Las tecnologías de whitelisting y control de aplicaciones ayudan a proteger los sistemas frente a amenazas conocidas y desconocidas, ya que ofrecen a los administradores un control total de los tipos de aplicaciones y programas que se pueden ejecutar en sus endpoints, independientemente del comportamiento de los usuarios finales.

LEER AHORA