Objetivos del programa

  • Reducir el riesgo de que el software de un socio se clasifique por error como malicioso (detecciones de falsos positivos).
  • Garantizar que la experiencia de los usuarios sea positiva cuando descargan y usan software de Kaspersky Lab y del socio.
  • Reducir significativamente la carga impuesta a los servicios de soporte del socio y de Kaspersky Lab.

Beneficios

  • Participar en el programa no tiene costo.
  • Compatibilidad verificada con las configuraciones actuales de protección antivirus que ofrece Kaspersky Lab. Menor riesgo de falsas alarmas generadas por la protección antivirus en caso de que el software del socio tenga un comportamiento no estándar.
  • Kaspersky Lab, líder en protección antivirus y seguridad de la información, aporta conocimiento experto externo e independiente sobre el software.

Requisitos para participar en el programa Whitelist

  • La empresa debe tener un sitio web funcional.
  • El sitio web debe contener el domicilio legal de la empresa.
  • Ni el software ni el sitio de la empresa pueden promover ideas religiosas, políticas ni pseudocientíficas.
  • El software de la empresa no debe replicar la interfaz del producto de un tercero ni mensajes estándares de un sistema operativo. El software de la empresa no debe mostrar mensajes falsos supuestamente provenientes de un tercero.
  • Todos los íconos y textos de control del sitio y el software deben indicar con claridad la acción asociada.
  • El software de la empresa no debe promocionar software ni recursos web de terceros, salvo que sea una plataforma de lanzamiento (como Steam y Origin).
  • El código y los archivos de configuración del software (incluidos los que se descarguen) deben estar libres de funciones que permitan al software invocar recursos maliciosos o que alojen programas posiblemente indeseables (PuP).
  • La firma digital (en caso de que la empresa tenga una) no puede coincidir con la de otros proveedores ni puede estar vulnerada (no puede haber casos registrados de malware o PuP con esa firma).
  • No se agregarán programas de administración remota si:
    • Se sabe que el software fue utilizado alguna vez por hackers (por ejemplo, si el programa se usó como “backdoor”).
    • El programa puede usarse para acceder remotamente a una computadora sin notificar al usuario.