<img src="https://d5nxst8fruw4z.cloudfront.net/atrk.gif?account=5DiPo1IWhd1070" style="display:none" height="1" width="1" alt="" />

El gusano Warhol es un tipo de gusano informático capaz de duplicarse con tal rapidez que puede infectar una gran cantidad de ordenadores conectados a Internet en tan solo 15 minutos. Algunos investigadores afirman que un gusano Warhol auténtico podría infectar todos los ordenadores conectados a Internet en un periodo de tiempo de tan solo 15 minutos, de ahí el nombre "Warhol", en honor al artista Andy Warhol, que hizo famosa la frase de: "En el futuro, todos tendremos 15 minutos de fama".

El gusano Sapphire, también denominado Slammer o SQL Slammer, según la descripción aportada por la Asociación Cooperativa para el Análisis de Datos de Internet (CAIDA, por sus siglas en inglés) en un análisis, fue el primer gusano que se aproximó a estos límites aumentando así el interés en el daño que un gusano malicioso de rápida propagación podría causar. Aunque el gusano Sapphire no transmitió una carga maliciosa, fue muy destructivo, y su aparición sugiere que el gusano Warhol no solo es una amenaza teórica, sino más bien una amenaza real.

La amenaza de los gusanos informáticos

Los gusanos informáticos suponen un importante riesgo para la seguridad porque realizan copias de sí mismos, se ocultan entre ellos y se propagan a través de los mecanismos de transferencia de datos existentes de un equipo, sin ningún tipo de interacción humana. La combinación de un gusano informático y un virus troyano (malware híbrido) da como resultado un gusano con una carga de troyano que es capaz de utilizar varios métodos de transporte para producir múltiples tipos de ataques y ocultarse para futuros ataques.

La capacidad de crear este tipo de malware híbrido es lo que hace que el gusano Warhol sea toda una amenaza. La existencia de un gusano que incorpore una carga maliciosa y que se propague a través de todos los hosts de Internet en 15 minutos implica que la destrucción causada por dicha carga se produciría antes de que la respuesta humana pudiera detener el daño.

Para proteger tu ordenador frente a malware, debes actualizar periódicamente el sistema operativo de tu equipo, utilizar un navegador actual y mantener actualizados todos los programas de software con los parches de seguridad más recientes. Evalúa los productos antivirus y los productos de seguridad en Internet y selecciona los que te ofrezcan protección total en tiempo real frente a todo tipo de amenazas.