Cómo fomentar el papel de la mujer en el universo TI

7 Mar 2019

Este año, el Día Internacional de la Mujer se centra en el tema #BalanceforBetter que alude a la equidad, un mensaje particularmente apropiado en mi industria, la ciberseguridad.

El hashtag es una versión acortada de “Better the balance, better the world” y, de hecho, la igualdad de género en la industria nunca ha sido tan importante como ahora. Actualmente, la ciberseguridad cuenta con una proporción muy pequeña de talento femenino, es más, según las estimaciones, un 90 % de los trabajadores son hombres. La investigación que llevó a cabo Kaspersky Lab este año destapó que la mitad de los encuestados trabajan en equipos mayoritariamente masculinos, multiplicando por seis la cifra de equipos principalmente femeninos de la industria informática en general.

Yo crecí en Yugoslavia, donde es normal que a una mujer le guste la informática e, incluso, estudie una carrera sobre esta temática. En la universidad, el 70 % de mi clase eran mujeres (y esto era normal), ya que en el Este de Europa siempre se ha animado a las mujeres a estudiar carreras técnicas. Pero cuando me mudé a Europa Occidental para completar mis másteres, la cifra decayó hasta un 7 %, todo un choque cultural; por lo que comencé mi carrera en programación con muy pocas mujeres. En el mundo empresarial, destaqué como una mujer joven en un mundo de hombres. No obstante, lo llevé a mi terreno, sabiendo que al menos me recordarían por ser diferente, lo cual me ayudaría a desarrollar relaciones comerciales.

Ahora quiero que las mujeres vean que una carrera técnica y, sobre todo, una en ciberseguridad es muy gratificante, por lo que realmente merece la pena. A su vez, también quiero que sepan que el ambiente es cordial y alentador.

En Kaspersky Lab, estamos orgullosos de las muchas mujeres que contribuyen a nuestra misión, desde la vicedirectora de ventas hasta aquellas que trabajan en los equipos de investigación y desarrollo para protegernos contra las amenazas cibernéticas. Pero queremos hacer más. Queremos que se unan a nuestro equipo más mujeres entusiastas y motivadas y que nos ayuden a salvar el mundo con sus experiencias y puntos de vista. Esto no solo beneficiaría a la mujer, sino que también ayudaría a la industria con un personal más diverso.

En mis conversaciones con Jane Frankland, autora de un libro sobre el papel de las mujeres en la ciberseguridad y defensora de su presencia en la industria, discutimos cómo aportan las mujeres un enfoque diferente a las situaciones de amenaza y riesgo que ayudan a crear un mundo online más seguro.

La solución para salvar esta brecha no es complicada. A principios de año, preguntamos a las mujeres de la industria cuál sería la respuesta y, entre las responsables informáticas, el 40 % creen que el gobierno y las universidades deberían dar incentivos para atraer a las chicas y mujeres a ejercer una carrera en tecnología; que empresas como Kaspersky también entren en acción con iniciativas y derriben las barreras de su entrada.

En Kaspersky Lab pensamos que siempre hay que seleccionar a la mejor persona para el puesto de trabajo, sin importar el género. Dicho esto, sabemos cómo animar a las mujeres a entrar en nuestra industria, por ello, el año pasado estuvimos más activos que nunca para conseguir la igualdad de género y ayudar a que la ciberseguridad se convierta en un entorno más acogedor para las mujeres. Por ello, nos comprometimos con Tech She Can de PwC para animar a más jóvenes a iniciar sus carreras técnicas y apoyamos la competición AMPLIFY de Girls in Tech, que ofrecía a las empresas emergentes en tecnología lideradas por mujeres una oportunidad de crecimiento. Además, introducimos nuestra propia red de mujeres, Women’s Network, una versión de prueba en el Reino Unido para unir a las mujeres de nuestra compañía con la industria. Este año, nos hemos comprometido a facilitar las prácticas a un público más amplio y a fomentar talleres de introducción que ofrezcan un panorama general sobre la industria y la oportunidad de conocer a mentores y expertos que les ayuden durante su carrera.

Nuestra estrategia es actuar para conseguir la igualdad y un personal más eficaz, no hay nada más que hablar. Tenemos que seguir trabajando para crear una industria más diversa y segura.