Esta tecnología, que forma parte de Kaspersky System Watcher, analiza los datos de los eventos más importantes del sistema, incluida la información sobre la modificación de archivos. Cuando registra que una aplicación sospechosa intenta abrir archivos personales de un usuario, genera inmediatamente una copia de seguridad protegida de esos archivos. Si se determina que la aplicación es maliciosa, Kaspersky System Watcher deshace automáticamente los cambios no solicitados.

LEER AHORA