La educación en 3D: cómo la realidad virtual está revolucionando la enseñanza

La realidad virtual se está transformando en una gran herramienta para la educación en todo el planeta. Pero eso no es una sorpresa para aquellos que, hace tiempo, ven como ese tipo de tecnología conquista a las clases escolares. Descubre cómo y porqué.

La realidad virtual se está transformando en una gran herramienta para la educación en todo el planeta. Pero eso no es una sorpresa para aquellos que, hace tiempo, ven como ese tipo de tecnología conquista a las clases escolares. Descubre cómo y porqué.

En 1989, la película Volver al Futuro 2 nos mostraba una previsión para el panorama de California del año 2015: gente en la calle con lentes de realidad virtual como si fueran los celulares que tenemos hoy en día. En la segunda película, el protagonista Marty McFly, que en la primera parte de la trilogía visita la década de 1950 y casi borra su propia existencia, encuentra a su propio hijo adolescente con uno de esos lentes de RV, prácticamente pegados a su cabeza.

Mientras tanto, pasamos por 2015 fuera de la gran pantalla y la Realidad Virtual o “VR” (“Virtual Reality, en inglés) aún no se ha vuelto algo tan presente en nuestras vidas, aunque sí es una tecnología que ha crecido rápidamente en los últimos años. Un estudio de la compañía Artillery Intelligence predice que esa tecnología llegará al 25% de los usuarios de Internet en los Estados Unidos hasta 2023Y las ventas globales de equipos de RV y AR (“Augmented Reality”) deben llegar a la marca de 43,5 millones hasta 2025, un crecimiento increíble del 690% en relación con los valores registrados en 2020.

Parte de ese crecimiento se debe al potencial que la RV tiene de cambiar la manera como las futuras generaciones van a estudiar, utilizando experiencias inmersivas que le dan a los alumnos una comprensión más profunda sobre cada tema. “Los límites son prácticamente infinitos. Los profesores de historia pueden llevar a sus alumnos para dentro de la acción, recreando importantes hechos. Los estudiantes también pueden hacer visitas guiadas a museos o recrear modelos en 3D de puentes y edificios para analizar los efectos del tiempo sobre esas construcciones, por ejemplo”, afirma Jonathan Kinsey, diseñador senior en Collegis Education, una compañía que provee servicios de tecnología para sistemas de educación. “Es una herramienta increíble para aplicar el conocimiento”, completa.

Gur Windmiller, instructor de astronomía de la Universidad de San Diego está de acuerdo: “Creo que la RV puede ser utilizada en cualquier tipo de contenido donde sea útil tener una combinación de inmersión, interactividad y nociones espaciales o en tres dimensiones. Con la financiación ideal y el uso correcto, podemos ver múltiples contenidos sacándole gran beneficio al uso de la RV“. 

Simulación de protección interactiva de Kaspersky

Aprendizaje digital con RV

Haz una simulación con RV y ayuda a los líderes de tu empresa a manejar mejor sus riesgos de ciberseguridad.

Prueba por tu cuenta

El profesor Steven King, miembro de la Hussman School of Journalism and Media de la Universidad de Carolina del Norte es otro docente que se aventura en el área. King ha construido una versión 3D de su propia clase, para permitir que sus estudiantes puedan entrar, hablar entre ellos y armar grupos, aunque de manera virtual. “Siento que me estoy involucrando aún más con mis compañeros. Este experimento trae un aspecto de comunidad que no tendríamos solamente con Zoom o Skype”, ha declarado uno de los alumnos del profesor King para el diario local The Daily Tar Heel. 

La realidad virtual en las ciencias médicas 

Enseñar anatomía o neurología involucra traducir una gran cantidad de datos complejos e informaciones tridimensionales a imágenes bidimensionales que puedan ser vistas en cuadernos, libros y apostillas. Tod Clapp, profesor-asistente en el Departamento de Ciencias Biomédicas de la Universidad del Estado de Colorado explica: “Empezamos a apostar en la realidad virtual porque queríamos encontrar una solución para que nuestros estudiantes pudieran traducir mejor los conocimientos que aprenden en 2D a la práctica, que ocurre en 3D”.

Para solucionar ese tema, la universidad construyó el primer laboratorio de realidad virtual a gran escala, con más de 230 metros cuadrados y equipado con más de cien computadores y lentes de realidad virtual. Con esa infraestructura, los estudiantes de anatomía pueden trabajar en equipos de hasta cuatro personas e interactuar entre ellos usando el propio equipo. “Los estudiantes evaluaron el nuevo curso como tan o hasta más atractivo que las clases presenciales”, dice Clapp.

Los estudiantes dicen que sienten que están en una clase particular. Las clases con RV permiten que los instructores ‘oculten’ y ‘revelen’ alumnos cuando quieran, por lo tanto, cuando uno de esos alumnos le hace una pregunta al profesor, el estudiante solo puede verse a sí mismo y al maestro, lo que crea una sensación mucho más directa y personal

Desde que la Universidad del Estado de Colorado decidió hacerse pionera en el uso de realidad virtual en gran escala en sus programas, gran parte del contenido de sus cursos tuvo que empezar a ser producido internamente, lo que representó una gran demanda para la institución. Aun así, Clapp afirma que el esfuerzo vale la pena: “En el área de la ciencia de materiales, tuvimos la oportunidad de ver a algunos colaboradores analizando la manera en que los átomos se alinean en los metales, por medio de la realidad virtual. Ese es algo muy especial, porque cuando ves eso en tres dimensiones y tienes la oportunidad de debatirlo con tus colegas, adquieres una otra visión de todo eso”. 

Es la oportunidad de ver cómo algo ocurre en su versión natural. Aunque sea por medio de una pantalla, una taza o de cualquier otro elemento usado para componer el escenario, con la RV logramos interactuar con el contenido en 3D, lo que al final es mucho más intuitivo

Tod Clapp

profesor asistente, departmento de ciencias biomédicas, Colorado State University

Volviendo en el tiempo por medio de la realidad virtual

Los fanáticos de la historia pueden ya haberse preguntado cómo sería ser un gladiador en el Coliseo en el año 80 d.C o cómo sería caminar por la antigua ciudad de Pompeya en 79 d.C.: ver sus monumentos, sus frescos y sus saunas públicos antes de que llegara toda la lava, u observar la construcción de la gran pirámide de Guiza durante el reinado del faraón Khufu en el año 2500 a.C. Pero con la realidad virtual, los estudiantes de historia pueden explorar esas y otras civilizaciones antiguas casi como si estuvieran en ellas.

En 2018, por primera vez, estudiantes de antropología de las universidades de Harvard (EEUU) y Zhejiang (China), pudieron “viajar” virtualmente al campo de Guiza para estudiar las tumbas y la Esfinge desde sus propias salas de clase, equipadas con lentes de RV. Aunque separados por casi 12 mil kilómetros, los dos grupos de estudiantes pudieron trabajar lado a lado con sus avatares para examinar el terreno, las tumbas y estudiar a los jeroglíficos egipcios.

Desde entonces, aplicaciones como KingTut VRTimeloope y Trench Experience VR han permitido que cualquiera pueda visitar la tumba del rey Tutankamón, vivir la realidad de la Segunda Guerra Mundial o viajar virtualmente alrededor del mundo, todo a partir de un auricular de realidad virtual. Mientras tanto, plataformas como la ClassVR han ayudado a llevar otros elementos de la historia a las clases por medio de la realidad virtual, llevando a miles de alumnos a visitar las piedras de Stonehenge, la tumba de Ramsés VI y la Acrópolis de Atenas. Además, otros medios de comunicación, como The New York Times y la BBC, también se aventuraron en el área, lanzando grandes proyectos y experiencias en RV.

Practicando emergencias sin ningún riesgo

En un hospital, los enfermeros tienen que tomar decisiones difíciles sobre sus pacientes, muchas veces en situaciones de estrés y de alto riesgo. Durante décadas, los instructores del área utilizaron los servicios de maniquíes para demostrar procedimientos, enseñar técnicas y permitir que sus estudiantes practicasen. Pero, desafortunadamente, aún no existía un escenario con situaciones de riesgo controlado para que esos futuros enfermeros practicasen sus reacciones, el pensamiento rápido y bajo presión. Pero la RV puede ayudar a simular mejor ese tipo de situaciones.

En 2019, la Escuela de Enfermería de la West Carolina University condujo una simulación en realidad virtual. Los participantes fueron introducidos a un ambiente virtual en donde un paciente enfrentaba una grave reacción alérgica. El paciente virtual, que había sido mordido por un gato, había recibido una dosis de un antibiótico que lo llevó a desarrollar un shock anafiláctico. La tarea era que los participantes solucionaran rápidamente el caso para evitar que la persona sufriera grandes perjuicios para su salud.

Para Patricia Rade, una de las alumnas involucradas en ese ejercicio, el experimento fue muy positivo: “Sentí que estaba viviendo aquella escena de verdad, manejando una emergencia real. Fue una gran experiencia. Tuve que usar todo mi conocimiento y raciocinio crítico para saber qué priorizar en aquel momento”. 

Más allá de simular escenarios que serían difíciles de replicar, la realidad virtual aún puede ayudar a reducir los costos de entrenamiento que muchas veces terminan cayendo sobre los propios estudiantes: “Los alumnos de enfermería y medicina son un grupo que suele necesitar de más herramientas que los demás, y esos materiales generalmente tienen que ser comprados a cada experimento. Pero el sistema de RV nos da la oportunidad de sustituir esas herramientas por algo que dure más. Es necesaria una inversión inicial más alta, pero después ya no tienes que pensar en eso por mucho tiempo”, explica Jonathan Kinsey, de Collegis Education.

Una enseñanza que atrae por el lado práctico

Los estudiantes muchas veces tienen que conformarse con una versión básica y poco interesante de la educación cuando acceden a los métodos clásicos de educación virtual: estar horas y horas mirando a una pantalla. Pero las salas de clase virtuales sí pueden involucrar más a los alumnos y así retener más su atención, incluso hasta en mayor medida que en las clases presenciales. Los alumnos pueden interactuar entre ellos usando sus avatares, con una visión más aproximada sobre lo que están aprendiendo y hasta involucrarse físicamente con el tema abordado.

Windmiller afirma: “No tengo dudas de que la RV es extremadamente interactiva, principalmente por ser una novedad y algo muy diferente a los que los estudiantes en general están acostumbrados”.

Clapp se muestra de acuerdo y también afirma: “Cuando las personas interactúan en el campo virtual lo que vemos es que suelen poner sus avatares frente a frente para charlar. Para nosotros eso es una prueba de que sí existen interacciones relevantes y que la RV es un recurso muy valioso e interesante, principalmente cuando consideramos el valor de tener esas experiencias en tres dimensiones”.

Un estudio de 2020 muestra que tan eficiente la educación con RV puede ser, llegando a la marca de 75% de retención de atención, un valor un 5% más alto que el de las clases presenciales y un 10% más alto que el de la lectura. El único método de enseñanza que mostró retener más a los alumnos que la realidad virtual fue el acto de enseñar a otras personas, opción que obtuvo una tasa de retención de 90%.

Otro estudio realizado en una clase en Beijing, China, puso la realidad virtual en comparación con métodos tradicionales y reveló que los estudiantes que tuvieron clases con esa tecnología alcanzaron notas entre 27% y 32% más altas que sus colegas.

Pero, de la misma manera que cualquier otra tecnología que utilice una conexión a Internet, la RV también tiene sus problemas y riesgos de privacidad y de ciberseguridad. Incluso porque esos sistemas pueden llegar a almacenar datos sensibles y personales, y por eso también están vulnerables a filtraciones y a “deep fakes”, un tipo de vídeo creado artificialmente y que imita la manera en que una persona actúa y hablaPor eso, cualquiera que desee invertir en realidad virtual debe preocuparse en aprender cómo reducir sus riesgos de ciberseguridad y privacidad, y cómo realizar procedimientos de seguridad, como encriptar datos sensibles y mantener su firmware siempre actualizado.

El panorama general es que la realidad virtual tiene mucho que ofrecer para la educación y puede mejorar la participación y la retención de información de los alumnos al facilitar la simulación de experiencia difíciles de recrear, que pueden ir desde una tarea a ser realizada bajo presión, hasta un viaje en el tiempo por eventos históricos del pasado. Y aunque la adopción generalizada aún esté muy lejos de ocurrir, mientras tanto vemos los lentes de RV vendiéndose cada vez más rápido alrededor del mundo. Si es usada de una manera segura y bien planeada, la conclusión es que la realidad virtual puede ayudarnos a descubrir nuevas habilidades, competencias y abrir puertas para las próximas generaciones.

Simulación de protección interactiva de Kaspersky

Haz una simulación de RV y ayuda a los líderes de tu empresa a manejar mejor sus riesgos de ciberseguridad. 

Descubre cómo

Suggested articles
Author info

¿Qué sigue?

Sea el primero en descubrir lo que está sucediendo en tecnología, liderazgo y ciberseguridad.