Nuestros principios en la lucha de las ciberamenzas

Las ciberamenazas se han convertido en un problema global que se extiende más allá de cualquier frontera geográfica. Como compañía de seguridad informática, Kaspersky Lab está decidida a detectar y neutralizar todas las formas de malware, sea cual sea su origen o fin.

Una de las ventajas más importantes de Kaspersky Lab en su lucha contra la ciberdelincuencia es el Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab (GReAT, por sus siglas en inglés), compuesto por los mejores investigadores de seguridad del mundo (Europa, Rusia, América, Asia y Oriente Medio).

Tenemos una política clara con respecto a la detección de malware: detectamos y damos remedio a cualquier ataque de malware ya que, para nosotros, no existe ni el malware “bueno” ni el “malo”. Nuestro equipo de investigación ha participado activamente en el descubrimiento y la revelación de muchos ataques de malware relacionados con gobiernos y organizaciones de estado. A lo largo de los últimos años, hemos publicado investigaciones detalladas sobre Flame, Gauss, The Mask/Careto, Regin, Equation, Duqu 2.0 (algunas de las operaciones de vigilancia en masa patrocinadas por los gobiernos conocidas hasta la fecha). Para documentar estas cibercampañas que han sido investigadas por GReAT, Kaspersky Lab lanzó Targeted Cyberattack Logbook.

No importa el idioma que “hable” la amenaza: ruso, chino, español, alemán o inglés. La siguiente lista de amenazas, descubiertas por el equipo GReAT, muestra la variedad de idiomas utilizados en cada caso:

Sin embargo, el uso de estos diferentes idiomas no implica que se puedan atribuir a ningún país específico. Las pistas de un idioma no son fiables porque pueden haber sido creadas e introducidas deliberadamente en el código del malware para engañar a los investigadores. Por esta razón, no atribuimos las amenazas a ningún país específico.

¿Les ha pedido alguna vez un gobierno que no detecten una amenaza?

No. Para nosotros no existe el malware “bueno” o el “malo”. Tenemos una política clara sobre la detección de malware: detectamos y remediamos cualquier ataque de malware sin importar de dónde proceda.