content/es-mx/images/repository/isc/2020/covidscams1.jpg

Durante la crisis del coronavirus, vimos muchos ejemplos de cómo las personas se ayudan mutuamente. Un ejército de voluntarios en todo el mundo se encargó de ayudar a los más vulnerables y a las personas necesitadas. Desafortunadamente, también se presenció un aumento en las estafas de caridad, ya que los estafadores buscan aprovechar la crisis para llevar a cabo crímenes cibernéticos.

Ya en febrero de 2020 la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos advirtió que "Los estafadores están aprovechando el miedo que rodea al coronavirus. Están estableciendo sitios web para vender productos falsos y usando correos electrónicos, mensajes de texto y publicaciones en redes sociales falsos como un engaño para obtener dinero y conseguir datos personales". Estas estafas cuestan dinero e impiden que las donaciones lleguen a caridades y causas legítimas.

En este artículo, detallamos las principales estafas y fraudes que suceden durante la pandemia, qué cosas deben levantar sospechas y cómo protegerse.

¿Cómo funcionan las estafas de caridad durante la pandemia de coronavirus?

Muchas de las estafas que se usan no son nuevas, sino ataques cibernéticos clásicos con un nuevo enfoque que saca ventaja del coronavirus. Los ataques cibernéticos son intentos maliciosos deliberados de infiltrarse en el sistema de información de un individuo u organización para obtener algún tipo de beneficio de la víctima. Los fraudes de caridad tienen a estar en una de dos categorías:

  1. Estafas para el público en general
  2. Estafas para los trabajadores de organizaciones de caridad

Ejemplos de estafas por la pandemia de coronavirus: dirigidas al público en general

  • Organizaciones de caridad falsas o que se hacen pasar por organizaciones existentes: los estafadores afirman ser una organización de caridad para solicitar donaciones fraudulentas. Usualmente, eligen un nombre que suena similar a una organización de caridad real y conocida.
  • Estafas de personas necesitadas: los estafadores se hacen pasar por individuos afectados por el coronavirus o dicen actuar en nombre de un amigo o familiar, y piden donaciones. La persona dirá que tiene problemas debido a la crisis. Por ejemplo, puede decir que está enferma o varada en otro país y pedirle que le envíe dinero. Usualmente, dicen que es urgente y que no debe divulgarse la información.
  • Estafas de pruebas, vacunas y tratamientos: los estafadores ofrecen kits de pruebas caseras y curas o vacunas "milagrosas", que en realidad no existen. También es posible que estafen a beneficiarios del seguro de salud al ofrecerles pruebas de Covid-19 como intento para robarles información personal.
  • Cheques del gobierno:los estafadores dicen ser del ministerio de salud  u otro organismo gubernamental y le piden sus datos personales o intentan cobrarle tarifas falsas por obtener un cheque de beneficio, o le ofrecen una forma de obtener el dinero antes de tiempo. 
  • Fondos de seguros de depósitos y bancos: los criminales fingen ser de un fondo de seguros de depósitos o de su banco y dicen que corre peligro su cuenta bancaria o su capacidad para obtener dinero en efectivo, y le piden sus datos personales.

Ejemplos de estafas durante la pandemia de coronavirus: dirigidas a personal de organizaciones de caridad

  • Phishing. Los estafadores dicen ser parte de una organización legítima que puede ofrecer información para ayudar a organizaciones de caridad locales, como una lista de personas vulnerables en el área. Se invita a la víctima a hacer clic en un enlace para acceder a la información. Esto normalmente lleva a un sitio web falso o le pide a la víctima que realice un pago con criptomoneda (como bitcoin).
  • Fraude por cambio de información bancaria. Por ejemplo, un empleado de una organización de caridad que trabaja desde su hogar puede recibir un correo electrónico que parece ser de una empresa real que le provee servicios a la organización. El mensaje solicita que los pagos futuros se hagan a una cuenta bancaria alternativa, que en realidad es controlada por el estafador.
  • Fraude por ventas. Esto puede involucrar la venta en línea de equipo de protección personal importante a una organización de caridad o de atención de salud, que puede incluir mascarillas y guantes. Una vez realizado el pago, no se entregan los productos o los productos no cumplen con los estándares correspondientes. El estado de Nueva York fue recientemente víctima de fraude por la compra de equipo de protección personal.
Fraude en línea por la pandemia de coronavirus

Estafas de donaciones por la pandemia de coronavirus: nueve consejos para tener en cuenta

Generalmente, para cualquier estafa durante la pandemia, es importante recordar que:

  1. Las organizaciones de caridad legítimas están registradas, por lo que debería revisar las credenciales de una organización en una base de datos conocida para ver si son genuinas.
  2. Es poco probable que los individuos afectados por la enfermedad lo contacten de forma directa para solicitar dinero, sobre todo si son desconocidos.
  3. Es difícil recuperar el dinero que se envió por giro postal, transferencia bancaria, transferencia de fondos internacional, tarjeta precargada o moneda electrónica como Bitcoin. Evite arreglos con desconocidos que le pidan pagos por adelantado de esta manera.
  4. Generalmente, es muy poco probable que las organizaciones que piden que envíe dinero a un banco extranjero sean legítimas. Sea especialmente cuidadoso de las solicitudes para enviar dinero al extranjero.
  5. Un sitio web falso puede verse casi idéntico a un sitio de una organización de caridad real, solo con cambios en la información sobre dónde realizar donaciones. Es importante mantenerse alerta.
  6. Solo porque alguien sabe su nombre e información de contacto no significa que son de una fuente legítima. Ponga en duda todos los correos electrónicos y solicitudes que reciba y no estaba esperando.
  7. Los estafadores suelen usar tácticas para presionar a las víctimas, como insistir con la urgencia de la situación o usar lenguaje emotivo. A veces, esto hasta puede ser parte de un ataque de ingeniería social más amplio: la ingeniería social involucra la manipulación de las personas para que realicen acciones o divulguen información confidencial. Si alguien solicita que realice donaciones, tómese el tiempo de evaluar los hechos y no done sin realizar una investigación. Esto es porque las organizaciones reales no aplicarán ese mismo nivel de presión, y debe sospechar de cualquiera que diga que las donaciones deben hacerse de inmediato para que tengan validez.
  8. En las organizaciones de caridad legítimas, según la Wise Giving Alliance, al menos un 65% de las donaciones deben ir directamente a las personas o causas que quieren ayudar. Si la proporción es mucho menor, se cuestiona si la organización es realmente de caridad. Averiguar qué porcentaje de su donación va directamente a la causa es una manera de evaluar qué tan legítima es la organización.
  9. Tenga cuidado con los mensajes de recaudación de fondos que sean genéricos o poco específicos, como "ayudar a la gente con Covid-19". O pueden simplemente contener un número de teléfono sin información adicional más específica.

Cómo protegerse de las estafas de caridad en la pandemia de coronavirus

Consejos para personas que quieren donar

  • Busque la organización de caridad en una base de datos que sea conocida para constatar que sea legítima. Esas bases de datos incluyen:
  • Vaya al sitio web de la organización de caridad. El sitio web de una organización legítima debería ser fácil de encontrar con los motores de búsqueda. Revise el URL: la mayoría de las direcciones de organizaciones sin ánimo de lucro terminan con .org en lugar de .com. Evite direcciones que terminen con una serie de números. Deben poder verse claramente su EIN (número de identificación de empleador) y número de identificación tributario. Los sitios web falsos (en especial sitios web de organizaciones falsas) suelen solicitar información detallada como números de identificación personal, fecha de nacimiento o la información de su cuenta bancaria o PIN. Sea cuidadoso, ya que suministrar esta información facilita que puedan robar su identidad.
  • Para donar en línea, escriba la dirección del sitio web de la organización de caridad en lugar de hacer clic en un enlace. Contacte a las organizaciones directamente para realizar donaciones o para ofrecer ayuda.

Busque artículos periodísticos o información adicional que pueda validar la legitimidad del recaudador de fondos. Revise las calificaciones o comentarios públicos de la organización. Busque el nombre de la organización en línea junto con las palabras "fraude" o "estafa".

  • Nunca envíe dineroo suministre información personal, de su tarjeta de crédito o de cuentas en línea a nadie que no conozca o sea de confianza.
  • Done con tarjetas de crédito. Es la forma más segura de donar. Al donar, nunca revele números de tarjetas de regalo o ni envíe dinero por giro postal. Si alguien le pide que done de esa forma, asuma que es una estafa.
  • Borre los correos electrónicos sospechosos que contengan archivos adjuntos. Por lo general, los correos electrónicos de organizaciones de caridad no incluyen archivos adjuntos. No abra archivos adjuntos de estos correos electrónicos, ya que es muy probable que sean virus o que descarguen malware a su computadora sin que lo sepa, lo que hace que sea vulnerable a intentos futuros de hackeo.
  • No haga clic en enlaces sospechosos dentro de los correos electrónicos, y nunca responda mensajes o llamadas sospechosos que le soliciten información personal o financiera. No hacer clic en los enlaces de organizaciones falsas también ayudará a prevenir las estafas de phishing.
  • Revise que las direcciones de correo electrónico sean válidas. Coloque el puntero encima de la dirección de correo electrónico para revelar la dirección verdadera. Revise si está corresponde a una organización de caridad real o es inventada para engañar.
  • Tenga cuidado en las redes sociales. Las redes sociales son una manera útil para que las organizaciones de caridad se comuniquen con el público en general para solicitar donaciones. Pero no asuma que una solicitud de donación en Facebook, Twitter o YouTube es real solo porque un amigo le dio me gusta o la compartió. Tómese el tiempo para investigar el grupo antes de donar.
  • Done a través de un servicio seguro y respetable. Por ejemplo, Giving Basket de Charity Navigator es una forma segura y conveniente de donar a las causas que le importan. La Giving Basket solo dona a organizaciones de caridad legítimas, lo que lo protege de donar por error a una solicitud fraudulenta.
  • Ponga en duda las solicitudes por GoFundMe. En los últimos años, ha habido un aumento en la cantidad de sitios web de crowdsourcing como GoFundMe.com, en los que la gente puede abrir rápidamente solicitudes de recaudación de fondos para pagar gastos de facturas médicas o tragedias personales que sucedieron de forma repentina. Sin embargo, la plataforma no verifica las solicitudes individuales, así que no hay forma de averiguar si una historia es real o una estafa. Una vez más le recomendamos que tenga cuidado.
  • Proteja sus dispositivos. Instale siempre las últimas actualizaciones del software y de las aplicaciones para proteger sus dispositivos de las amenazas más nuevas. Adquiera una solución de seguridad cibernética completa como Kaspersky Security Cloud para obtener seguridad personalizada y adaptable para todos sus dispositivos.
Estafas de caridad en línea durante la pandemia de coronavirus

Consejos para trabajadores de organizaciones de caridad

  • Sea cauteloso si va a hacer una compra a nombre de su organización de una empresa o persona que no conozca. Hable con sus compañeros si no está seguro.
  • Tenga cuidado si le solicitan que realice cambios a sus datos bancarios o que envíe pagos a una cuenta nueva. Siempre que sea posible, respete los procedimientos de validación de su organización y verifique la autenticidad de los mensajes antes de enviar un pago o de realizar el proceso para hacer cambios en sus datos bancarios.
  • Dude de las ofertas desconocidas de productos o de otro tipo de apoyo financiero en las que se solicite un pago por adelantado. No se sienta presionada para tomar una decisión que pueda ser perjudicial para su organización o sus beneficiarios.
  • Confíe en su intuición. Si siente que algo no está bien, no siga adelante. Como dice la frase, si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea.

¿Qué hacer si cayó víctima de una estafa por una organización de caridad falsa?

Si cree que ha suministrado los detalles de su cuenta a un estafador, póngase en contacto con su banco o institución financiera de inmediato.

Si usted o su organización fueron víctimas de fraude o de un crimen cibernético, puede reportarlo también a las organizaciones relevantes en su país:

Reportar los fraudes de caridad ayuda a advertir a los demás sobre las estafas actuales y permite que las agencias correspondientes controlen las tendencias e interrumpir estafas cuando sea posible. Es útil incluir detalles de contacto del estafador que recibió, como el correo electrónico o una captura de pantalla. También considere usar una solución antimalware para ayudarlo a protegerse de las amenazas. Por ejemplo, Kaspersky’s Internet Security ofrece protección avanzada contra ransomware y está disponible para la mayoría de los sistemas operativos.

Es importante mantenerse alerta debido a la existencia de los fraudes y estafas durante la pandemia de coronavirus. Sin embargo, esto no debe impedir que done a causas realmente buenas durante la crisis. Las organizaciones de caridad realizan un trabajo importante al ayudar a las personas que más lo necesitan. Simplemente debe asegurarse de que dona a organizaciones legítimas y no a criminales cibernéticos que intentan aprovecharse de la situación.

Artículos relacionados:

Estafas de donaciones a caridad por la pandemia de coronavirus: lo que debe saber y cómo protegerse

La pandemia de coronavirus ha producido un aumento en las estafas que abusan del tema de la caridad, ya que los estafadores buscan aprovecharse de la situación. Hablaremos de algunas estafas durante la pandemia de Covid-19 que debe tener en cuenta y sobre cómo protegerse.
Kaspersky Logo