Escanear huellas digitales: más rápido, sin contacto y más preciso

Noticias Tecnología

Seguro que ya estás familiarizado con los sensores de huella dactilar, de hecho, lo más probable es que uses uno todos los días en tu smartphone o que te lo hayas encontrado al solicitar un visado, al entrar en un país extranjero o en otro tipo de situación (su uso para confirmar la identidad de un sujeto está muy extendido).

Ya hemos hablado anteriormente de las ventajas e inconvenientes de usar las huellas dactilares como medio identificativo: los beneficios, los riesgos de seguridad, etc. En esta publicación, hablaremos de los métodos para escanear huellas dactilares propuestos por dos empresas durante el Mobile World Congress 2018.

Cómo funciona la identificación mediante huellas dactilares

Las huellas dactilares se pueden recopilar de muchas formas. En general, se coloca un dedo en un sensor que puede, por ejemplo, detectar diferencias en el campo eléctrico de distintas partes del dedo y dibujar una única imagen de las rugosidades. También puede usar una cámara para hacer una foto o emitir ondas ultrasónicas y detectar cómo las refleja la superficie del dedo, lo que permite al software asociado crear un mapa 3D del dedo. Como ves, existen muchas formas diferentes.

Cuando pones el dedo en un sensor para confirmar tu identidad, se recopila la huella dactilar de nuevo y se compara con las imágenes de la base de datos. Si un número de líneas y patrones específicos de la imagen de la base de datos identificada con tu nombre coincide (o casi lo hace) con la imagen que ha generado el escáner, se confirma tu identidad. Podrás desbloquear tu smartphone, entrar en el país o hacer cualquier cosa que estés haciendo y requiera escanear tu huella digital.

La captura de huellas digitales sin contacto

Todos los métodos ya mencionados te obligan a tocar el sensor durante uno o dos segundos y, a veces, te tienes que limpiar el dedo para volver a intentarlo, ya que los escáneres son propensos a fallar. Un escáner capacitivo no detecta dedos húmedos, además, si quitas el dedo demasiado rápido, la cámara y el sensor ultrasónico también pueden fallar. Este método viene muy bien cuando estás usando tu smartphone, pero puede resultar antihigiénico en un sitio en el que se escanean las huellas dactilares de cientos de personas al día, sin hablar de que, en los sitios más concurridos, estos métodos podrían ralentizar el proceso.

En el MWC 2018, la empresa francesa Idemia expuso un nuevo método para escanear huellas dactilares sin necesidad de contacto. Solo tienes que mover tu mano a unos 2 centímetros de la superficie del escáner (si no hay contacto, no hay riesgo de bacterias) y las cámaras empiezan a hacer vídeos en movimiento desde varios ángulos. Luego, un algoritmo de aprendizaje automático genera un modelo en 3D de tus dedos.

Las cámaras solo funcionan en condiciones de luz específicas, por lo que el sistema de Idemia usa luces verdes especiales para iluminar la mano. Lo más probable es que ya hayas visto escáneres similares con cámaras y luces verdes, pero la diferencia reside en que Idemia realiza un modelo en 3D, no una imagen en 2D.

Frente a otros escáneres con una sola cámara que generan una imagen plana, el montaje multicámara y el modelo en 3D de Idemia aporta dos ventajas. La primera es la combinación de velocidad y precisión, ya que las cámaras hacen una docena de fotos cada una (cada vídeo es una secuencia de fotos) y el algoritmo es lo bastante rápido como para procesarlas todas en una fracción de segundo. El resultado es una imagen de alta definición que se genera enseguida. En menos de un segundo se escanea, se procesa y se comparan las huellas digitales de 4 dedos a la vez.

La segunda ventaja es que no hay que tocar nada. Para capturar una buena foto fija, tienes que mantener tus dedos firmes, por lo que hay que presionar contra la superficie del escáner. Pero la grabación de un vídeo te permite olvidarte de la calidad de cada captura en concreto, ya que del análisis y la combinación de datos saldrá una imagen de mejor calidad. Por este motivo, solo tienes que pasar la mano rápidamente por el escáner.

Idemia cree que los escáneres de este tipo pueden ser muy útiles cuando hay que realizar los escaneos de la forma más rápida posible, por ejemplo, en aeropuertos o como método de identificación para entrar a una oficina, para que los empleados no pierdan tiempo haciendo cola en la puerta.

Detectando a un zombi con un escáner de huella digital

A pesar de la calidad de la imagen, los representantes de Idemia han reconocido que este método no es del todo seguro. Por ejemplo, una copia en 3D de una mano bien hecha y detallada puede engañar el escáner de Idemia. Para reforzar la seguridad, los representantes de Idemia sugirieron usar varios factores de identificación a la vez como, por ejemplo, combinar la identificación facial o la de iris con la huella digital. Y, después de todo, seguramente no vayas a usar una mano impresa en 3D en el aeropuerto, donde un par de ojos humanos y un escáner bastarían para delatarte.

Pero hay otro método para detectar un objeto inanimado como una mano impresa en 3D (o una mano muerta, no finjas que no lo has pensado) de la mano de una persona viva. Una empresa china llamada Real iDentity lo presentó en el MWC 2018.

El método es una combinación del sensor capacitivo tradicional y la detección de microgotas de sudor. Los humanos sudamos todo el tiempo, unas veces más y otras menos, pero siempre hay algo de sudor. Si el escáner reconoce el patrón de rugosidades en los dedos y microgotas de sudor, se autentificará a la persona. De esta forma, se evita caer en la trampa de manos impresas en 3D o dedos cortados que, como sabes, no sudan.

Real iDentity no ha revelado el método que usa para detectar las microgotas de sudor. Sin embargo, investigaciones de otras empresas han sugerido el uso de un emisor de rayos X y un fotosensor, además del sensor capacitivo. El sudor humano no solo tiene agua y sal, sino también otros elementos químicos como el potasio, que absorbe rayos X y emite luz, lo que permite diferenciar el sudor del agua y otras sustancias químicas. En teoría, la detección de las microgotas de sudor se puede implementar en un método sin contacto, sin embargo, en la demostración de Real iDentity hubo que tocar el sensor para escanear la huella digital.

Nadie ha probado este método en zombis aún, pero creemos que no sudan, por lo que con este sensor no debería haber problema para distinguir un zombi inteligente de un humano estúpido.

La identificación de huellas digitales es omnipresente

Estas dos tecnologías representan un paso adelante en el reconocimiento huellas digitales. No llegarán a todos los sensores, pero puede que supongan la expansión del uso de la autentificación con huella digital a algunas áreas en las que aún no se haya utilizado. Por un lado, esto puede ser bueno ya que podría agilizar algunos procesos o reforzar su seguridad.

Por otro lado, los inconvenientes de la identificación de huellas dactilares siguen siendo los de siempre: es fácil recopilar huellas dactilares y falsificarlas, aunque las nuevas tecnologías dificultan las falsificaciones. Una vez filtradas, tus huellas no se pueden cambiar, pero una contraseña sí puede modificarse. Dicho esto, lo mejor es usar la biometría como método de protección secundario, complementando otras medidas de seguridad, pero sin remplazarlas por completo.