4 Oct 2017

Carros del futuro: un informe sobre el Salón del Automóvil de Frankfurt

Productos Threats

Si quisieras saber cómo serán los carros del futuro, el Salón del Automóvil de Frankfurt es uno de los mejores eventos para descubrirlo. Se trata de la exhibición de coches más grande del mundo y más importante para la industria de fabricación de carros de Alemania. Su nombre completo es Internationale Automobil-Ausstellung (IAA).

Aspark Owl, ¿el carro más rápido del mundo?

Si nunca has escuchado hablar del Aspark Owl, es normal. Nadie, excepto sus creadores, sabían de la existencia de este súpercoche antes de llegar al Salón del Automóvil de Frankfurt, por lo que su debut sorprendió a todo el mundo.

Aspark Owl: de 0 a 100 km/h en solo 2 segundos

Según afirman sus diseñadores, este supercarro completamente eléctrico (utiliza una combinación de batería y supercondensadores) es ahora el coche más rápido del mundo, acelerando de 0 a 100 km/h en exactamente dos segundos. Con este resultado, es varias décimas de segundo mejor que el récord anterior, perteneciente a Ultima Evolution Coupe, Dodge Challenger SRT Demon, y Model S P100D de Tesla.

El chásis de Aspark Owl está hecho por completo de fibra de carbono y solo pesa 50 kilos. El peso total del carro es de 850 kilos, la mitad de peso que un Lamborghini Aventador, por ejemplo.

Aspark Owl solo mide 99 cm de altura

Su velocidad máxima es de 280 km/h, algo baja para ser un súpercoche, pero es bastante alta para ser un coche eléctrico; el Tesla, que es el más rápido, llega a 250 km/h. Sin embargo, el rango del Aspark Owl solo llega a 150 km/h. En el stand de Aspark en Frankfurt, se puede hacer una reserva del vehículo antes de que salga a la venta, pero todavía no se conoce ni su costo ni su fecha de lanzamiento.

Audi A8: el primer vehículo autónomo de tercer nivel

En IAA 2017, Audi presentó su nuevo sedán insignia, el A8. Entre otras cosas, este sedán se desarrolló con funciones autónomas. Es el primer coche de producción masiva del mundo que, además de tener las tradicionales cámaras y radares, utiliza lídar. Audi también afirma que el modelo A8 es el primer coche de conducción autónoma de nivel tres, según la clasificación de la SAE (Sociedad de Ingenieros Automotrices).

El nuevo Audi A8, equipado con la tecnología autónoma más avanzada en el mercado

Esto significa que, bajo ciertas condiciones (en este caso, se movería a 60 km/h) el conductor se puede olvidar del control del carro y se puede distraer viendo películas, mandando mensajes, etc. Hasta ahora, los Teslas han sido considerados como los coches con la mejor tecnología autónoma, pero son de nivel dos, por lo que el conductor siempre debe prestar atención a la carretera y estar listo para tomar el control del carro en cualquier momento.

Audi A8: botón de piloto automático ubicado directamente frente a la palanca de cambios

La tecnología autónoma avanzada utilizada en el Audi A8 está respadada por Nvidia. El carro utiliza un total de seis procesadores Nvidia, también responsables del panel de control, el sistema de entretenimiento, la navegación, etc.

Qualcomm Halo: carga inalámbrica

Cabe destacar que la tecnología de carga inalámbrica ya forma parte de los proyectos Qualcomm desde hace bastante tiempo. Pero la empresa espera ir este año más allá de prototipos y proyectos para implementarla en la producción masiva de vehículos. Dos gigantes alemanes del sector prometieron llevar esta tecnología a sus coches para el 2018: BWM está planeando introducir la carga inalámbrica en su modelo híbrido 530e, y Daimler quiere implementarlo en su modelo híbrido Mercedes S560e.

Además, Qualcomm ya está trabajando en la carga inalámbrica de nueva generación que permitiría cargar las baterías de vehículos en movimiento, incluso a altas velocidades.

Esta tecnología ya ha fue probada como parte del proyecto FABRIC, patrocinado por la Comisión Europea, en el que se investiga cómo construir carreteras con cargadores integrados para que se puedan cargar las baterías con el vehículo en movimiento, eliminando así el problema de la capacidad limitada de las baterías.

Estacionamiento automático: colaboración entre Valeo y Cisco

Aparentemente, aún falta tiempo para llegar a ver coches totalmente autónomos, que no necesitan intervención alguna por parte del conductor. La inteligencia artificial sigue cometiendo demasiados errores y no existen infraestructuras viales que aseguren el correcto funcionamiento de los algoritmos de reconocimiento. Además, todavía no está clara la postura a tomar con respecto a algunos dilemas éticos (por ejemplo, el llamado “dilema del tranvía“) y algunos aspectos legales. Las condiciones climáticas extremas de algunos lugares complican aún más la situación: en invierno puede ser difícil distinguir la calzada, las marcas de la carretera y los señalamientos. Estos problemas se irán solucionando gradualmente en el futuro, pero hace falta tiempo.

Sin embargo, algunas características como el piloto automático ya son muy útiles, por ejemplo, cuando nos estacionamos, sobre todo en los estacionamientos de varios niveles, donde el conductor tiene que dar vueltas para buscar lugar, una tarea que puede llevar bastante tiempo.

La velocidad límite en estas situaciones es mínima, los mapas de estos lugares son muy precisos y no pasan muchos peatones; todas estas condiciones juegan a favor del piloto automático, aunque no sea perfecto todavía.

La habilidad de una computadora para generar rápidamente una ruta puede ser útil para contactar con el centro de control e identificar rápidamente aparcamientos libres.

Pronto veremos estacionamientos “inteligentes” donde podremos dejar el coche en la entrada sin preocuparnos por dónde estacionarnos, la colaboración entre Cisco y Valeo ya va hacia esta dirección. Valeo, por un lado, se ocupará de desarrollar los pilotos automáticos, mientras Cisco se encargará de la infraestructura a instalar en estos garajes inteligentes como, por ejemplo, todo lo que se refiere a comunicaciones, sistemas de videovigilancia, zonas de control, etc.

Alexa de Amazon en los SEAT y en los BMW

Se supone que, el conductor debería mirar todo el tiempo hacia la carretera. Por eso, en los carros, la interfaz de voz no es solo una opción añadida (por ejemplo, para hacer una llamada por teléfono o para cambiar de emisora de radio), sino una funcionalidad útil, es más, fundamental. Por desgracia, solo pocas marcas han conseguido desarrollar una interfaz de voz que funcione realmente bien. Hasta ahora, solo cuatro compañías lo han conseguido: Amazon, Apple, Google y Microsoft. Tal vez, la solución ideal se lograría si estas cuatro grandes empresas se juntaran en un proyecto común.

Es lo que hizo exactamente Vokswagen AG. Gracias a su colaboración con Amazon, el gigante alemán decidió implementar su nuevo sistema en SEAT, su marca más orientada hacia los jóvenes.

Alexa de Amazon, que encontraremos en los modelos León y Atecas para final de año, es una funcionalidad que también se implementará después en los modelos Ibiza de 5 puertas y en el crossover compacto Arona, que debutó justo en el IAA 2017. Las empresas aseguran que optimizarán el software de asistente de voz para su uso en los vehículos.

BMW también anunció su intención de instalar Alexa en sus coches, pero llegará a sus modelos y a los de MINI para la segunda mitad de 2018.

Lamentablemente, el asistente de voz solo estará disponible en inglés y alemán, porque Alexa todavía no sabe otros idiomas.

Las redes incorporadas en los autos del futuro

En un vehículo, una red incorporada es un sistema muy complejo e intricado. No es algo obvio para todos los usuarios, porque la misma red y la mayor parte de los componentes conectados nunca están a la vista. En el stand de EDAG, los visitantes de la feria pueden ver cómo es esta red por dentro:

Cómo aparece ahora una red incorporada de un vehículo

Actualmente, el peso total de todos los cables de un coche asciende a ¡casi 50 kilos! Y, como en los coches se utilizan cada vez más aparatos electrónicos, se necesitarán cada vez más conexiones. Es el momento de empezar a pensar en cómo reducir el volumen de cables, para que la red integrada de los vehículos sea más sencilla.

EDAG sugiere un nuevo método: dividir el coche en zonas diferentes, cada una con su sistema de control de los componentes electrónicos y con un equipamiento que se conecte al sistema de control de cada zona. Las zonas están conectadas entre ellas a través de unos cables Ethernet ligeros y rápidos, adaptados para su uso en los coches. Los componentes se conectan a los controladores de cada zona a través de un bus LIN desarrollado (y ya en uso) como una alternativa más barata (pero no muy rápida) al bus CAN.

Según EDAG, así podría ser la red integrada en los vehículos del futuro]

En un futuro no tan lejano, las redes integradas estarán más centralizadas; dos computadoras centrales a bordo, cada uno interconectado a su respectiva zona de control derecha o izquierda. Estas zonas estarán conectadas entre ellas a través de un canal de fibra.

Cómo proteger a los coches frente a las ciberamenazas

Los vehículos modernos contienen más de cien dispositivos electrónicos conectados a través de una red. Se trata básicamente de una red sobre ruedas con una cantidad de dispositivos similar a la de una oficina de tamaño medio. Hoy en día muchos coches también tienen conexión a Internet y es muy probable que en el futuro todos (excluyendo los más baratos) estén conectados.

Las palabras “conectado” y “conectividad” fueron probablemente las más escuchadas en la IAA. Sin embargo, no ha ocurrido lo mismo con la palabra “seguridad”: muy pocas compañías de este sector se preocupan por la ciberseguridad.

¿Qué es lo que diferencia la red de un coche de la que se encuentra en una oficina? En primer lugar, en un carro no existe un departamento informático que monitoree la red y, no hay soluciones de seguridad informática específicas para coches, sin embargo, sí existe el firewall y el software de seguridad en el caso de los dispositivos de empresa.

En estos últimos años, el hackeo de carros se ha convertido en una realidad: ya hemos visto diversos ejemplos sobre cibercriminales que consiguieron hackear un vehículo a través de la conexión a Internet (y la lista es muy larga, la verdad). Si todavía no se hackeó un modelo o una marca en particular, es porque los cibercriminales todavía no se han empeñado en hacerlo.

El problema es que no se plantea el problema de la ciberseguridad desde el principio. Las compañías automovilísticas todavía no tienen experiencia en este sector y no tienen en cuenta el asunto de la ciberseguridad en su diseño para evitar ciberincidentes. Se verifica la seguridad de cada componente, pero no la de la red en su totalidad.

Secure Communication Unit: colaboración entre Kaspersky Lab y AVL

Claramente este es un aspecto que hay que cambiar y estamos dispuestos a ofrecer nuestra ayuda y a compartir nuestra extensa experiencia en seguridad informática. Kaspersky Lab está colaborando con AVL, especialista en equipamiento industrial en el sector del automóvil, y juntos hemos creado la llamada Secure Communication Unit. El dispositivo utiliza nuestro sistema operativo KasperskyOS y se ocupa de la seguridad de todas las comunicaciones desde y hacia un vehículo conectado.

Estamos buscando colaboraciones con otras empresas que puedan estar interesadas. Ha llegado la hora de tomarse en serio la seguridad informática de los coches.