Guía para sobrevivir a los acuerdos de usuario final

Consejos Privacidad

¿Puedo hacer que te interese leer un documento largo que es jurídicamente vinculante? Solo tardarás unas pocas horas y puede que también necesites una licenciatura en Derecho. ¿No? No eres el único.

A pesar de los muchos años de experiencia, de las divertidas historias (¡jaja! Firmaste para regalar a tu bebé) y de las advertencias, nadie se lee los acuerdos de licencia para el usuario final, es decir, eso que tienes que firmar electrónicamente antes de instalar un software, registrarte en un servicio online o conectarte a una red WiFi. Son declaraciones de transferencia de propiedad que concretan lo que pagas y lo que recibes a cambio.

No puedes culpar a nadie por no querer leer detenidamente estos acuerdos. Son aburridos y, normalmente, muy largos. Hace unos años, la revista Time calculó que, para leerlos, son necesarios 76 días hábiles por año. Pero, al mismo tiempo, no podemos ignorar el hecho de que los acuerdos de usuario son legalmente vinculantes. Si no estás seguro de lo que dicen, tal vez sea mejor no firmarlos.

Te dejamos algunos consejos:

  • Si el acuerdo es corto, por lo menos léelo.

  • Usa una herramienta de análisis como EULAlyzer.

  • No uses el servicio si no tienes que hacerlo.

Por último, todos sabemos que no hay nada gratis, pero de ilusión también se vive. Sin embargo, tendremos que pagar, por lo que, al menos, conozcamos el precio.