content/es-mx/images/repository/isc/2017-images/malware-img-59.jpg

Según una investigación de Entertainment Software Association, "una familia promedio en Estados Unidos posee al menos una consola de juegos dedicada, una PC o un teléfono". Los dispositivos móviles se están convirtiendo en un componente fundamental de la industria de los juegos; según el NPD Group el 63 % de los niños de entre 2 y 17 años de edad utiliza dispositivos móviles para jugar. Aunque los juegos en línea pueden ofrecer una interacción social de calidad, también tienen un lado oscuro. Desde el acoso hasta los depredadores en línea y los costos ocultos, los juegos de video en línea suscitan numerosas preocupaciones. Lo más importante que debe hacer un padre o una madre es hablar sobre el uso seguro de Internet con su hijo o hija desde que son pequeños y mantener ese diálogo cuando crecen. Si comprenden los riesgos y la importancia de la seguridad, será mucho más probable que acudan a ti cuando algo los alarme o los preocupe.

Aquí te ofrecemos una lista de los siete peligros principales y sencillos consejos para mantener a tus hijos seguros cuando usan Internet.

1. Acoso en línea

Para numerosos niños, la capacidad de evadirse en el universo en línea supone un alivio a la vida real; nadie sabe quiénes son, en qué escuela estudian ni cuál es su apariencia física. Sin embargo, este anonimato funciona en ambos sentidos. Como observó Get Safe Online, algunos jugadores se aprovechan de la capacidad para cambiar de identidad para hostigar a otros jugadores haciendo deliberadamente que el juego resulte menos divertido. Entre estas prácticas se incluye el denominado "kill stealing", en el cual los acosadores matan a ciertos monstruos antes que los demás jugadores, o enfrentan grupos de monstruos de alto nivel a jugadores de bajo nivel para que los maten.

En algunos casos, el hostigamiento se convierte en acoso en línea. Existen varias formas comunes, como "susurrar" de forma directa mensajes hirientes y dañinos a los jugadores o bombardear canales de chat globales con comentarios despectivos sobre sus víctimas. Según Stay Safe Online, es fundamental que los niños y los padres comprendan las opciones que tienen a su disposición. La mayoría de los juegos permite a los jugadores "bloquear" la función de chat y los mensajes de otros usuarios y, en algunos casos, las palabras o acciones del acosador pueden constituir una infracción de los términos de servicio del juego. Siempre es conveniente escribir o tomar una captura de pantalla de cualquier conversación ofensiva y ponerla en conocimiento de los administradores del juego.

2. Problemas de privacidad

Stay Safe Online recomienda que los niños nunca creen nombres de usuario asociados a sus nombres reales y que no ofrezcan información sobre su ubicación ni su edad. Según US-CERT, la naturaleza social de los juegos en línea permite a los cibercriminales manipular las conversaciones. Estos pueden escoger a tu hijo en un canal de chat general y comenzar a enviarle mensajes privados donde solicitan datos personales detallados. Los hackers asocian los datos de los juegos y de otras fuentes para crear cuentas con el nombre de tu hijo o acceder a cuentas existentes. Nunca suministres ningún tipo de información personal y asegúrate de que los nombres de usuario y las contraseñas no sean los mismos para distintos juegos y sitios de juegos.

3. Información personal dejada en consolas y PC

Otro peligro asociado a los juegos en línea tiene su origen en las consolas y las PC. Cuando estos dispositivos llegan al final de su vida útil, numerosas familias los llevan al centro de reciclaje de artículos electrónicos local o los venden en sitios de intercambio. Con frecuencia, los usuarios olvidan eliminar sus archivos e información personal y, de esta manera, ponen en riesgo sus datos financieros y privados. Debes borrar toda la información personal de las consolas de juegos, las tablets y los teléfonos, y restablecer los valores predeterminados de fábrica de estos dispositivos. Las herramientas o procedimientos específicos necesarios pueden variar según el tipo de dispositivo, por lo que es importante que lo investigues. Además, recuerda que algunos dispositivos pueden incluir áreas de almacenamiento que no se ven afectadas por las funciones de borrado. Si el dispositivo incluye unidades de almacenamiento compatibles con PC (por ejemplo, tarjetas SD), conéctalas a la PC y borra los datos en forma segura. En el caso de las PC, no confíes exclusivamente en la función "Eliminar" ni en la acción de formateo, ya que estas funciones no eliminarán por completo los datos de la unidad. En su lugar, debes usar un programa que borre los datos sobrescribiéndolos varias veces.

4. Inquietudes asociadas al uso de cámaras web

Como señaló Business Insider, el año pasado más de 4500 cámaras web fueron pirateadas en Estados Unidos y sus imágenes se transmitieron a un sitio web ruso. Cualquier dispositivo conectado (como una cámara web o un dispositivo de audio) puede caer en las manos de atacantes y ser utilizado para aprovecharse de tus hijos. Para reducir este riesgo, asegúrate de analizar con regularidad tu sistema para comprobar la presencia de malware y comprueba que la configuración predeterminada de tu cámara web sea "off" (apagada).

5. Depredadores en línea

Por lo general, los depredadores en línea son jugadores mayores que usan los juegos de video para atraer y acosar sexualmente a víctimas más jóvenes. El resultado final pueden ser mensajes inapropiados, chats con cámara web e incluso reuniones personales que pueden derivar en explotación sexual. Según Internet Safety 101, los juegos en línea ofrecen a los depredadores la posibilidad de establecer una experiencia en línea compartida y convertirse en defensores o compañeros de equipo del niño. Después de derrotar a un personaje difícil o explorar una nueva área del juego, los depredadores establecen un vínculo con los jugadores más jóvenes y crean un conjunto de experiencias comunes que les permiten plantear preguntas más personales. En numerosos casos, los depredadores buscan poner a los niños en contra de sus padres y asumir el papel de "la única persona que los entiende". Para evitar este problema, debes conversar con tus hijos sobre los riesgos de Internet y vigilar de cerca sus juegos.

6. Cargos ocultos

Algunos juegos en línea utilizan el modelo "freemium", lo que significa que te proporcionan cierto contenido gratis, pero posteriormente tienes que pagar para acceder a otras partes del juego. Como señaló Mashable, un ejemplo es Windows 10, cuyos usuarios deben pagar por jugar a ciertos modos de juegos clásicos si quieren evitar la publicidad. O un jugador puede comprar con dinero real una espada o una armadura virtual, o acumular cargos en la tarjeta de crédito para obtener oro o experiencia para sus personajes.

En la mayoría de los casos, estos juegos exigen al usuario un número de tarjeta de crédito para registrarse y comenzar a jugar y pasan cargos automáticos en la tarjeta si el usuario decide comprar artículos o servicios nuevos. Nunca proporciones el número de tu tarjeta para ningún juego freemium. Incluso si tu hijo o hija está jugando a juegos basados en suscripción más tradicionales, te recomendamos revisar con regularidad los extractos de tu tarjeta de crédito para comprobar que no registras cobros por compras que no accediste a hacer. Si permites a tus hijos usar tu teléfono o tablet, debes considerar seriamente desactivar las actualizaciones automáticas de la aplicación para evitar que tus hijos acumulen facturas cuantiosas por compras desde la aplicación sin que te des cuenta.

En la mayoría de los casos, estos juegos exigen al usuario un número de tarjeta de crédito para registrarse y comenzar a jugar y pasan cargos automáticos en la tarjeta si el usuario decide comprar artículos o servicios nuevos. Nunca proporciones el número de tu tarjeta para ningún juego freemium. Incluso si tu hijo o hija está jugando a juegos basados en suscripción más tradicionales, te recomendamos revisar con regularidad los extractos de tu tarjeta de crédito para comprobar que no registras cobros por compras que no accediste a hacer. Si permites a tus hijos usar tu teléfono o tablet, debes considerar seriamente desactivar las actualizaciones automáticas de la aplicación para evitar que tus hijos acumulen facturas cuantiosas por compras desde la aplicación sin que te des cuenta.

7. Malware

Los troyanos pueden modificar una aplicación legítima y cargar la versión maliciosa a Google Play o a otra tienda legítima. PC World informó sobre un ejemplo reciente en este sentido: después de descargarlo, el troyano se ejecutó y fue capaz de tomar el control del dispositivo Android de un usuario para integrarlo en un "botnet" más amplio. El malware funciona con un temporizador de retardo, para que las víctimas no sospechen que el origen está en su juego en línea. En este caso, la moraleja es siempre tener cuidado con las aplicaciones que descargas. Las aplicaciones pueden parecer legítimas o disfrazarse de aplicaciones legítimas. Por ello, es importante que leas las opiniones, investigues a los desarrolladores y te asegures de que la aplicación sea segura antes de descargarla en el teléfono. Además, solo debes descargar aplicaciones de fuentes confiables.

Asegúrate de ser quien aprueba todas las descargas móviles y dedica tiempo a instalar un motor de análisis antimalware móvil de prestigio para comprobar con regularidad todos los dispositivos de tu hogar. Los juegos en línea no son pura diversión; los niños se encuentran expuestos a riesgo de acoso, robo de identidad, fraude de tarjetas de crédito e incluso explotación sexual. Procura conversar con tus hijos sobre estos riesgos.

Tweet: Los juegos en línea no son pura diversión; los niños se encuentran expuestos a riesgo de acoso, robo de identidad, fraude de tarjetas de crédito e incluso explotación sexual. ¡Retuitea esto!

Solo mediante el establecimiento de un diálogo desde que son pequeños, podrás preparar a tus hijos para que eviten estas amenazas. No bajes la guardia: observa las señales de advertencia, conoce los riesgos e interésate activamente por los hábitos de juego en línea de tus hijos.

Los siete principales peligros y riesgos asociados a los juegos en línea para niños y adolescentes

Hemos detallado una lista de los principales peligros y siete sencillos consejos para mantener a sus hijos seguros en línea.
Kaspersky Logo