Invisible es un término utilizado para describir técnicas que permiten que el malware pase desapercibido, es decir, que oculte todos los cambios que realiza en el sistema infectado. Este tipo de malware incluye, por ejemplo, los rootkits.

Cómo infectan los virus invisibles las computadoras

Un virus invisible puede infectar un sistema informático de varias formas, como cuando un usuario descarga un archivo adjunto malicioso en un correo electrónico, instala malware que se hace pasar por programas de sitios web o usa software no verificado e infectado con malware. Al igual que otros virus, los virus invisibles pueden tomar el control de una amplia variedad de tareas del sistema y el rendimiento del equipo puede verse afectado. Cuando realizan estas tareas, los programas antivirus detectan el malware, pero el virus invisible se ha diseñado para permanecer oculto de los programas antivirus. Para logarlo, se desplaza temporalmente fuera del archivo infectado, se copia en otra unidad y se sustituye por un archivo limpio. El virus invisible también puede evitar ser detectado ocultando el tamaño del archivo que infectó.

Cómo protegerte

El virus se puede detectar si se inicia el sistema desde un disco de reinicio (para evitar los sistemas controlados por el virus) y luego se ejecuta un análisis con el antivirus. Sin embargo, incluso si se detecta en este paso, existe la posibilidad de que el virus se haya copiado en otro archivo del sistema, por lo que continúa siendo un virus difícil de eliminar por completo. En general, la mejor solución es utilizar un software antivirus potente, diseñado para detectar virus y sus homólogos ocultos.

Otros artículos y enlaces relacionados con definiciones