19 Jun 2014

¿Por Qué es Una Mala Idea Instalar Más de un Antivirus?

Consejos

Muchas veces, aquellos usuarios que necesitan desesperadamente proteger su información de las amenazas más recientes, llegan a la conclusión de que, si instalan dos o tres antivirus en su máquina, podrán aumentar su nivel de seguridad. Después de todo, como dice el dicho, “cuatro ojos miran más que dos” ¿no?. Pero, ¿Se aplica este proverbio también a la ciberseguridad?

2av-compressor

Lo diré lisa y llanamente: ¡No! Y no lo digo por una cuestión de competencia con otras marcas. Múltiples antivirus instalados en una misma PC funcionarían incorrectamente por cuestiones puramente técnicas, incluso si estos estuvieran creados por la misma compañía.

Esto es así porque, en primer lugar, varios antivirus que funcionan en simultáneo generarían, inevitablemente, un conflicto en los recursos del sistema. Cada producto antivirus está diseñado para controlar una larga lista de operaciones del sistema: conexiones a la red, escritura de archivos, etc. Por lo tanto, si ambos softwares buscan controlar el sistema, cada uno se pondrá en el camino del otro. Las consecuencias pueden variar: el sistema podría volverse muy lento, quedar completamente inoperable o, incluso, ambos antivirus podrían anularse mutuamente. Lo cual, como podrás imaginar, es bastante malo.

En varias oportunidades he visto usuarios quejarse por la lentitud de sus sistemas. Muchos de ellos, caían en la apresurada decisión de culpar a nuestro producto por todos sus males. Sin embargo, cuando examinábamos el problema detalladamente, lo que en realidad había ocurrido era que estos usuarios tenían varios antivirus instalados. ¿Cómo se resuelve un problema como este? Muy fácil: el usuario debe elegir sólo una solución de seguridad y deshacerse del resto.

Asimismo, es muy común que los antivirus identifiquen a otros softwares competidores como virus. No lo hacen a propósito. Esto sucede porque todos los antivirus, esencialmente, realizan actividades que, a los ojos de un antivirus, pueden resultar “sospechosas”: controlar otras aplicaciones, por ejemplo. En verdad, los antivirus no son una amenaza y los desarrolladores de este tipo de softwares buscan siempre evitar los falsos positivos, pero, algunas veces, las listas blancas no están los suficientemente completas.

Los productos de Kaspersky Lab no son funcionales con otros antivirus instalados

Los productos de Kaspersky Lab no son funcionales con otros antivirus instalados. Para el caso de Kaspersky Internet Security, aquí es una lista de las aplicaciones que presentan conflicto con nuestro producto. Como podrás ver, en esta lista están presentes todas las soluciones de seguridad de otros proveedores, otros productos de Kaspersky y algunos plug-ins.

La lista de soluciones incompatibles con KIS se divide en dos partes. Los programas de la primera lista pueden ser eliminados automáticamente por el instalador de Kaspersky Lab. Para evitar los problemas que ya mencionamos, te recomendamos que aceptes la desinstalación de los softwares incompatibles con KIS.

La segunda parte de la lista incluyen una serie de productos que no pueden ser desinstalados automáticamente. Si la instalación de KIS no pudo ser completada con éxito, incluso luego de que el instalador de Kaspersky Lab removió los softwares en conflicto, entonces deberás comprobar en esta segunda lista si hay algún programa incompatible con KIS instalado en tu sistema. Si es así, deberás borrarlo.

Antes de que instales un nuevo antivirus, elimina la solución anterior con la ayuda de la herramienta que proporciona su proveedor. 

No obstante, puede ocurrir que la eliminación de un programa incompatible no se pueda realizar a través de los métodos tradicionales. En esos casos, cada compañía de antivirus les provee a los usuarios una herramienta para desinstalar correctamente el producto. Para que no pierdas tiempo buscando este programa, hemos reunido en esta página todas las herramientas de desinstalación de las principales compañías de antivirus.

Presta atención al siguiente ejemplo: Muchas veces, por alguna razón, los usuarios llegan a la conclusión de que su PC está infectada con malware. Frente a esta situación, los usuarios suelen cometen el grave error de comenzar a instalar versiones gratuitas de varios antivirus para combatir la supuesta amenaza. Como resultado de esto, la PC se vuelve insoportablemente lenta y sólo la restauración del sistema puede devolverle la vida a la computadora. La conclusión es clara: ¡nunca hagas esto!

“Pero, ¿Qué debo hacer?”, seguramente te preguntarás. La primera recomendación sería que inicies tu sistema en Modo Seguro y ejecutes un análisis completo con el antivirus que ya tenías instalado en tu PC desde el principio. Si estás seguro de que el virus se esconde en lo más profundo de tu sistema, esta es la forma correcta de proceder. Si el análisis no arroja ningún resultado, antes de que te apresures a instalar otros 10 antivirus, lo más recomendable es que te contactes con el soporte técnico de la compañía desarrolladora de tu antivirus. Lo más seguro es que ellos te ofrezcan la solución adecuada para tu problema. Esto puede resultar paradójico, pero en la mayoría de los casos, la máquina ni siquiera estaba infectada.

Si retomamos el proverbio del principio, tenemos que hacerle una pequeña modificación: “un antivirus está bien. Dos, no”.

No obstante, existe una notable excepción a esta regla de oro. Para aquellos que realmente necesitan comprobar la eficiencia de su antivirus comparándolo con otro, Kaspersky Lab ofrece su solución gratuita: Kaspersky Security Scan. Nuestra aplicación no interfiere con el desempeño del antivirus instalado y no consume significativamente los recursos del sistema durante su análisis. Por supuesto, si ya tienes instalado Kaspersky Anti-Virus o Kaspersky Internet Security, no hay necesidad de que ejecutes Kaspersky Security Scan.

 

 

Traducido por: Guillermo Vidal Quinteiro