¡Ayuda! Mi VPN ya no me avisa

Consejos Productos

Ya hemos alabado (e ilustrado) las cualidades de las redes privadas virtuales o VPN (del inglés, Virtual Private Network). En la mayoría de los casos, si te conectas a un wifi inseguro o navegas por un sitio que debería ser seguro, pero no lo es (por ejemplo, la página de un banco o de una red social con una conexión http en vez https), Kaspersky Secure Connection saltará para preguntarte si prefieres usar su servicio de VPN.

Kaspersky Secure Connection se instala de forma automática con Kaspersky Internet Security o Kaspersky Total Security. Pero sabemos que hay a quien prefiere tener más control sobre su entorno informático, así que puedes configurar Kaspersky Secure Connection para que no te moleste. Sin embargo, si llegaras a necesitar una VPN, te contamos cómo volver a activarlo.

  1. Haz clic derecho en el área de notificaciones de la barra de tareas de Windows para comprobar si Kaspersky Secure Connection se está ejecutando. Haz clic en el icono para abrirlo.
  2. O busca “secure connection” en el menú de Inicio para abrir la herramienta desde allí.
  3. Desliza el botón para volver a activarlo y deja la configuración de ubicación en automático, a menos que tengas un motivo para cambiarla.

Navega de forma segura con la VPN activada y desconéctala cuando hayas vuelto a usar tu propia red segura.