Un Elefante Verde Se Une a Kaspersky

2 May 2014

¡Conoce a nuestro nuevo empleado! Aquí está, el Elefante Verde. O, más oficialmente, el Elefante Triunfante, alias Eléphant de triomphe, una escultura original de Salvador Dalí. Kaspersky Lab lo compró en febrero, pero tardamos más de dos meses en transportarlo desde Londres a Moscú, debido a varios problemas relacionados con la importación de esta majestuosa obra de arte.

Finalmente, después de tantos idas y vueltas, el Elefante está situado de manera triunfante (naturalmente, no tiene otra opción) en la entrada de nuestra oficina de Moscú, en donde todos pueden disfrutar de él.

dali-elephant-kaspersky-1-big

Difícilmente el Elefante pase desapercibido, dado que cuenta con una imponente estatura de 265 cm (8,6 pies). Además de sus llamativas piernas largas, el elefante tiene un ángel trompeteando en sus espaldas. Observa:

dali-elephant-kaspersky-2

Quizás te estés preguntando qué están haciendo esas personas cerca de la base de la escultura. Están sacando fotos a esta inscripción:

dali-elephant-kaspersky-3

Conoce a nuestro nuevo empleado – el Elefante. ¡No es broma! La famosa escultura de Salvador Dalí inspirará al equipo de Kaspersky justo desde la recepción de la oficina de Moscú.

Nuestro elefante es el número 4 de los 8 creados por Dalí para la venta. También hubo 6 elefantes adicionales hechos como pruebas de artista y para uso personal (aquí, los críticos de arte dirían: épreuves d’artiste y épreuves de fonderie). El Elefante está hecho de bronce, pero la pátina le brinda un color verde esmeralda, que encaja perfectamente con los colores corporativos de Kaspersky Lab. Además, los elefantes siempre han sido un símbolo del futuro (y también de la victoria y el triunfo) para Dalí, así que el equipo de Kaspersky definitivamente hará un buen uso del elefante como amuleto de la suerte y fuente de inspiración.

Hablando de inspiración, nuestro nuevo amigo trajo muchísima inspiración aparejada, casi desde el momento en que empezamos el proceso de desembalaje y montaje; sólo tienes que mirar el número de empleados que estaban allí y la gran cantidad de fotos que se tomaban (recuerda que esto fue un sábado y casi todos los empleados podían estar en su casa):

dali-elephant-kaspersky-4

Por supuesto, no podemos culpar a la gente por su curiosidad. El simple hecho de transportar el elefante fue una desafiante tarea de ingeniería. Una caja de madera especial, equipada con detectores de tropiezo e impacto para extremar las precauciones, tuvo que ser construida para el viaje. La caja resultó ser la más grande en el depósito de aduanas de Rusia y tuvo que ser movilizada con una máquina de carga especial. ¡Y después de todo esto, apenas pasaba a través de las puertas de nuestras oficinas!

Ahora que todo está en su lugar, el Elefante empezó con su rutina diaria en Kaspersky. ¡Ven a visitarnos y compruébalo con tus propios ojos!

dali-elephant-kaspersky-9

 

Traducido por: Guillermo Vidal Quinteiro