Guía de Supervivencia: Rentar un Auto en el Exterior

A la gente le gusta tomarse vacaciones de muchas maneras: mientras algunos prefieren ir a la playa y caminar únicamente de la arena al hotel, otros optan por viajar miles

A la gente le gusta tomarse vacaciones de muchas maneras: mientras algunos prefieren ir a la playa y caminar únicamente de la arena al hotel, otros optan por viajar miles de kilómetros en un auto y conocer diversos lugares.

Los viajeros experimentados coinciden en que alquilar un auto es una de las mejores formas de conocer una región y recorrerlo de cabo a rabo. Sin embargo, hacerlo conlleva algunas trampas, de las que te vamos a hablar en la nota de hoy.

Elegir un servicio de alquiler de auto

La elección de una empresa para alquilar un coche puede ser fácil y desafiante. Existen muchos sitios web de agencias de viaje reconocidas que ofrecen herramientas interesantes para comparar precios y, al mismo tiempo, dejar que el usuario vea la puntuación media de los proveedores del servicio basada en comentarios.

Sin embargo, dichas evaluaciones hechas por otros no es suficiente. La mayoría de las grandes casas de renta de autos operan bajo un sistema de franquicias. Con lo cual, si alguna vez tuviste una buena experiencia con la calidad del servicio obtenido de una agencia X en Alemania no esperes lo mismo de la agencia Y de Sicilia. Sería mejor que deposites tu confianza en una compañía que ofrece su servicio en la locación puntual donde pretendas tomar tus vacaciones.

El arte de fijar precios

En su esfuerzo por tener los mejores precios, muchas empresas llevan a cabo trucos increíbles y engañosos.

Uno de los más utilizados es jugar con el combustible. Como regla, cuando en los países occidentales se alquila con el tanque lleno, es menester devolverlo en las mismas condiciones. Y si el usuario no lo hace, tendrá que pagar un costo extra por tal motivo. Vale acotar que el pago es superior a lo que equivaldría el costo del combustible.

En su esfuerzo por tener los mejores precios, las empresas de alquiler de autos llevan a cabo trucos increíbles y engañosos.

En los países del Este, sin embargo, el enfoque es otro: las agencias dan los autos con el mínimo combustible para que los usuarios recarguen la cantidad que deseen en la estación más cercana.  Algunas hacen recargos por millas por encima del límite establecido, para lograr que el coche retorne a otra sucursal, o para viajes transfronterizos (incluyendo la Unión Europea, donde no hay fronteras).

Son detalles que deben ser considerados al pensar en el costo total a pagar. Y bien puede suceder que después de haber aplicado todas las correcciones, hasta la opción más “accesible” puede que no lo sea al final de cuentas. En los EE.UU. algunas agencias no incluyen el seguro (por no hablar de los impuestos que se calculan luego de estimar el costo total). Y esto un gran problema: en algunos casos, este concepto podría superar el alquiler per sé.

¿Seguro del seguro? 

Hablemos de los seguros. Elegir un buen seguro es primordial. En la mayoría de los casos, el de responsabilidad civil –el básico- y el que incluye montos deducibles (por ejemplo, U$ 1.000) siempre estarán presentes en el plan que elijas.  Así que si, por ejemplo, por causa de un accidente el costo del arreglo asciende a U$ 2.000, tendrías que pagar la mitad.

Esto último es importante, dado que no estarás en la capacidad de incidir de ninguna manera en la estimación de los costos de daños infringidos dado que probablemente ya hayas regresado a casa cuando eso suceda. Importante: el seguro básico no cubre los daños causados ​​en parabrisas, neumáticos, techo y la parte inferior del auto, y un montón de excepciones más que están escritas en el contrato en letra pequeña, al final del documento.

La empresa seguramente hará un cargo para excluir cualquier exceso reembolsable del plan que elijas. No te dejes engañar. No aceptes ofertas así. En primer lugar, el recargo suele ser bastante alto, tanto que a menudo supera el costo total del alquiler. En segundo lugar, planes así “tan completos” no cubren el 100% de los perjuicios, como el daño a los neumáticos, parabrisas, etc.

Por lo general, hay compañías de seguros especializadas en ofrecer opciones más beneficiosas para excesos reembolsables. Las puedes encontrar en Google; basta con tipear “alquiler de seguro de exceso”. En caso que lo contrates, pagarás mucho menos y obtendrás una mejor cobertura. Ello podría incluso incluir otros beneficios muy interesantes.

Tarjetas y dólares

Sólo hay una ventaja al obtener una cobertura de seguro a todo riesgo con una compañía de alquiler. Al procesar el gasto, el proveedor podría bloquear una suma de dinero en tu tarjeta de crédito (excesos reembolsables y los gastos de alquiler. Vale acotar que algunos suelen bloquear sumas más grandes.

Al tomar el coche, asegúrate de tener una tarjeta de crédito adicional con un buen límite de crédito.

Si el coche es devuelto en condiciones adecuadas, la suma bloqueada es liberada. Sin embargo, el proceso podría llegar a tardar decenas de días, con lo cual es mejor utilizar una tarjeta de crédito con un período de gracia extendido.

Por cierto, aquí hay algunos consejos útiles en cuanto a las tarjetas. Al tomar el coche, asegúrate de tener una tarjeta de crédito adicional con un buen límite de crédito. Suele suceder que los bancos disminuyen las transacciones en el extranjero en aras de una “mayor seguridad”, así hayas pagado mucha plata en otras cosas.  Llamar al banco no es siempre una buena solución. Yo personalmente he experimentado situaciones así, como por ejemplo cuando estuve en el aeropuerto de Barcelona: la transacción de tarjeta de crédito emitida por uno de los mejores bancos de Rusia no fue posible. Luego de haber estado una hora comunicado –en vano- con Moscú, me di por vencido y pedí a mi compañero de viaje pagar con su tarjeta.

Encuentra los rasguños escondidos

Al recoger un coche alquilado, examina muy a fondo que no tenga ninguna marca de daños. Si hubiera, Asegúrate de que éstos están indicados en los documentos. Cuantos más rasguños estén documentados, mejor: esto te será útil para recibir una completa amnistía por los pequeños arañazos que puedas provocarle al automóvil tú mismo.

Es buena idea, sobre todo en los países del Este, tomar fotos del coche alquilado desde todos los ángulos y examinar los neumáticos. Si un neumático explota después de un largo viaje, podría ser una sorpresa desagradable.

Salir de un aeropuerto en coche suele ser bastante complicado, sobre todo si se trata de un gran centro internacional. Así que si un equipo de GPS no está incluido en tu plan de alquiler, asegúrate de solucionar esta cuestión por tu cuenta. Un smartphone con kit de montaje será suficiente. A su vez, cualquier aplicación gratuita con mapas offline será una excelente guía para tu viaje.

rentacar-2Los costos del descuido

Antes de alquilar un coche, deberás leer todas las normas de tránsito del país al que viajas. Por supuesto, muchas de las señales de tránsito y las normas básicas son universales, (este no es el caso para los viajeros de Estados Unidos a Europa). Sin embargo, puede que te encuentres en una situación en la que un pequeño cartel con un mensaje minúsculo en el idioma local signifique “zona de tráfico limitado con graves consecuencias para los no residentes”.

Además, aquí te dejo un consejo basado en mi experiencia personal: aun siendo un conductor muy prudente y hábil, asegúrate de haber estudiado los principios de registro de accidentes de tráfico antes del viaje. De lo contrario puede que te encuentres en una situación en la que tengas que estudiar este tema por la vía rápida con una persona que no habla tu idioma, ni simpatiza contigo. Y, como dice la ley de Murphy, tal situación seguramente sucederá en una zona muerta sin Internet.

Hay otra gran regla, a la que me referiré como “la regla #1”: nunca dejes tus objetos de valor a la vista en el coche. Una vez, mis amigos viajaron a Canarias y fueron lo suficientemente descuidados como para dejar una billetera con dinero y dos iPhones en el coche. Por supuesto, sus cosas desaparecieron en un instante.

Caminaron sólo 100 metros y los ladrones ya habían escapado con sus pertenencias. Y aquí hay otra triste historia que me ocurrió en California.

El papel es poder

Un último consejo: no te deshagas de los documentos después de haber terminado tu viaje. Documentos que justifiquen que ‘no hubo quejas de parte de la empresa de alquiler’ pueden serte útiles en caso de tener que disputar un cargo inesperado de € 700 para algunos rasguños en el auto. El recibo de estacionamiento, por ejemplo, ayudará a evitar el doble pago de una multa municipal emitido por error.

No te dejes intimidar por recargos o multas que consideres incorrectas. Hay un pequeño detalle: muchas de las compañías de alquiler de autos son franquicias de grandes cadenas de alquiler. Los alquileres en sí mismos se benefician directamente al multarte, ya que es un flujo adicional de ingresos para ellos por el que vale la pena desplegar algunas trampas explosivas para los clientes.

En caso de disputa legal, te sentarán a hablar con un representante de la empresa de alquiler ‘grande’. Esas personas luchan por mantener la reputación de la marca y buscan retroalimentación positiva de los clientes, por lo que estarán dispuestos a negociar.

El libro seguro

Por supuesto, los procedimientos de alquiler deben completarse con antelación: alquilar un coche en el lugar implicará tener que pagar precios mucho más altos. Además, dado que estamos en el siglo 21, todos los procesos de reserva es mejor hacerlos en línea.

Al alquilar un coche, usted tendrá que proporcionar un número de tarjeta de crédito, sus credenciales de licencias de conducir y sus datos de pasaporte, junto con una gran cantidad de información personal. Tenga cuidado al hacer eso: existen sitios web phishing que imitan las páginas de las principales cadenas de alquiler.

Si algo te hace ruido, no te arriesgues, busca un sitio web de confianza. Con el fin de garantizar plenamente tu pago en línea, prueba la herramienta Dinero Seguro de Kaspersky Internet Security.

Consejos