Durante años, pensaste que eras solo uno de los millones de usuarios de computadoras que realizan sus tareas cotidianas; sin embargo, en verdad eres especial. Sorprendentemente, un experto de una de las principales empresas de informática del mundo identificó un problema con tu computadora y te está llamando para ayudarte a solucionarlo.

Entonces, ¿qué te hace tan especial como para que te llame un genio de la informática? Por desgracia, solo la esperanza de que seas lo suficientemente crédulo como para caer en una estafa de soporte técnico. El término hace referencia a la práctica de ponerse en contacto con alguien por una oferta de soporte técnico para un supuesto problema, con la esperanza de solicitar un pago para resolverlo u obtener el control de la computadora para acceder a información privada, robar cuentas financieras o instalar malware.

El contacto puede producirse a través de distintos canales. Generalmente, el contacto ocurre a través de llamadas telefónicas provenientes de una persona que simula trabajar para una empresa de informática importante como Microsoft o IBM; sin embargo, muchas estafas se hospedan en sitios web que podrías visitar.

En estas estafas, habitualmente se te muestran mensajes emergentes mientras estás navegando, o bien, el navegador muestra una ventana azul en pantalla completa, una página de activación de Windows o una página en la cual se te informa sobre una infección de malware o un error de sistema. En estas advertencias siempre se incluye un número de soporte al cual debes llamar, o una página web que debes visitar.

Sin importar el método que use el estafador para hacerte caer en la trampa, su objetivo siempre es el mismo: convencerte de que aceptes el soporte técnico para entonces poner en marcha sus fines maliciosos. Afortunadamente, hay diversas formas de protegerte contra estas estafas.

¿Por qué recibirías un llamado de soporte técnico?

Detente un momento y piensa: ¿por qué te llamaría una empresa de soporte técnico informático? La respuesta es simple: no lo harían. Incluso si tienes un problema real con tu PC, primero tendrías que informarlo (y esperar en una larga cola telefónica, seguramente). La empresa no va a detectar el problema e informártelo. Incluso en aquellos casos en los que grandes empresas de informática tienen la autorización legal para rastrear y monitorear a usuarios individuales, no cuentan con el tiempo ni los recursos necesarios para adoptar una estrategia tan proactiva.

Si no estás seguro, cuelga

La inclinación de muchas personas a no hacer cosas que puedan ofender a otros es uno de los pilares de la ingeniería social; no obstante, hay casos en los que el deseo de ser cortés es perjudicial. Si una llamada telefónica parece sospechosa, simplemente cuelga. Si crees que la llamada podría ser legítima, cuelga y llama al número oficial de la empresa. No uses el número telefónico que te da la persona en la línea, ni el que se muestra en el rastreador de llamadas. Conéctate a Internet y busca el número correcto. Si la llamada es una estafa, todos los números asociados con la estafa te llevarán directo a ellos.

Por otro lado, es una buena idea utilizar un teléfono distinto, ya que los estafadores pueden mantener tu línea ocupada sin colgar. Pensarás que estás marcando un número nuevo, cuando en realidad sigues hablando con la misma persona. Esto es especialmente peligroso, ya que, si piensas que marcaste el número correcto, las solicitudes del estafador parecerán confiables.

Nunca compartas tu información bancaria

Sin importar quién esté del otro lado de la línea, debes proteger siempre tus datos personales y tu información bancaria con recelo. Incluso si la persona que llama es de una empresa legítima, piensa detenidamente sobre la información que vas a compartir.

Protégete

La instalación de una solución de seguridad es una necesidad imprescindible para cada computadora y dispositivo conectado. Si tienes una solución de seguridad de primer nivel instalada y actualizada, tu computadora simplemente no mostrará alertas fraudulentas ni ventanas emergentes sospechosas.

Si crees que tu computadora ya está infectada o comprometida, sigue estos pasos:

  • Si los estafadores te pidieron acceso remoto a tu computadora, deshabilita todas las conexiones de inmediato.
  • Usa una solución de seguridad de primer nivel como Kaspersky para limpiar la computadora.
  • Desactiva o desinstala las herramientas de administración remota que estén instaladas en tu computadora.
  • Cambia todas las contraseñas y credenciales de inicio de sesión.
  • Actualiza el software de seguridad instalado en tu computadora con las actualizaciones disponibles.
  • Comunícate con tu banco e infórmales que fuiste objeto de un ataque.

Para evitar caer en estafas de soporte técnico, debes emplear las mismas medidas que con otros tipos de delitos cibernéticos. Debes estar siempre atento, actuar con recelo y evaluar las posibilidades.