gran cantidad de consejos sobre lo que debes hacer si tu cuenta de pagos se ve comprometida. Pero ¿cuáles son las señales de que los cibercriminales se infiltraron en tu cuenta? Aquí te presentamos nuestros consejos principales para mantener tu dinero a buen recaudo.

1/ Presta atención a cualquier actividad no autorizada; sé consciente siempre de las transacciones esperadas. Incluso una transferencia no autorizada por un monto ínfimo puede constituir una señal de peligro.

2/ Presta atención a cualquier actividad no autorizada; sé consciente siempre de las transacciones esperadas. Incluso una transferencia no autorizada por un monto ínfimo puede constituir una señal de peligro.

3/ No ignores las notificaciones; si recibes un correo electrónico en el que se te indica que tu información bancaria ha cambiado y tú no la cambiaste, eso es señal de que tu cuenta puede estar comprometida.

4/ Ten cuidado con las llamadas falsas: si una persona te llama y afirma ser tu proveedor de servicios de pago, insiste en devolverle la llamada al número de teléfono público de la empresa.

5/ No confíes en los mensajes: si de pronto comienzas a recibir mensajes o llamadas de un número de teléfono móvil que tu proveedor no suele usar, ten mucho cuidado.

6/ Revisa cada correo electrónico: si un correo electrónico u otra comunicación en línea no parecen legítimos, no los respondas sin antes consultar a tu proveedor.

7/ Ten cuidado con los enlaces falsos: si observas una actividad inusual en tu cuenta, verifica si hiciste clic recientemente en algún enlace sospechoso incluido en un mensaje de correo electrónico.

Además, debes asegurarte de contar con un programa de seguridad de Internet eficaz, con funciones de banca en línea seguras. Los cibercriminales más sofisticados ahora utilizan algo denominado ataque de hombre en el navegador.

En este tipo de exploit, el malware en tu PC modifica de manera invisible páginas web legítimas para tomar el control de tu actividad bancaria en línea. La dirección web que ves es correcta y puedes iniciar sesión en el sitio web legítimo de tu banco, pero los cibercriminales pueden interceptar la transacción, robar tus datos financieros y, lo que es aún más grave, apoderarse de tu dinero.

La única manera de protegerte totalmente de los ataques de hombre en el navegador y de otros tipos de cibercrímenes sofisticados es con un conjunto de aplicaciones de seguridad en Internet avanzado.

Otros artículos y enlaces relacionados con la seguridad de las pequeñas empresas