Esta guía práctica destaca los 5 riesgos clave que conducen a vulneraciones de seguridad: 1) Empleados: pautas para cuidar la seguridad de TI; 2) Aplicaciones: los parches como prioridad; 3) Movilidad: proteger a los empleados sin importar dónde trabajen; 4) Dispositivos: cerrar la puerta al malware; 5) Internet y redes sociales: encontrar el equilibrio entre el control y la libertad.

LEER AHORA