Durante la pandemia de Covid-19, más del 52% de los latinoamericanos consumió “más o muchas más” noticias en comparación con un año normal. Además, tres cuartas partes de ellos se han sentido saturados por la gran cantidad de información sobre un mismo tema. Estas son algunas de las conclusiones del estudio “La infodemia y su impacto en la vida digital” desarrollado por Kaspersky, en asociación con la empresa de investigación CORPA.

some-image-name.jpg

El término infodemia se refiere a la difusión rápida y constante de noticias, tanto reales como falsas, que dificultan la comprensión de un tema. Según el informe, los peruanos (61%) fueron los que más aumentaron el consumo de noticias durante la pandemia, seguidos de los chilenos (53%), argentinos (52%), brasileños (51%), mexicanos (51%) y colombianos (45%). En cuanto a la sensación de saturación por exceso de información, los datos sitúan a los usuarios de Colombia en primer lugar (81%), seguidos de argentinos (79%), peruanos (78%), chilenos (77%), brasileños (67%) y mexicanos (62%).

 “Los resultados preliminares de este estudio refuerzan cuán profundo ha sido el impacto de la pandemia y el aislamiento social. Al inicio del confinamiento tuvimos que aprender sobre el virus y cómo protegernos así de cómo adaptarnos a las reglas de distanciamiento. Nuestra investigación muestra que muchas personas se sintieron agotadas por el constante flujo de información que, en ocasiones, se contradecía. Lo que experimentamos es similar a un ataque de denegación de servicio (DDoS - ciberataque que intenta sobrecargar un sitio web / servicio con múltiples accesos) a nuestro cerebro, que al saturarse nos genera un apagón mental”, comenta Dmitry Bestuzhev, Director del equipo de investigación y análisis para América Latina en Kaspersky.

Como era de esperarse, los temas que más han causado sobrecarga mental en las personas son aquellos relacionados a la actualización diaria del número de infectados y fallecidos a causa del coronavirus (79%), directrices para la prevención del virus (47%) y la carrera para la vacunación (40%).

Además, según Bestuzhev, dado a que el Covid-19 es un virus nuevo, al principio de la pandemia la información oficial cambiaba constantemente, lo que dio pie a la creación y propagación de noticias falsas, creando confusión y afectando el comportamiento de las personas. De hecho, el informe reveló que la sobrecarga de información ha causado estrés (51%), pesimismo (41%), ansiedad (28%), depresión (33%) e incomodidad (26%) entre los latinoamericanos, contribuyendo al apagón mental. 

Esto se hizo evidente en que, a pesar de la constante repetición sobre las estrategias de protección, uso de mascarilla, gel de alcohol y distanciamiento social por los expertos, se continuaban formando aglomeraciones de personas sin mascarilla”, subraya Bestuzhev. “Además, a lo largo de los últimos 14 meses, hemos detectadoinformación falsa que explota el tema del Covid-19, comosubsidios gubernamentales falsosysitios web fraudulentosofreciendo desde mascarillas hastavacunas, los cuales, además de propagar la desinformación, tienen el objetivo de robar los datos de los usuarios”.

Para contrarrestar la sobrecarga cerebral que conlleva al apagón mental y evitar sus consecuencias, Kaspersky hace un paralelo entre la rutina de la vida real y las actividades virtuales y ofrece recomendaciones:

  1. Crea hábitos saludables

Para mantener una vida equilibrada, es necesario organizar nuestro tiempo para realizar actividades físicas, comer cada cuatro horas y dormir ocho horas diarias. Similarmente, debemos llevar esta disciplina al mundo virtual, organizando un período del día para leer noticias, otro para responder a correos electrónicos y mensajes. También vale la pena utilizar la función “ver / leer más tarde”, disponible en redes sociales y navegadores.

  1. Date tiempo

Ya sea en la escuela o en un evento corporativo, siempre hay un descanso después de un período de concentración y trabajo intenso. Esta pausa es fundamental para que el cerebro descanse y se prepare para absorber más información. “Creamos el hábito de que tenemos que hacer todo en tiempo real, pero no es así. No es necesario que comentemos sobre una publicación en el momento exacto en que se publique. No tenemos que aprovechar una oferta tan pronto vemos el anuncio. No debemos tomar la información como verdadera solo porque hayamos recibido un enlace. Nuestro cerebro necesita "procesar" cierta información y necesitamos darle tiempo para que reaccione ante todo lo que sucede a diario”, recomienda Bestuzhev.

  1. Desconéctate

Realizar una actividad intensa durante un tiempo tiene efectos beneficiosos, pero todo en exceso es malo. Tal como es importante dormir un mínimo de horas para que el cuerpo se relaje, el cerebro también necesita un descanso. “Sugiero que las personas apaguen las notificaciones del teléfono celular durante breves períodos y durante la noche. Esto permitirá que el cerebro descanse y se despeje”, concluye el experto de Kaspersky.

 

Para más información sobre el estudio “La infodemia y su impacto en la vida digital”, Visita el blog oficial de Kaspersky.

Acerca de Kaspersky

Kaspersky es una empresa global de ciberseguridad y privacidad digital fundada en 1997. La profunda experiencia de Kaspersky en inteligencia de amenazas y seguridad se transforma constantemente en soluciones y servicios de seguridad innovadores para proteger a empresas, infraestructuras críticas, gobiernos y consumidores en todo el mundo. El amplio portafolio de seguridad de la compañía incluye una protección de endpoints líder y una serie de soluciones y servicios de seguridad especializados para combatir las amenazas digitales más avanzadas y en evolución. Más de 400 millones de usuarios están protegidos por las tecnologías de Kaspersky y ayudamos a 240,000 clientes corporativos a proteger lo que más valoran. Obtenga más información en http://latam.kaspersky.com

Efecto Infodemia: el exceso de información durante la pandemia ha generado la sobrecarga y el ‘apagón mental’

Estudio de Kaspersky señala que 75% de los latinoamericanos se siente saturado de información; la sobrecarga generada es como un ataque de DDoS al cerebro
Kaspersky Logo